Anuncios
ÚLTIMA HORA:

Anónimos

Ya casi me he acostumbrado, pero tengo que hacerles la revelación de que recibo una media de 30 anónimos al día.  Por mi actividad en las redes sociales, por mi opiniones en mis blogs o por dar mi opinión sobre las cosas que me rodean.

Por Lucas León Simón*

*Blog del autor

La mayoría de los anónimos quieren “cortarme los huevos”, “fusilarme”, “llevarme al paredón”  o mandarme a Venezuela, Cuba, Marruecos o Cataluña.

El nivel de educación en esta cosa que llamamos España –algunos con cuentas en paraísos fiscales le llaman “Patria”- no es muy alto en general y en las redes sociales, en particular, es ínfimo.

Mientras entra el otoño y yo como membrillos y castañas asadas, todos los días tengo que limpiar mis correos de una inmundicia patriotera y olé. Los de “a por ellos” de las banderas y las montañas nevadas,  los viejos izquierdistas reconvertidos en fachas de nueva planta y los sociatas del 7% de “somos la izquierda” me hacen objeto de sus preferencias en forma de insulto macarra.

La sequía aprieta y donde más en las mentes de estos léganos de la democracia adquirida en tómbolas siniestras.

A veces, me dan arrebatos, mando todo a tomar por culo,  desconecto de estas maquinitas monstruosas y me dedico solo a ver llegar olas a la playa de mi anarquismo, creciente día a día.

Días pasados descubrí un archivo en el que no había reparado y era, cómo no, otro anónimo amenazante. Este para variar, decía: “Te voy a cortar los huevos, maricón”. Por un momento pensé que si yo fuera un zombi, que anduviera des-cojonado por ahí, creyendo que estaba vivo y que hasta escribía cosas en forma de post o artículo.

Pero pronto me di cuenta de que no, que algo no cuadraba, que yo nunca he sido maricón y que con 15 años ya andaba emborronando las paredes con pintadas sobre ese aburrimiento llamado política.

Miré alrededor y vi los mismos débiles mentales de siempre, un vecino que desayuna donde yo que no para de alabar las virtudes incontables de Rajoy, otro que es un “jartible” del Madrid y de Ronaldo y la misma lluvia antigua que no cesa.

Pensé que en realidad podía estar muerto por haberse cumplido alguna amenaza sin darme yo cuenta, y que mi castigo, mi infierno, era tener que soportar a esta gente toda la eternidad.

Y para completar mi pesadilla, yo estaba allí, cantando un himno sin letra y con una bandera bicolor en la mano.

Anuncios

Categorías

Acerca de el comunista (69664 Artículos)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: