Anuncios

Cómo Rusia y China asfixiarán la economía de EEUU

EEUU ya no tendrá a Rusia y China, por nombrar algunos ejemplos, a tiro de piedra con sus sanciones. La estrategia de Moscú y Pekín, a la que se suma Teherán, hará que el dólar se convierta en papel mojado, y la economía de los dos gigantes se despegue de forma brillante en base a un metal muy preciado: el oro.

Arrancó 2018. Año de la inflación para algunos, y de terremotos monetarios y financieros para otros, aunque no tan fuertes como hace una década. Pero hay algo en los que todos coinciden: en que varios Estados, — y también inversores —, podrán capear el temporal al encontrar refugio en un viejo conocido: el oro.

Y es que el oro, dio sus primeros pasos en este año que acabamos de estrenar, moviéndose por encima de los 1.300 dólares, uno de sus niveles más elevados desde el pasado mes de septiembre. De esta manera, acumuló una racha, la mejor desde 2011, de varias semanas consecutivas al alza.

Según Bloomberg, estas cifras reflejan que el mercado vuelve a confiar en la protección del oro frente a la posibilidad de un repunte de la inflación que acabe haciendo mella en el valor de los activos financieros. Por sus características intrínsecas, este metal precioso es un refugio sin igual ante cualquier tipo de revolcón geopolítico que pueda sacudir al mercado.

No obstante, para el profesor de Economía Política de la Universidad del País Vasco Joaquín Arriola, la situación “es más complicada de lo que parece”. Lo fundamenta en que “si se observan las fluctuaciones en los precios del mercado del oro, no tienen mucha relación con las previsiones de inflación, y ni siquiera con la inflación realmente experimentada en el conjunto de  la economía mundial”.

Explica que “por el contrario, sí que encontramos una correlación bastante más ajustada entre los aumentos en los precios del mercado del oro como consecuencia del aumento de la demanda, y las expectativas de algún tipo de crisis monetaria o financiera.  Por lo cual, no sería tanto el aumento del precio del oro, consecuencia de una previsión de inflación, y por lo tanto de una caída del valor real de los activos financieros, como que de alguna forma los inversores están previendo que pueda ver algún tipo de nueva crisis financiera, quizá no tan potente como la de 2007-2008, pero hay nubarrones en el sistema  financiero mundial”.

En este sentido, Rusia y China, cuyas arcas, sumadas tienen un total de 3.670 toneladas de oro, están ante la posibilidad de sacudir el comercio internacional y abandonar el dólar como moneda de cambio. Así lo aseguró Ronan Manly, especialista en metales preciosos de la compañía asociada al comercio de lingotes en Singapur Bullion Star, quien no descartó que en un futuro dejen de respaldar su moneda con billetes estadounidenses y pasen a hacerlo con oro.

En este sentido, el economista y ex subsecretario del Tesoro en la Administración Reagan Craig Roberts, considera que China y Rusia son demasiado fuertes como para que alguien los domine. Por esta misma razón buscan deshacerse del sistema de dólar. En caso de que otros países sigan su ejemplo, la moneda dejará de ser la herramienta que EEUU utiliza para controlar al mundo entero.

Craig incidió en que EEUU utiliza el sistema de pago en dólares para introducir sanciones contra otros Estados.

“Es decir Washington utiliza su papel en el sistema de divisas global para dominar sobre otros estados en vez de crear un sistema honesto y justo y administrarlo”, sentenció el economista.

Arriola observa que las situaciones de Rusia y China difieren entre sí.

“En el caso de China, que es en este momento la gran potencia comercial mundial, lo que ha ocurrido es que ha descubierto grandes reservas de oro y se está convirtiendo en el principal explotador mundial de ese metal. Con lo cual, en la perspectiva de convertir la moneda china en un medio de pago internacional, sin duda, aprovechar esa capacidad de generar oro, es una condición que el Gobierno chino no puede desaprovechar para fortalecer en el espacio internacional, su moneda nacional como medio de pago”.

“Otra cosa es lo que ocurre con el dólar, y otra cosa también es lo que ocurre con Rusia”, señala el analista. Así, desde 1971, en que EEUU bajo la presidencia de Richard Nixon impuso el abandono del  patrón oro, “la moneda norteamericana sigue teniendo un protagonismo en los pagos internacionales que no le corresponde al tamaño de su economía, y mucho menos a su peso en el comercio internacional”, en opinión del profesor.

Para Arriola, “en el caso de Rusia, está influyendo más la geopolítica”.

En el actual escenario internacional de sanciones por parte de Washington a Moscú, indica el experto, “donde se han dado iniciativas históricas de bloqueo de cuentas en un sistema financiero dominado todavía hoy por la banca occidental – norteamericana y europea —, es lógico que Rusia pretenda monetizar de nuevo de alguna forma el oro, dado que es también un gran productor mundial, y en ese sentido pues también establecer un espacio de pagos internacionales en el que pueda utilizar su propia moneda, no ya para pagos entre terceros, sino para el pago de su propio comercio exterior. Es decir, suprimir la dependencia que tiene de las divisas occidentales”.

“Si desde el año 1971 el sistema monetario internacional ha estado sobreviviendo sobre las cenizas del anterior, del sistema de Bretton Woods, pues puede ocurrir que en los próximos diez años ese tipo de iniciativas monetarias vinculadas al oro, por parte de los Gobiernos ruso y chino, acelere la puesta en marcha de un nuevo sistema monetario internacional”, concluye el profesor Joaquín Arriola.

Sputnik

Anuncios

Categorías

About el comunista (94932 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: