Anuncios
ÚLTIMA HORA:

Los empresarios de Rumania reaccionan a la subida del salario mínimo echando trabajadores

Los empresarios rumanos han reaccionado a la subida del salario mínimo por el gobierno rumanos cerrando fábricas o despidiendo a parte de los trabajadores. Todo ello, a pesar de que la subida no ha cambiado la situación de los asalariados rumanos, que siguen recibiendo por su trabajo un pago casi ridículo. Por supuesto, los medios de propaganda del capital justifican las medidas de los patronos y echan la culpa de la situación al gobierno..

Un vallekano en Rumania / Un vallekan în România

La subida aprobada por el ejecutivo Grindeanu a partir del 1 de febrero supone el aumento del salario mínimo en un 16%, de 1.250 lei brutos (275 euros) a 1.450 (320 €). Es decir, el salario mínimo se queda en apenas 250€ netos. Aun así, los empresarios rumanos, sin cortarse un pelo, consideran la medida exagerada y amenazando con cerrar las fábricas.

Uno de los sectores donde los empresarios son más “afectados” por la medida es el textil, donde los salarios son, en general, especialmente bajos. La revuelta en los despachos de las empresas textiles ha empezado y algunos han empezado a echar a sus trabajadores. Por ejemplo, una de las más importantes empresas del sector en Rumania, la británica Alison Hayes (1400 empleados en todo el país), ha decidido cerrar su fábrica de Urziceni, en las cercanías de Bucarest, echando a sus 350 trabajadores. Su explicación es la “enorme” subida del salario mínimo.

Lo mismo ha sucedido, o se amenaza con ello, en otras localidades rumanas, donde el sector textil es importante. En director de Mopiel, en Ramnicu Sarat, una de las zonas más pobres del país, explica que el 70% de sus trabajadores cobran el salario mínimo, tanto en la producción como en las ventas (aunque en este caso se puede aumentar con las comisiones). Después de hacer esta descripción de las condiciones miserables de sus trabajadores, no tiene tapujos en quejarse por la medida del gobierno de subir el salario mínimo en unos pocos euros.

Mientras tanto, la subida del salario mínimo no va a cambiar demasiado el panorama desolador, sobre todo teniendo en cuenta que las empresas van a aprovechar la medida para despedir y apretar a aún más las tuercas a los trabajadores que continuen contratados. Así, el  Ministerio de Trabajo de Rumania publicó a finales del pasado año la estructura salarial de Rumania, cuyos datos denotan la enorme desigualdad que existe en el panorama laboral rumano, en el que, mientras un 47% de los asalariados recibe menos de 300 euros brutos por su trabajo (un 24% sobrevive con menos de 200), solo un 8% recibe más de 500 euros netos al mes.

Por otro lado, los rumanos son los trabajadores que más horas trabajan de entre los europeos. Las estadísticas muestran que están 450 horas más en su puesto de trabajo que, por ejemplo, los franceses, pero es conocida la “especial” situación de los trabajadores del sector textil, donde las fábricas de confección que trabajan para las multinacionales extranjeras imponen un horario de trabajo particularmente intenso, mientra son pagados con salarios ridículos, muchas veces inferiores al salario mínimo legal ( parte del salario mínimo se da en tickect de comida o en otros bonos).
Anuncios

Categorías

Acerca de el comunista (68321 Artículos)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: