Anuncios

Pensiones de privilegio: los millones que pagan los latinoamericanos a los altos cargos políticos

Mientras que los pensionados latinoamericanos reciben estipendios que muchas veces no alcanzan para costear gastos mínimos, varios países de la región pagan cuantiosas sumas a ex presidentes y altos cargos electivos. Sputnik te presenta un pantallazo de algunos casos.

Reforma previsional: este concepto está en la mesa y en la boca de los latinoamericanos. Ante un panorama de déficit fiscal, envejecimiento de la población y aumento de la economía informal, varios son los países que se han propuesto modificar el régimen de jubilaciones.

En 2017, las calles de Argentina, Brasil y Chile han sido tomadas por miles de manifestantes para protestar por la acuciante situación que atraviesan quienes pasan a retiro, cuyos ingresos son netamente inferiores a los necesarios para mantener una vida decente.

En el otro extremo se encuentran los privilegiados, unas pocas personas que por ostentar altos cargos políticos reciben pensiones que multiplican varias veces el ingreso mínimo. A continuación te mostramos algunos casos.

1. Argentina

En este país, la pensión mínima es de 7.246 pesos (384 dólares), en comparación con una canasta de bienes y servicios mínima para una persona de la tercera edad ubicada en 17.523 pesos (929 dólares). El Estado promovió una reforma para recalcular las jubilaciones, que se estima redundará en un ahorro de 100.000 millones de pesos (5.306 millones) a las arcas públicas durante 2018.

Sin embargo, según la publicación El Cronista, el Estado argentino paga 737 millones de pesos (39 millones de dólares) cada mes por concepto de jubilaciones a expresidentes, vicepresidentes, jueces, embajadores, cónsules y otros cargos de confianza.

De acuerdo con datos difundidos por el diario La Nación, en abril de 2017, el presidente Carlos Saúl Menem (1989-1999) cobraba por mes 177.949 pesos por mes (9.278 dólares). Con esta cifra, el actual senador es el exmandatario que más dinero recibe por su anterior cargo.

Ex vicepresidentes y viudas de antiguos mandatarios tienen sueldos entre entre esa cifra y los 100.000 pesos (5.214 dólares). Adolfo Rodríguez Sáa, que estuvo en la Casa Rosada apenas una semana tras la crisis política del ‘Argentinazo’ en 2001, tiene derecho a una pensión de 158.000 pesos (8.255 dólares).

Los funcionarios del Poder Judicial cobran en promedio 97.272 pesos (5.071 dólares); mientras que los altos cargos retirados del Servicio Exterior tienen un ingreso medio de 153.829 (8.020 dólares).

2. Bolivia

La jubilación mínima aquí es de 1.600 bolivianos (231 dólares). Una vez que abandonan sus cargos, los expresidentes y ex vicepresidentes de Bolivia tienen derecho a una suma equivalente a diez salarios mínimos nacionales (12.000 bolivianos, 1.736 dólares), de acuerdo a una ley aprobada en 2013.

3. Brasil

En Brasil, la pensión mínima es de 937 reales (282 dólares). Los expresidentes no reciben pensiones por su calidad, pero tienen derecho a dos chóferes con un salario total de 28.738 reales (8.678 dólares) para conducir dos vehículos oficiales, además de cuatro agentes de seguridad. Asimismo, pueden contratar dos asesores, con un sueldo de 11.852 reales (3.579 dólares) cada uno, de acuerdo con la publicación Mundo Estranho de la editorial Abril.

4. Chile

Aquí la jubilación mínima es de 132.258 pesos chilenos (215 dólares). Sin embargo, los expresidentes reciben una dieta de 9 millones de pesos (14.670 dólares) por haber sido electos como inquilinos del Palacio de la Moneda, según el diario de la Universidad de Chile. Además, tienen partidas para gastos de representación y traslados por entre 6 y 8 millones de pesos (entre 9.780 y 13.040 dólares).

5. Colombia

En este país, los excongresistas perciben de pensión un monto con un tope equivalente a 25 salarios mínimos (18.442.295 pesos colombianos, 6.270 dólares). Anteriormente, la cifra era mayor, pero un fallo de la Corte Constitucional redujo el beneficio. Los presidentes cobran una jubilación del 100% del sueldo de un senador (27.929.064 pesos, 9.495 dólares).

6. Ecuador

Los pensionados tienen un piso de 187,5 dólares de jubilación. Los expresidentes vivos tienen derecho por un decreto de la década de 1980 a una retribución que ronda en los 3.000 dólares.

7. México

Las pasividades mínimas se ubican en el entorno de los 2.401 pesos mexicanos (121 dólares). Pero los presidentes gozan de una prestación de unos 205.122 pesos (10.393 dólares), a lo que se debe sumar costos de seguridad y transporte, también vitalicios.

8. Uruguay

En Uruguay, desde 1996 los presidentes se deben acoger al régimen jubilatorio como cualquier trabajador. Sin embargo, quienes ejercían cargos políticos de alto nivel hasta ese año cobraban jubilaciones especiales. A la fecha, dos expresidentes (Luis Alberto Lacalle —1990-1995— y Julio María Sanguinetti —1990-1995 y 1995-2000—) se acogen a este beneficio.

Antes de la reforma de hace dos décadas, debido a un acto institucional promulgado en 1980 (plena dictadura militar), recibían un salario del 85% de su sueldo a cargo del mandato. Si esta cifra estuviera vigente, se ubicaría en 279.672 pesos (9.687 dólares).

Sputnik

Anuncios

Categorías

About el comunista (89314 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: