El ejemplo de Gamonal

1

Por Carlos Galeón.

El caciquismo, esa secuela decimonónica que la dictadura permitió seguir viva y que es más un fenómeno de tipo rural, ha demostrado que también existe en las capitales de provincia, si se alía con la corrupción política.

Burgos, una ciudad que no ha evolucionado ni crecido, conservadora, sin apenas industria ni población inmigrante, y en la que los jóvenes se ven obligados a emigrar para poder trabajar si quieren un futuro, ha tenido el precio de vivienda más caro de Castilla-León y uno de los más caros de España, gracias a esta mezcla de cacique corruptor y político corrupto.

El constructor y dueño del periódico El Diario de Burgos, aparte de otros negocios, Miguel Méndez Pozo, Michel para los amigos, y que ya había pasado por la cárcel (dónde estuvo solo nueve meses de los siete años y tres meses a que fue condenado) y amnistiado por su amigo Aznar, se había empeñado en quitar el aparcamiento gratuito a los vecinos de Gamonal, y les quería hacer un bulevar, que en estos momentos nadie quería salvo él.

Pero por primera vez, se ha encontrado con una revuelta popular que nadie esperaba. Los vecinos se han lanzado a la calle, y a pesar de los refuerzos policiales, las cargas, las detenciones y las falacias de la prensa conservadora y la de Burgos, propiedad del amigo Michel, han aguantado hasta que han logrado que las obras se paralicen, y según comunican, no permitirán que se reinicien sin su permiso y con consenso, pues el barrio, uno de los más castigados por la crisis necesita más servicios sociales que aparcamientos que no pueden comprar y un bulevar que tampoco les sirve para nada.

El miedo del gobierno ahora, es que cunda el ejemplo de estos ciudadanos burgaleses que han demostrado que solo luchando en la calle es cómo se consigue que se respeten los derechos de la ciudadanía, y que del mismo modo que ellos desplazan la represión de una a otra provincia, se vaya desplazando el ejemplo burgalés y se vayan dando cuenta todos, que si quieren luchar por volver a recuperar su soberanía, solo desde la calle lo podrán conseguir.

Creyendo que el caciquismo

y su fruto, el cacique,

era un ron, o un alfeñique

más propio del feudalismo,

se ha visto con extrañeza

que aún tenga gran fortaleza

si se alía en su acción

con la sacra corrupción.

 

Y no en ambiente rural,

sino que dentro de un burgo

donde del modo más burdo,

pues no es su ambiente habitual,

ha obrado su potestad

sobre la comunidad

sin haber sido elegido,

mas comprallos ha sabido.

 

Es este, un constructor,

que por chirona ha pasado

pero pronto fue indultado,

haciéndose instructor

de su buen amigo Aznar,

y luego de con él graznar,

lo dejó para ir creciendo

en lo que ya estaba haciendo.

 

El tiempo que pasó en chirona

hizo buenas amistades

 creando al salir sociedades

para aquella vasta zona

repartiéndose el chanchullo

merecedores del trullo,

en toda quiebra presente,

siempre cual deudor del ente.

 

Como Burgos es su plaza

y su alcalde le obedece

haciendo lo que establece

pues es su coto de caza,

quiso que en El Gamonal,

y por cuestión personal*,

levantar un bulevar

y al barrio el parking llevar.

 

Pasó lo que ha de pasar;

que el barrio entero se echó

porque no se le escuchó,

a la calle, a retrasar

obras que ellos no querían

mientras de otras carecían

siendo estas tan necesarias

cual pagas extraordinarias.

 

El gobierno, tan atento

a todas estas cuestiones,

dio raudo sus soluciones

mandándoles muy contento

más de cien antidisturbios

de otros ajenos suburbios,

que como a nadie aporreaban

estaban ya que rabiaban.

 

Y para allí los mandaron

a ir porrazos atizando,

forma de ir solucionando

los problemas, que heredaron

de su pasado franquista

y de su actual reconquista

del uso de viejos modos

y de enfangarse en los lodos.

 

Mas resulta que encontraron

resistencia no esperada,

que el pueblo a una llamada

contra el poder se enfrentaron

varios días resistiendo

y en su actitud insistiendo,

pues que en teniendo razones

a otros les caen los calzones.

 

Medios de incomunicación

propios de extrema derecha,

dieron ya como cosa hecha

que tan desorbitada acción

era de la extrema izquierda,

suposición que tan lerda

quedóse asaz demostrada

por gente que fue apresada.

 

Todos del burgo vecinos,

ni en partido militante

de ideología aberrante,

solo había desatinos

en las injurias soltadas

y en corruptas alcaldadas

que se deben de frenar

si quieren la paz lograr.

 

Burgos nos ha permitido

ver que solo con la acción

se logra la aprobación

de lo que nos es querido

y lo que nos han robado,

que el ejemplo ya está dado

tan solo falta el seguillo

para poder conseguillo.

 

 

 

 

About el comunista (69128 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: