Pacientes con cáncer denuncian retrasos en las ambulancias intrahospitalarias

2

Hasta 4 horas diarias han tenido que esperar para que una ambulancia les lleve de vuelta a su hospital, después de haber sido tratados en otro centro. El servicio está en manos de varias empresas privadas.

Trabajadores y pacientes aseguran a la Cadena SER que los retrasos son diarios y frecuentes. La Consejería de Sanidad asegura que es «falso que sean retrasos generalizados», aunque sí reconocen que ha habido incidencias significativas, hasta el punto de que la empresa privada encargada del servicio, Alerta, se ha comprometido a poner los medios suficientes para que esos retrasos no se vuelvan a repetir.

Entre los servicio que se han privatizado en Madrid en los últimos años también está el ‘transporte sanitario no urgente’, es decir, las ambulancias que llevan a los pacientes de uno hospital a otro, un servicio que desde hace más de 2 años están en manos de varias empresas privadas.

La Cadena SER en Madrid ha podido constatar las denuncias de algunos pacientes y trabajadores que aseguran que este servicio no funciona adecuadamente. «Hay retrasos diarios en la hora de recogida de los pacientes a sus centros, las ambulancias llegan a tardar varias horas», explican a la ser algunos de los empleados relacionados con este servicio, que prefieren guardar su anonimato.

El ejemplo concreto lo tenemos en el Hospital Infanta Leonor (Vallecas). En este centro, no hay unidad de radioterapia. Por eso, cuando un oncólogo prescribe a sus pacientes una sesión de radioterapia (una de las terapias oncológicas más empleadas en el tratamiento de los tumores malignos), el médico tiene que solicitar que una ambulancia lleve a diario a su paciente a un centro donde sí cuenten con esa técnica.

En estos casos, los pacientes del Hospital Infanta Leonor son derivados al Hospital Gregorio Marañón. Es decir, a diario, tienen que recorrer 10 kilómetros en ambulancia. El servicio lo presta el SUMMA a través de uno de uno de sus vehículos, pero gestionado por una empresa privada, llamada  Alerta.

Las ambulancias recogen a los pacientes, y les lleva todos los días, «con el riesgo que eso supone», dicen los pacientes.

El caso de Agustín

«A mi hermano podrían haberle ingresado directamente en el Gregorio Marañón los cinco días que dura el tratamiento, pero no hay camas. Por eso, la alternativa es ir y venir todos los días en ambulancia. Pero eso afecta a la salud de mi hermano, en cada viaje, físicamente lo pasa muy mal porque tiene cáncer de pulmón», nos cuenta José Pablo Prieto, hermano de Agustín.

Desde la sala de espera de la unidad de oncología del Hospital Gregorio Marañón, José Pablo nos confiesa que lo peor para su hermano no sólo son los baches, también es la larga espera. «Ha llegado a esperar más de tres horas a que le recogiese la ambulancia. Tres horas esperando cuando el tratamiento de radioterapia sólo dura 10 minutos. Uno de los días, la espera fue tan larga que se le llegó a consumir la bombona de oxígeno que tenía, tuvieron que ponerle otra».

Una espera diaria de entre una y tres horas, que hemos compartido con Agustín, en pijama, y en un butacón de la sala de espera del hospital.

Tanto los propios empleados, como el resto de pacientes nos aseguran que «estos retrasos no son casos aislados«, se vienen repitiendo, dicen, desde hace meses. «A mi madre le ha pasado lo mismo, ha llegado a espera más de cuatro horas, y la ambulancia no venía a recogerla», explica Juan Carlos, madre de otra paciente de la unidad de radioterapia de este hospital.

Pero los retrasos no son el único problema que se han encontrado los pacientes. También han detectado otro patrón común, «en las ambulancias sólo va el conductor, es decir, nunca se presentan con un acompañante«, un requisito obligatorio, según se recoge en el decreto de ‘características técnico-sanitarias de los vehículos-ambulancia residenciados en la Comunidad de Madrid para el transporte sanitario terrestre’.

Sanidad habla de casos aislados

La Consejería de Sanidad reconoce los retrasos en el caso de Agustín Prieto, pero hasta ahí, porque aseguran que se trata un caso aislado. Desde el SUMMA aseguran a la Cadena SER que «es falso que se hayan producido retrasos generalizados», sólo admiten casos puntuales como el de Agustín.

Sanidad achacan los retrasos a un incremento general de traslados de pacientes, y casualmente el día en el que Agustín más tuvo que esperar, «coincidió con el día del mes en el que más traslados hubo, 4.614 pacientes».

Con todo, desde el SUMMA piden disculpas por la incomodidad de la espera, «nos hemos puesto en contacto con la empresa Alerta, que se ha comprometido a poner todos los medios para que esto no se vuelva a repetir».

Agustín Prieto murió el pasado domingo

Agustín murió sólo unos días después de haber recibido este tratamiento de radioterapia, el propio Agustín quiso que su caso sirviese para «evitar que otros pacientes tengan que pasar por lo que yo he pasado».

About ELCOMUNISTA.NET (69417 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: