Anuncios
ÚLTIMA HORA:

Merkel y Macron quieren dar el portazo a Turquía

Los gobiernos de Alemania y Francia, dos de los países con mayor poder de decisión dentro de la Unión Europea (UE), quieren poner fin a las negociaciones con Turquía para su ingreso en el bloque.

Este martes la canciller alemana Angela Merkel dijo que recomendará a la UE plantearse una posible suspensión o terminación de las negociaciones sobre la admisión de Turquía.

“Propondré discutir en octubre en el Consejo de la UE las futuras relaciones con Turquía, incluyendo una suspensión o el fin de las negociaciones”, declaró Merkel al intervenir en el Bundestag (Parlamento alemán).

El domingo pasado, durante un debate televisivo con el líder de los socialdemócratas, Martin Schulz, Merkel ya se había mostrado convencida de que Turquía no pasará a formar parte del bloque comunitario.

En el mismo debate Schulz dijo que si gana las elecciones parlamentarias del 24 de septiembre insistirá en la cancelación de las negociaciones sobre el ingreso de Turquía en la UE.

Las declaraciones de Merkel y Schulz contradicen abiertamente lo que había dicho en julio pasado el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, quien aseguró que “el bloque comunitario mantiene la puerta abierta para Turquía a pesar de los desacuerdos”.

“PÉRDIDA DE TIEMPO”

El gobierno francés, por su parte, puso en entredicho la continuación del proceso para el ingreso de Turquía en la UE.

“Hoy por hoy la situación política en Turquía no permite continuar las negociaciones (…) sobre el incremento de la integración con Turquía”, dijo el portavoz del Ejecutivo galo, Christophe Castaner, a la emisora France Inter.

El alto funcionario constató la suspensión del diálogo entre Bruselas y Ankara sobre el tema de la adhesión.

Castaner admitió que los turcos fueron utilizados por los europeos para sus propios fines.

“En la última década utilizamos a Turquía como chivo expiatorio para justificar posiciones políticas en Francia. Utilizamos a Turquía para atemorizar”, confesó.

Los últimos años de las conversaciones con Turquía, apostilló, fueron “una pérdida de tiempo”.

Al mismo tiempo, reconoció que el país otomano es parte de la historia común europea.

“DISCRIMINACIÓN Y RACISMO”

El portavoz de la Presidencia turca, Ibrahim Kalin, criticó las declaraciones de Merkel y Schulz porque a su juicio alimentan la discriminación y el racismo.

“Los políticos alemanes del ‘mainstream’, con su apuesta por el populismo, la alienación y la hostilidad, solo alimentan la discriminación y el racismo”, escribió Kalin en su cuenta de Twitter.

Según Kalin, atacar a Turquía o su presidente, Recep Tayyip Erdogan, e ignorar al mismo tiempo problemas acuciantes como la escalada del racismo en Alemania y en Europa es “un reflejo de la estrechez de miras”.

“Las sociedades que se definen a sí mismas a través de un adversario nunca encontrarán su identidad”, señaló el portavoz de la Presidencia turca.

También reprochó a Alemania por apoyar a los “terroristas” del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y de FETO (por el acrónimo en turco de la “organización terrorista de Fethullah”), que es como Ankara define a los seguidores del predicador islámico Fethullah Gülen, supuesto orquestador de la intentona golpista de julio de 2016.

CAMINO LARGO Y SINUOSO

Turquía solicitó su adhesión a la Comunidad Económica Europea (CEE) en 1959, al año siguiente de la creación de este organismo, y en 1963 firmó un acuerdo de asociación con la CEE como medida previa a una integración cabal.

Desde 1999 Turquía es candidata al ingreso en la UE y entabló negociaciones formales para la incorporación en 2005.

Las conversaciones de adhesión entre Turquía y la UE se mantienen virtualmente congeladas debido a la campaña de purgas que Ankara lanzó contra sus oponentes tras el fallido golpe de Estado del 15 de julio de 2016.

Bruselas criticó la reacción de las autoridades turcas a estos sucesos, los arrestos masivos y otras medidas adoptadas por Ankara, y suspendió las consultas para el ingreso de Turquía en la UE.

Además, la restauración de la pena de muerte en Turquía, según las reiteradas advertencias de Bruselas, cerraría definitivamente la puerta para el ingreso en la UE.

Sobre todo se agravaron las relaciones con Austria, que insiste en cesar las negociaciones sobre la admisión de Turquía en la UE, y con Alemania, que plantea revisar la política económica hacia Ankara, especialmente los programas crediticios y de inversión, debido a los arrestos de activistas de derechos humanos.

El presidente Recep Tayyip Erdogan mencionó en repetidas ocasiones la posibilidad de convocar un referéndum para que el pueblo turco decida si conviene continuar las negociaciones sobre el ingreso de Turquía en la UE y acusó a Bruselas de discriminar a su país por motivos religiosos.

Sputnik Novosti

Anuncios

Categorías

Acerca de el comunista (66574 Artículos)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: