Anuncios
ÚLTIMA HORA:

La difícil experiencia de visitar las Islas Malvinas siendo argentino

Del 11 al 18 de marzo un grupo de argentinos visitaron las australes Islas Malvinas, cada uno por diferentes motivos, Sputnik, que acompañó la visita, preguntó a los viajeros cómo fueron recibidos por los habitantes del archipiélago reclamado por Argentina y ocupado por Gran Bretaña desde fines del siglo XIX.

“Al llegar me sorprendió la cantidad de banderas británicas que había en autos, casas y locales. A medida que pasaron los días nos fuimos enterando que las habían puesto para recibir al contingente de argentinos. Les agarró una fiebre de demostrar que esas islas eran suyas. Cada 40 metros nos lo hacían saber”, dijo Diego Morello, periodista y locutor de varios medios de la localidad de Pergamino, en la provincia de Buenos Aires.

El contingente incluyó a excombatientes de la guerra de 1982, civiles, atletas e integrantes de la Comisión por la Memoria de la provincia de Buenos Aires, representada en esta ocasión por personalidades como el activista de derechos humanos Adolfo Pérez Esquivel (Premio Nobel de la Paz en 1980), y la fundadora de la organización Madres de Plaza de Mayo, Nora Cortiñas.

Para Juan Terranova, quien estuvo en Malvinas como turista, aunque es escritor y periodista especializado en el Atlántico Sur, la visita argentina a las islas que los británicos llaman Falkland es un “tema delicado”.

“Noté que era bienvenido que hablara en inglés”, porque “había algunos resquemores si uno lo hacía en español”, dijo Terranova.

“El momento más complicado del viaje fue en el aeropuerto, ya de regreso, cuando nos revisaban las valijas y una mujer le exigió a un grupo de argentinos que hablaran en inglés, como si fuera una obligación”, recordó.

Sin embargo, según Terranova, no todos los isleños se expresaron de la misma manera.

“Hay radicales, pero no son la mayoría; conocí a muchos isleños sin malas intenciones, pero es cierto, todavía quedan quienes siguen recordando la guerra e insistiendo en que los argentinos son malvados, algo ridículo”, explicó.

Las calles de Puerto Argentino (Stanley para los ingleses), fueron escenario de esa contienda.

“Algunos locales habían colgado mensajes donde decían que mientras nosotros siguiéramos reclamando soberanía sobre “sus islas” ellos no iban a dialogar, y que no éramos bienvenidos. Había una casa con un cartel con el símbolo de “Fuck You Argentina” y otro que decía “Out Argentina”. Era chocante encontrarse con eso”, indicó Morello.

El periodista bonaerense Morello cubrió el ‘Desafío Atlántico Sur’, una competencia de natación celebrada el 15 de marzo, de la que participaron 49 deportistas con la intención de llevar un mensaje de paz.

“Antes de la carrera, las autoridades de las islas dijeron estar abiertas a recibirlos, pero una vez que arribaron comenzaron las excusas”, describió.

Por ejemplo, los nadadores fueron informados de que uno de los requisitos para que se realizara la competencia era contar con un barco para controlarlos durante el recorrido.

“Pero nadie les alquilaba embarcaciones a los argentinos; por un lado les decían que vinieran, pero luego no era posible”, señaló Morello.

Pero la suerte estaba del lado de los atletas argentinos.

“Algunos integrantes de la delegación habían conocido a dos belgas y un francés en Mar del Plata (este argentino) que tenían un velero; los llamaron y éstos aceptaron ir” y de este modo “se pudo realizar la competencia”, agregó.

Al enterarse los malvinenses de la asistencia brindada, le pidieron al dueño del barco que se moviera del sitio donde estaba porque necesitaban ese lugar, “lo cual era mentira”, dijo Morello.

“A eso le sumaron una renta de 10 libras por día por estar amarrado al puerto, cuando le habían dicho que era gratuito; por fin uno de los encargados le dijo al capitán que le cobraban porque estaba con los “bastardos argentinos”, relató el periodista.

Terranova observó que algunos isleños estaban “muy nerviosos porque saben que están en un lugar que no les pertenece” y la presencia “de una persona tan importante como Adolfo Pérez Esquivel los hizo poner en guardia, pero en ningún caso creo que la comunicación sea imposible”.

Para él, ir a las Malvinas fue una “experiencia única” y dijo sentirse “muy gratificado de haber viajado”.

“Pero no me gusta que las autoridades de las islas sean tan extremas. En el (diario local) Penguin News salían notas de una incomprensión muy grande hacia las visitas que estaban teniendo”, observó.

“Este sitio es una frontera única como ya no existen en el mundo, una frontera colonial”, concluyó.

Argentina reclama la soberanía de las islas Malvinas desde que Reino Unido las ocupó en 1833.

La guerra de abril de 1982, que concluyó con la derrota para Argentina y que provocó la muerte de 1.000 soldados de ambos bandos, conllevó que Londres siguiera manteniendo el control del archipiélago desde entonces.

Sputnik Novosti

Anuncios

Categorías

Acerca de el comunista (60515 Artículos)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: