Anuncios
ÚLTIMA HORA:

¿Qué viene después de la elección Constituyente en Venezuela?

La elección de una Asamblea Nacional Constituyente en Venezuela con la abstención del casi 60 por ciento del padrón electoral, según cifras oficiales, puede marcar el comienzo del fin de la Quinta República que se inauguró con la Constitución de 1999 impulsada por el entonces presidente Hugo Chávez (1954-2013) y el inicio de un proceso aún incierto.

Por Magda Gibelli*

“Viene lo que se ha dado a llamar la fase asamblearia, la instalación de la Asamblea, la toma de decisiones constituyentes y luego la aprobación por el pueblo de todas esas decisiones que ahí se tomen”, dijo a Sputnik el jurista Hermann Escarrá, electo el domingo y también corredactor de la Carta Magna de 1999.

La investidura de los 545 miembros de la constituyente, descrita por el también electo Héctor Rodríguez como un “suprapoder”, se llevaría a cabo el miércoles, luego de que el martes se elija a ocho delegados indígenas.

Otro electo para esa asamblea, el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, convocó a sus seguidores a Caracas para ese acto.

Desde filas del PSUV se afirma que Cabello y la esposa del presidente Nicolás Maduro, podrían presidir el nuevo órgano.

Éste comenzará a funcionar en el Salón Elíptico del Palacio Legislativo, frente al recinto donde sesiona la Asamblea Nacional (parlamento unicameral de mayoría opositora), atada de manos por sucesivas decisiones de los poderes Judicial y Ejecutivo.

El Palacio Legislativo se convirtió en el último año y medio en escenario de choques e incluso de un par de asedios, con seguidores del oficialismo armados ingresando al recinto y disparando y golpeando a diputados.

PLAZOS DE LA CONSTITUYENTE

Una pregunta que se hacen muchos es cuánto tiempo sesionará la constituyente.

Los plazos “no están definidos porque se discute por tema y hay algunos más complejos que otros, y no se le puede poner tiempo al debate, pero sí debe hacer con la mayor celeridad posible”, dijo a Sputnik la abogada y conductora del programa Leyes del Pueblo, María Alejandra Díaz.

El abogado y corredactor de la Constitución de 1999, Freddy Gutiérrez, criticó esta indefinición.

“Las bases comiciales son absolutamente inconsistentes, allí no se estableció ningún lapso para sesionar desde el momento de la instalación hasta el momento conclusivo de la Asamblea Nacional Constituyente, en ese sentido, puede ser ad infinitum, sin límites de tiempo, y eso es un disparate”, expuso.

Gutiérrez reconoció que la constituyente de 1999 tampoco tuvo un plazo definido.

“Pudiese haber un lapso o no, pero debe haber una estimación en la base comicial, lo que no es posible es que no haya estimación alguna; es una trampa, no se trata de un acto jurídico formal, sino de una jugada del Gobierno que es incompresible para cualquier República del planeta”, dijo a esta agencia.

Gutiérrez, profesor de la Universidad Central de Venezuela y miembro de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos entre 2003 y 2008, recordó que en 1999 la constituyente se instaló luego de un referendo consultivo, tuvo 131 miembros y redactó en tres meses una nueva Constitución, sometida luego a un referendo constitucional.
“Ese es el único precedente que tenemos”, concluyó.

REFORZAR LA CONSTITUCIÓN

Un proceso constituyente puede modificar la estructura del Estado y el ordenamiento jurídico y hasta refundar los poderes públicos.

Escarrá cree que el principal cometido ahora es apenas reforzar la Carta Magna vigente.

“No se trata de modificar los elementos esenciales de la Constitución del 1999, sino de ampliar, de agregar, de incorporar una serie de temas”, expresó.

Eso es, precisamente, lo que más preocupa a Gutiérrez.

“Se ha entrado en unas paradojas increíbles, porque se dice que se harán unos retoques a la Constitución; si se van a hacer unos retoques sencillamente se pudo apelar a una reforma, que es una manera de protección constitucional, pero jamás a una asamblea constituyente”, explicó.

LA SUERTE DEL PODER LEGISLATIVO

Entre los primeros decretos de la constituyente de 1999 estuvo el acto constitucional que reguló las funciones del Congreso, para evitar el choque de dos cuerpos que coincidirían en funciones legislativas.

“Lo que se hizo fue que se firmaron unas actas, y el Congreso siguió funcionando por un lado y por el otro la Asamblea Constituyente, incluso en cámaras que solo las distanciaban menos de 10 metros”, rememoró Escarrá.

El constituyente electo Héctor Rodríguez cree “que a esta constituyente le toca recorrer prácticamente el mismo camino”.

Pero la Asamblea Nacional tiene sus facultades paralizadas desde mediados de 2016, cuando el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) la declaró en desacato y sostuvo que son nulas e írritas todas sus acciones.

Sin embargo, Rodríguez aseguró que el Poder Legislativo no será eliminado y podrá retener algunas competencias con la condición de que reconozca al TSJ, pese a que el domingo el presidente Nicolás Maduro dijo que que una de las principales tareas de la constituyente será retirar la inmunidad a legisladores opositores.

DESTITUCIÓN DE LUISA ORTEGA

Otro asunto primordial será la transformación del Ministerio Público (fiscalía general), sobre cuya titular Luisa Ortega pesan amenazas de destitución proferidas por varias figuras del oficialismo.

El alcalde de Caracas y miembro del comando de campaña oficialista, Jorge Rodríguez, sostuvo en una rueda de prensa la noche del domingo que Ortega ya era una “ex fiscal”.

Luisa Ortega se convirtió en una figura polémica para el oficialismo desde el 31 de marzo denunció que existía una ruptura del orden constitucional.

Héctor Rodríguez aclaró que no todas las decisiones de la constituyente serán refrendadas por voto popular.

“Tiene los actos constitucionales, los decretos constitucionales, las leyes constitucionales y el referendo constitucional, que es al que se somete el texto final que pudiera modificar la Constitución, (mientras) los otros tres: actos, decretos y leyes, son previos al referendo constitucional, no se someten a referendo y son actos de legislación y de Gobierno”, sostuvo.

La polémica elección se llevó a cabo el domingo con el 41,5 por ciento de participación, según cifras oficiales.

Con una abstención de casi el 60 por ciento y sin candidatos de la oposición, que llamó a boicotear el proceso, los 8.089.320 de sufragios declarados por las autoridades constituyen un caudal inusitadamente elevado para el oficialismo.

En las elecciones presidenciales de 2012, Chávez obtuvo 8.191.132 votos (55 por ciento), mientras Maduro fue elegido en 2013 con 7.505.338 sufragios (50,6 por ciento).

En la siguiente elección nacional de diciembre de 2015 el oficialismo perdió la mayoría de la Asamblea Nacional con 5,6 millones de votos (40,9 por ciento), frente a los 7,7 millones (56,2 por ciento) de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Ahora, la MUD cree que los resultados del domingo son fraudulentos, pues alega que no más de tres millones de ciudadanos salieron a votar en una jornada en la que murieron 10 personas.

La MUD llamó a mantener las manifestaciones en las calles y a no reconocer la constituyente.

*Sputnik Novosti

Anuncios

Categorías

Acerca de el comunista (65922 Artículos)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: