Anuncios
ÚLTIMA HORA:

“¡Esto es un asalto; agachen la cabeza… no se muevan!”

Eran las 22.17 de la noche del martes 22 de agosto cuando de pronto un hombre joven, con gorra blanca, irrumpió en la zona del bar del cine Tonalá, en la colonia Roma de la Ciudad de México. Fue cosa de segundos. De pronto se plantó frente a todos los que estaban ahí sentados y de forma violenta les espetó: “¡Esto es un asalto, agachen la cabeza y no se muevan!”…

Por Joel Hernández Santiago*

*jhsantiago@prodigy.net.mx

Enseguida llegaron otros seis hombres, algunos de ellos armados, quienes se distribuyeron en el pequeño lugar, comenzaron a amagar y a despojar a la gente de sus relojes, carteras, tarjetas de crédito, identificaciones, celulares, joyas… Todo. Uno de ellos saqueó la caja del lugar…

Los delincuentes no entraron a la sala del cine en la que se proyectaba “La academia de las musas” del español José Luis Guerín. Adentro no se percataron que en el salón de ingreso estaba ocurriendo uno más de los miles de asaltos que ocurren cada día en la Ciudad de México.

En este caso no hubo ni muertos ni golpes. Cosa excepcional porque hoy en la capital del país ocurre la delincuencia extrema, no aquella que sólo asalta y roba, sí la que asesina a quien se opone, como si se tratara de una muestra trágica de poder humano frente a la debilidad de otro…

Muertos y más muertos. Asaltos. Violaciones. Golpes. Violencia. Robos. Miradas que matan. ¡Hazte a un lado…! La violencia a la vista y los delincuentes cada vez más numerosos y sus fechorías más fáciles de cometer… ¿por qué?

Digamos que lo del cine Tonalá fue la detonante para que comerciantes de la zona denunciaran todos los días son víctimas de asaltos. Pero no nada más: esto ocurre en la mayoría de las delegaciones, algunas con mayor incidencia de inseguridad y, por lo mismo, de criminalidad.

Hoy ya no son agresiones a la manera de aquellos rateros que daban muestra de destreza para sacudirle a su víctima su cartera o su dinerito guardado en el calcetín “sin tocarle un pelo” –era su orgullo–. No. Ahora todo es cara a cara y con agravio. “Ojos que da pánico soñar”.

¿Por qué aumenta la inseguridad y el crimen en tanto que la población de la Ciudad de México disminuye? El ente sociológico atribuye este crecimiento a razones de desigualdad social, corrupción, impunidad, complicidades entre delincuentes y entes de gobierno  y una cierta forma de rebelión social.

Al final, al delincuente no le pasará más que “la incomodidad de la detención” y luego la libertad, como las gaviotas que no hacen verano.

Según el jefe de Gobierno de la CdMx, Miguel Ángel Mancera, dice que todo se debe a la reforma al artículo 19 dela Constitución en el nuevo “Sistema penal acusatorio” (Junio, 2016), en el que portar armas de fuego no es por sí  mismo un delito grave que amerite prisión preventiva…

“Hay un incremento en la inseguridad que obedece a que tenemos muchas más personas que antes estaban en prisión (…) nuestro sistema penitenciario tenía 42 mil personas en prisión, hoy tenemos 30 mil…”.

Sí, pero no. Hay cifras que dibujan otra cosa. Sí el nuevo Sistema Penal Acusatorio tiene graves defectos que ponen los pelos de punta a todos. Pero esa inseguridad in crescendo en la CdMx viene de forma alarmante a partir del inicio del nuevo gobierno el 5 de diciembre de 2012.

Según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) de enero a junio de 2017 se abrieron 541 carpetas de investigación por homicidios dolosos en CdMx. Esto es un 21 por ciento más que en el mismo periodo de 2016. O lo que ‘estos señores quieren decir’ es que hay casi cien asesinatos más en sólo un año… Pero si la cifra de 2017 se compara con la que se tenía a la llegada de Mancera en 2013, el homicidio doloso se disparó en un 37 por ciento.

Si bien en 2013 comenzó a elevarse la cifra trágica, fue en 2015 cuando se rompió el récord de 400 casos. Para junio de 2017 hubo más de 500. Este fue el primer semestre más violento en 20 años.

Pero no, no y no: el señor Mancera insiste en que aquí no pasa nada más importante que el nacimiento de las rosas. Empeñado como está en querer ser presidente y en haber mantenido a una capital del país en la gobernabilidad que dan los ángeles y querubines, aun así las cifras son apabullantes y la población de la capital vive con el ¡Jesús! en la boca y no hay día que salga de su casa encomendándose a toda la corte celestial para regresar con bien…

Lo grave es que los delincuentes cada vez más portan armas de fuego para cometer sus atracos y la población en general está inerme. Frente a una arma, se recomienda el control, el no hacer gestos, el no mirar a los ojos al asaltante y entregar los bienes nacionales. De no hacerlo aquellos pueden golpear al insurrecto y, si se pone más al brinco, pues matarlo… que de esto se están nutriendo los panteones.

¿De dónde vienen estas armas? En parte las vende la Secretaría dela Defensa Nacional a ciudadanos que demuestren que no tienen antecedentes penales y que garanticen que la utilizarán para cuidar la seguridad de su hogar.

No obstante también se sabe que gran parte del armamento con el que se nutre la delincuencia proviene de Estados Unidos, pues tan sólo en 2016, la oficina de la presidencia mexicana informó que llegaron a diario dos mil armas ilegalmente de ese país a México…

Pero aún más: a ojos vista en algunos mercados públicos en México se venden armas al mejor postor… No importa cuál será su uso, y las usan, como se ve en el incremento del homicidio doloso.

Aparte de que según el informe del mismo SNSP en el primer semestre de 2017 se redujo el secuestro en 8 por ciento pero aumentó el robo de vehículo con violencia, que en el lapso se incrementó 19.4 por ciento…

Todo esto hace que, según la revista The Economist, la ciudad de México cayera 10 puntos en los cinco años recientes en materia de seguridad con respecto a otras ciudades de América Latina.

Cárteles hay, como ya se pudo comprobar en Tláhuac, aunque se insista en que su modalidad es la de narcomenudeo; cada vez hay más violencia por crimen organizado; cada vez más asaltos, más violaciones –con la novedad de que ya hay “violadores seriales” y “asesinos seriales” en CdMx….

Pues nada, que todo eso dibuja una situación, digamos, de ingobernabilidad porque la inseguridad de los habitantes de cualquier lugar es por falta de soluciones básicas, como trabajo, educación, empleo remunerado, garantía de que operan los aparatos de seguridad pública…

Pero, bueno: la ganancia es que ya tenemos aquí a Godzilla que, seguro, nos salvará del trance amargo. “Apague la luz, y escuche”.

Anuncios

Categorías

Acerca de el comunista (66743 Artículos)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: