Anuncios
ÚLTIMA HORA:

Voluntarias rusas entregan su vida a los mayas de Guatemala

En un remoto pueblo de Guatemala, Chuinahtahuyup, la clínica benéfica Health&Help, fundada por dos voluntarias rusas, atiende a unos 20.000 pacientes de la zona. Para la gran mayoría de los lugareños esta es la única ayuda a la que pueden aspirar.

Hace dos años Victoria Válikova, una joven médica rusa especializada en enfermedades infecciosas, se propuso el reto de construir una clínica benéfica en Guatemala. Para entonces, la médica rusa, procedente de Ufá (a 1.400 km al sureste de Moscú), ya había trabajado en Guatemala y conocía la precaria situación en el sector sanitario en el país centroamericano.

La clínica Health&Help en Chuinahtahuyup, Guatemala. Fuente: Archivo personalLa clínica Health&Help en Chuinahtahuyup, Guatemala. Fuente: Archivo personal

“Los indígenas no reciben ayuda médica”

Victoria estudió medicina en Rusia, después estuvo estudiando y trabajando en el Instituto de la Medicina Tropical de Amberes (Bélgica). Desde Europa se fue a trabajar a Guatemala para una organización belga.

Clínica benéfica rusa en Guatemala. Fuente: Archivo personalClínica benéfica rusa en Guatemala. Fuente: Archivo personal

“Allí vi que las cosas iban muy mal en Guatemala. El índice de los niños que pasan hambre es uno de los más altos del mundo, el sistema estatal de salud no funciona, además hay mucho racismo, no se respetan los derechos de los pueblos indígenas. Casi no reciben ayuda médica”, cuenta Victoria a RBTH.

La doctora Victoria Válikova llama a sus pacientes. Fuente: Archivo personalLa doctora Victoria Válikova llama a sus pacientes. Fuente: Archivo personal

Cómo se construyó la clínica

Al volver a Rusia Victoria conoció a la que poco después de convirtió en su mano derecha, Karina Bashárova. Juntas decidieron construir una clínica benéfica en Guatemala y empezaron a reunir dinero procedente de donaciones. Según Victoria, el dinero llegó de patrocinadores particulares rusos, de empresas estadounidenses y guatemaltecas. “Mientras estábamos construyendo la clínica nos ayudaba todo el mundo. Incluso traían comida para los voluntarios, traían puertas para el edificio, etc.”. 

Los médicos de la clínica benéfica Health&Help en Guatemala. Fuente: Archivo personalLos médicos de la clínica benéfica Health&Help en Guatemala. Fuente: Archivo personal

Las mismas empresas y patrocinadores siguen ayudando a la clínica para abastecerla con los fármacos y el dinero.

“A veces nos donan medicamentos. Hay una clínica benéfica estadounidense en Honduras, desde allí nos han mandado muchos medicamentos. Cuando vienen los médicos voluntarios rusos también traen todo tipo de fármacos”, comenta Victoria.

Pacientes esperando su turno en la entrada a la clínica. Fuente: Archivo personalPacientes esperando su turno en la entrada a la clínica. Fuente: Archivo personal

“Por ejemplo, hace poco vino un médico ruso Serguéi, – cuenta Victoria, – y trajo la insulina. Aquí la insulina es muy cara en las farmacias, la población indígena no puede permitirse el lujo de comprarla”, lamenta la médica.

Un paciente sale de la consulta. Fuente: Archivo personalUn paciente sale de la consulta. Fuente: Archivo personal

De hecho, la clínica Health&Help ha elaborado un programa para familializar a la población local con la diabetes. “Muchos no saben que están enfermos, otros lo saben pero no tienen tratamiento, algunos no saben ni cómo usar la insulina. Nuestra clínica es el único centro en esta zona que explica a la gente cómo es esta enfermedad y ayuda a tratarla”, señala Victoria.

Victoria Válikova atiende a una paciente indígena en la clínica. Fuente: Archivo personalVictoria Válikova atiende a una paciente indígena en la clínica. Fuente: Archivo personal

“Aquí pasa de todo”

La clínica atiende a 20.000 pacientes que viven en el pueblo Chuinahtahuyup y sus alrededores. Los médicos reciben entre 35 y 40 personas al día. La atención sanitaria en este centro es gratuita, pero a los mayores de edad se les pide una donación de un dólar (en caso de que la persona disponga de este dinero). Para las mujeres embarazadas, los niños y los mayores la atención médica es totalmente gratuita.

Las doctoras rusas atienden a un joven indígena. Fuente: Archivo personalLas doctoras rusas atienden a un joven indígena. Fuente: Archivo personal

“Aquí pasa de todo. Ha habido casos muy tristes. Hace una semana nos trajeron a un niño muerto, Llevaba una hora y media muerto, pero los padres no lo sabían. El chico se atragantó y nadie supo ayudarle. Nadie sabe aquí qué hacer en este tipo de situaciones. Nosotros tratamos de educar a la gente en este sentido”, comenta Victoria.

Victoria Válikova atiende a un niño. Fuente: Archivo personalVictoria Válikova atiende a un niño. Fuente: Archivo personal

Aparte de Victoria y Karina, la clínica cuenta con los médicos voluntarios de diferentes países: Guatemala, Inglaterra, EE UU y otros. Según Victoria Válikova, algunos se quedan un par de semanas, otros pasan un par de años aquí. Pero Victoria no se imagina su vida fuera de este lugar.

“Conozco muy bien este país. Estoy enamorada de Guatemala”.

Las pacientes indígenas salen de la clínica. Fuente: Archivo personalLas pacientes indígenas salen de la clínica. Fuente: Archivo personal

Para más información pulsa aquí.

rbth

Anuncios

Categorías

Acerca de el comunista (63995 Artículos)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

1 Comentario en Voluntarias rusas entregan su vida a los mayas de Guatemala

  1. Reblogueó esto en EL TÁBANO.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: