¿Juventud, divino tesoro?

Feria-del-empleo

Creado por Joel Hernández Santiago.*

Las filas son enormes. Están desde la madrugada. Quieren conseguir un buen lugar para terminar pronto el trámite en los módulos que se han colocado en distintos espacios abiertos de la capital de México, ya en parques públicos o en jardines o en explanadas del Metro.

En ellos se recibe la documentación de los muchachos que buscan trabajo. Son miles si se suman los diferentes puestos de registro y millones de ellos que están a la expectativa de conseguir un trabajo…cualquier trabajo… La promesa de gobierno es conseguírselos… o por lo menos intentarlo…

Apenas afuera del metro Insurgentes, durante la semana pasada que duró la convocatoria, la fila era interminable. En ella se veía a muchachos en edad productiva, muchachos serios que resguardaban su documentación y su curriculum vitae como un tesoro; que acaso bromeaban de forma tenue entre ellos pero que, en realidad, con mucha seriedad intentaban ser uno de los que sí conseguirán trabajo ¿en dónde? No lo saben. Nadie lo sabe.

Algunos, muy seguramente están en la escuela o ya la terminaron pero que no consigue trabajo por las vías de contratación directa ya en las oficinas de gobierno o en la empresa privada… Un grupo de ellos dice que lo han intentado de todas formas, han acudido en los tiempos dispuestos, han mostrado calificaciones, demuestran disposición, cumplen con los requisitos… Pero no: no hay trabajo… o si, pero siempre “exigen experiencia”… “¿Y cómo vamos a adquirir esa experiencia?”

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) al término de 2012 hay en México 31 millones de jóvenes de 15 a 29 años de de edad. De estos el 51 por ciento son mujeres y el 49 varones.  Y según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, durante el primer trimestre de 2013, de ese porcentaje se desprendió que 22 por ciento de estos jóvenes pertenecen al estrato socioeconómico bajo; 50 por ciento al medio-bajo; 21 por ciento al medio alto y el 7 por ciento al alto. La estratificación socioeconómica es más que evidente.

A todo esto, se encontró que en este universo juvenil los homicidios son la principal causa de muerte, el segundo son los accidentes de transporte. Que han venido creciendo las muertes por tumores malignos y suicidios. En este último caso, en el último caso, en 2011 ocurrieron 2,491…

Y más: la tasa de desocupación en este sector es extremadamente alta: los muchachos de 15 a 19 años son el 10.1% y los jóvenes de 20 a 24 son el 9.2%. Y si bien muchos tienen empleo, gran parte de ellos (44.8%) ya con estudios profesionales, trabaja en actividades que no tienen que ver con su carrera y en posiciones extremadamente precarias y muy bajos salarios. El 62.6 por ciento de los jóvenes mexicanos está ocupado en actividades informales, lo que se agrava cuando la escolaridad es menor… (v. José Guadarrama. El Universal, agosto 11 de 2013)

Un mundo trágico para ellos. Sobre todo porque el presente es difícil y el futuro es incierto para todos, pero sobre todo para quienes miran al mañana con expectativas, con ganas de entrarle al toro de la competencia y el desarrollo individual y colectivo… Y las noticias no son nada halagüeñas.

A principios de este año, a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) le quedaba claro: ‘México enfrenta una crisis de empleo para los jóvenes entre 14 y 29 años de edad –que en el país representan 32 millones-, de los cuales casi seis millones se encuentran en la informalidad y el 21 por ciento del total no están registrados como empleados ni como estudiantes…  y –para contrarrestarla, dice OIT—se requiere un esfuerzo conjunto, pues no sólo con una reforma laboral se superará el problema”.

Es un error considerar a estos muchachos como “ni-nis”, fórmula española para caracterizar a los muchachos españoles que ni trabajan ni estudian. No. El problema es distinto acá porque estos muchachos en su mayoría quieren estudiar, pero no hay espacio para ellos; quieren trabajar, pero no lo hay. No son jóvenes que estén en la expectativa del nada hoy y nada mañana: si son muchachos que intentan involucrarse seriamente en las actividades propias de su edad, pero un modelo de desarrollo trágico genera su tragedia…

El gobierno mexicano atiende con mucho rigor la parte política de su mandato. Intenta consolidar un gobierno reformista. Pero la parte social está al abandono y poco a poco se convierte en una bomba de tiempo que podría generar conflictos que podrían salirse de control. Ojalá no. Aun hay tiempo de atender los focos que ya están en ámbar.

Por lo pronto conviene que atienda el problema de los jóvenes desempleados y sub ocupados o en la informalidad. Ciertamente la empresa privada genera empleos. Hay que impulsar que estos sean los apropiados, bien pagados y con vísperas de futuro. El abuso y el esclavismo deberán ser castigados…  

El gobierno federal, o estatales o municipales, asimismo, generan trabajo y son los muchachos –hombres y mujeres-  los que tienen el derecho de ocupar posiciones en donde “la recomendación y el amigo” den paso a una selección rigurosa de empleados y servidores públicos libres de contaminantes y dispuestos a construir lo que sigue…; pero ¿qué sigue?…

*joelhsantiago@prodigy.net.mx Twitter: @joelhsantiago  

 

 

 

 

About ELCOMUNISTA.NET (79128 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

2 Comments on ¿Juventud, divino tesoro?

  1. EN LOS PAÍSES CIVILIZADOS A SU JUVENTUD BIEN PREPARADA LE TIENEN TANTA CONFIANZA QUE LE LE LLAMAN «EL BONO DEMOGRÁFICO»; MIENTRAS QUE EN MÉXICO…,

  2. Margarita Del Puerto // agosto 22, 2013 en 10:20 pm //

    no creas mi querido amigo q todo lo q brilla es oro en este paiz tambien tiene problemas de desempleo y peor en el PASO TX aqui simpre hay desempleo si bien es cierto q la mano calificada se va a otros estados aqui no hay porvenir para nadie no solo es el desempleo si no los bajos salarios y los altos impuestos el monopolio de las empresas de servicios como la de la luz en donde si escarbas un poquito veras q es el lugar en donde se paga mas por el servicio y asi susesivamente telefono cell todo es mas caro en esta Cd y los impuestos te comen M

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: