Anuncios

La credibilidad de la Iglesia, en el foco mientras el Papa se dirige a Latinoamérica

El Papa Francisco comienza un viaje a Chile y Perú el lunes en un intento de inyectar confianza en dos países incondicionalmente católicos donde la credibilidad de la Iglesia se ha visto severamente dañada por diversos escándalos de abusos sexuales.

En su visita a Perú, la segunda etapa de la gira del 15 al 22 de enero, Francisco también encontrará que una crisis política que ha reabierto las heridas de uno de los periodos más sombríos de abusos contra los derechos humanos en el país.

En Chile, donde el Papa argentino llega el lunes por la noche, los católicos han planeado protestas diarias contra la designación en 2015 del obispo Juan Barros para encabezar la pequeña diócesis de Osorno, una pequeña ciudad al sur de la capital chilena.

Barros ha sido acusado de proteger a su antiguo mentor, el padre Fernando Karadima, a quien una investigación del Vaticano en 2011 encontró culpable de haber abusado de adolescentes durante muchos años. Karadima ha negado las acusaciones y Barros dijo que no tenía conocimiento de ninguna acto delictivo.

La situación para la Iglesia se complicó la semana pasada por la filtración en Chile de una carta del Papa del 2015 dirigida a obispos locales que mostraba que el Vaticano había planeado pedirle a Barros que se tomara un año sabático cuando acabara con su puesto anterior en 2014. Ese plan salió mal y Barros fue enviado a Osorno.

“La Iglesia en Chile, que durante la dictadura de Augusto Pinochet gozó de gran prestigio por su valiente defensa de la justicia y los derechos humanos, ha perdido gran parte de su credibilidad ante la opinión pública”, escribió la biógrafa papal Andrea Tornielli.

Una encuesta realizada por el centro de estudios Latinobarómetro de Santiago mostró este mes que el número de chilenos que se consideran católicos cayó al 45 por ciento el año pasado frente al 74 por ciento en 1995.

El Papa se reunirá con las víctimas de la dictadura de Pinochet, que duró de 1973 a 1990.

El portavoz del Vaticano, Greg Burke, dijo que la Iglesia tiene “el máximo respeto” por aquellos que planean protestar contra el abuso sexual y no excluye la posibilidad de que el Papa se reúna con las víctimas en privado, como lo ha hecho en viajes anteriores.

IGLESIAS ATACADAS, EL PAPA ADVERTIDO

Ha habido una serie de ataques contra iglesias católicas en la capital antes de la visita del Papa, incluyendo uno con una bomba casera donde vándalos no identificados dejaron un panfleto que decía “Papa Francisco, la próxima bomba estará en tu túnica”.

Nadie ha resultado herido y ningún grupo se ha atribuido la responsabilidad de los ataques.

Los escándalos de los abusos también ensombrecerán la visita del Papa a Perú, donde llega el jueves.

La semana pasada, Francisco ordenó que el Vaticano tomara el control de una sociedad católica de élite en Perú. El fundador de la sociedad es acusado de abusar sexualmente y físicamente de niños y ex miembros del grupo.

También es probable que la corrupción política y los derechos humanos estén en el foco en un país dividido sobre el ex líder autócrata Alberto Fujimori, cuyo indulto por parte del actual presidente ha desatado protestas a nivel nacional.

Fujimori, de 79 años, había cumplido menos de la mitad de una sentencia de 25 años por corrupción y crímenes contra los derechos humanos por comandar a los escuadrones de la muerte para combatir una insurgencia inspirada por los maoístas durante su gobierno populista de derechas entre 1990 y 2000.

Durante un viaje anterior a América Latina, Francisco llamó a la corrupción “la peste, es la gangrena de la sociedad”.

Un hilo común que une a los dos países es la defensa del Papa de los pueblos indígenas.

El martes vuela hacia el sur de Temuco, en la región de Araucanía en Chile, hogar de los mapuches, quienes acusan a las empresas estatales y privadas de tomar sus tierras ancestrales, despojarlas de los recursos naturales y reprimir con mano dura a sus comunidades.

La presidenta Michelle Bachelet pidió el año pasado el perdón de la comunidad mapuche por tales “errores y horrores”.

En Perú, Francisco visitará la ciudad amazónica de Puerto Maldonado, donde los pueblos indígenas -incluidas las tribus recluidas que evitan el contacto con los extranjeros- enfrentan riesgos que van desde la extracción de oro silvestre, la tala ilegal y el tráfico de drogas.

“Su territorio está siendo invadido cada vez más, su espacio es cada vez más pequeño, los medios de subsistencia con los que han sobrevivido durante tantos siglos están siendo destruidos”, dijo el padre Manuel Jesús Romero en el boletín informativo de REPAM, una red de la Iglesia Pan-Amazónica.

Reuters

Anuncios

Categorías

About el comunista (91282 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: