Anuncios

Macro economía mexicana: ‘Voy viviendo ya de tus mentiras’

1

Por Joel Hernández Santiago*

A quien creerle. Acaso nada más  y nada menos que a nuestros bolsillos y al resultado de nuestro trabajo, si tenemos el privilegio maravilloso de tener trabajo, y a lo que conseguimos con el sudor de nuestra frente y si alcanza o no alcanza para los días que siguen… Esto, naturalmente, es para los que somos de a pie, los de las monedas en la mano para comprar lo más por lo menos… ‘porque no alcanza para más’.

Hay una especie de divorcio irreconciliable entre las cifras macroeconómicas y sus propias contradicciones y la microeconomía, que es la que ocurre a nivel de piso mexicano.

El gobierno federal está empeñado en decir que en México las cosas están rechinando de limpias en su macroeconomía; dicen que México es un país archi confiable y que por eso nos va a caer dinero a raudales en los meses que vienen en forma de inversión extranjera, lo que significará trabajos y derrama económica y casa y comida y sustento…

Pero en unas cuantas horas se nos pasa del color durazno al color del higo morado en lo de la economía nacional y nuestros dineritos. Contradicción de contradicciones en unas cuantas horas nos ensueñan y enseguida nos arrebatan el sueño. ¿A quién darle la razón?:

El presidente de México celebra reuniones de alto voltaje y dice a todo volumen que México es una de las economías más firmes y más confiables de América Latina. Que aquí el orden administrativo es impecable, que nuestras finanzas están en caballo de hacienda y que la ruta que llevamos es la del éxito perenne…

Y se entiende: él quisiera que fuera así. Muchos quisiéramos que fuera así. Pero no es así. O no parece ser así.  Veamos:

Apenas el 2 de julio pasado, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) dijo que México fue la segunda economía con la inflación más alta entre los países miembros de esta institución internacional. Y dijo también que el nivel del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) durante el quinto mes del año fue tres veces mayor al promedio de las naciones integrantes pues rondó el 1.5 por ciento.

El 9 de julio –siete días después-, el mexicanísimo Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) avisó con optimismo que en junio de este año los precios al consumidor disminuyeron 0.06 por ciento y que a tasa anual la inflación bajó a 4.09 por ciento y que con esto ya lleva dos meses a la baja y que…

Pero, el mismo día 9 de julio, en un documento presentado por el Director para América Latina de Moody’s Analytics, Alfredo Coutiño, nos dijo que ciertamente la inflación presentará descenso en los próximos tres meses para acercarse a 4 por ciento y que esto va a generar euforia en el gobierno, pero…

“Esta baja inflacionaria obedecerá al efecto estadístico del alza en la base de comparación en los mismos meses del año pasado, lo cual implica que no habrá mejoría inflacionaria real”. Y que, lo peor: ‘Para fines de año vendrá el efecto contrario por impulso de una depreciación cambiaria’ y que ‘para diciembre la inflación será de 4.5 por ciento’, o más…

El mismísimo día 9 de julio, el presidente de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Luis Téllez Kuenzler dijo que la economía mexicana alcanzará niveles de crecimiento de 3.0 por ciento este año, dadas las cifras económicas positivas que se presentaron en EUA.: “Yo sostengo, como lo sostuvo el gobierno, que vamos a estar alrededor de 3.0 por ciento” y que “las expectativas son favorables en términos de crecimiento y de posibilidades de inversión en la economía…”

Pero, el mismo fatídico día 9 de julio, la OCDE informó que “México perdió impulso sobre su perspectiva económica, luego de que el indicador principal compuesto cayera a su menor nivel en casi dos años (…) México se ubicó –dice el informe- en 99.59 puntos durante mayo de 2013, su menor nivel desde julio de 2011, cuando se posicionó en 99.33 unidades”.

Así que, las perspectivas de crecimiento económico para este año en México oscilan en los casos más optimistas en 3.3 por ciento (Banco Mundial), en tanto que Bank of America-Merril Lynch dice que apenas será de 2.5 por ciento y el gobierno federal tiene el escenario de 3.0 de crecimiento anual.

Y, por su parte, el mero día 9 de julio, el Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó la estimación de crecimiento económico para México de 3.4 por ciento a 2.9 por ciento para el próximo año.  Esta revisión a la baja es una de las más fuertes entre los países que analiza el FMI, según especialistas.

Y así la vida.  ¿Quién tiene la razón? ¿Todos tienen la razón?… Y así la macroeconomía refulgente y diamantina. Y así nuestra microeconomía: “Contigo, pan y cebolla”.

jhsantiago@prodigy.net.mx  Twitter: @joelhsantiago

Anuncios
About el comunista (64090 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: