Anuncios

Lavrov califica de éxito el Congreso de Sochi

El Congreso del Diálogo Nacional de Siria en Sochi resultó un éxito en general, afirmó el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

“Lo más importante es que cumplamos con el principio fundamental de la resolución 2254 que estipula que solo los propios sirios pueden decidir el futuro de su país, el Congreso iba dirigido a lograr este objetivo y creo que este paso, el primero, se tradujo en un éxito por lo general”, indicó.

Según el jefe de la diplomacia rusa, la conferencia de Sochi es “el inicio del proceso destinado a poner en práctica la implementación de la resolución 2254 bajo los auspicios de la ONU, principalmente en lo que se refiere al comienzo del diálogo sobre lo esencial: en qué Siria quieren vivir los sirios”.

Sobre la posibilidad de celebrar una nueva edición del Congreso, Lavov dijo que Rusia no pretende adivinar el futuro.

“Nos pusimos de acuerdo para remitir los resultados del Congreso a la ONU, con la esperanza de que den un impulso al proceso de Ginebra”, expresó.

El canciller ruso refutó también las críticas por parte de algunos países occidentales, subrayando que el Congreso se celebró de una manera abierta y contó con la participación del enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, así como de observadores de todos los países miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, Estados árabes y Kazajistán como país anfitrión del proceso de Astaná.

Lavrov declaró que los participantes del Congreso del Diálogo Nacional de Siria aprobaron una declaración que determina los principios de la futura estructura institucional de Siria.

“El Congreso aprobó una declaración que contiene los fundamentos y los principios de la futura estructura estatal de Siria”, dijo.

Agregó que estos principios son las normas esenciales del derecho internacional: el respeto a la soberanía, la integridad territorial y la independencia de Siria; la garantía de los derechos de todos los grupos étnicos y confesionales y del proceso político que permitirá a los sirios decidir su futuro sin intervención externa.

El ministro ruso dijo también que los participantes del Congreso que se celebró en la ciudad rusa de Sochi acordaron crear una comisión constituyente con sede en Ginebra.

Según el jefe de la diplomacia rusa, la comisión “incluirá tanto a los delegados elegidos durante el foro, como a los representantes de los grupos (opositores) sirios que no asistieron al evento”.

Agregó que Rusia espera que el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, haga propuestas concretas sobre el trabajo de la comisión en un futuro próximo.

“Ahora vamos a esperar de la ONU unos avances que se basen en los acuerdos alcanzados” en Sochi, dijo.

Al mismo tiempo, señaló que Rusia, Turquía e Irán están dispuestos a ayudar a De Mistura a elaborar la futura Constitución siria.

El canciller agregó que la decisión de una parte de la oposición siria de no participar en el Congreso del Diálogo Nacional en Sochi no es una tragedia para Moscú.

“Nadie esperaba que lograse reunir aquí los representantes de todos los diferentes grupos del pueblo sirio sin excepciones, tanto a los leales al Gobierno como a los neutrales, a los independientes y a los opositores, no veo como una tragedia que dos o tres grupos no pudieran participar”, dijo.

El diplomático añadió que pese a los fallos, las zonas de distensión en Siria permitieron reducir considerablemente la violencia.

“Gracias al diálogo directo de Astaná conseguimos crear, como sabrán, zonas de distensión que redujeron pese a todos los fallos la violencia de una forma considerable, algo que reconocen todos, incluido el Consejo de Seguridad de la ONU”, declaró.

En el marco del proceso de paz de Astaná, patrocinado por Rusia, Turquía e Irán, en septiembre pasado en Siria, país que vive una guerra civil desde hace casi siete años, fueron creadas cuatro zonas de distensión para lograr el cese de los enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y las de la oposición, afianzar el armisticio y separar a los rebeldes de los grupos terroristas.

Estas zonas abarcan el suburbio damasceno de Guta Oriental, determinadas partes en el norte de la provincia de Homs, la provincia de Idlib y varias partes de las provincias vecinas (Latakia, Hama y Alepo), así como determinados distritos ubicados al sur de Siria.

Además, Lavrov declaró que las reuniones que se celebraron sobre Siria en Washington y París podrían representar un obstáculo para el avance de las consultas en Ginebra.

El ministro denunció el documento que aprobaron EEUU, Francia, Arabia Saudí, Jordania y Reino Unido tras reunirse en Washington y París para debatir el cumplimiento de la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Siria.

“Me parece que este tipo de reuniones reservadas pueden entorpecer el proceso de Ginebra ya que pueden crear en algunos la ilusión de que este tipo de encuentros entre amigos permiten lograr acuerdos con mayor rapidez que al negociarlos con todas las partes”, señaló.

El ministro subrayó que en estas reuniones no participaron “los actores claves que participan en la solución del conflicto sirio”, pues representantes de Irán, Rusia o Turquía no fueron invitados.

Según el canciller ruso, el Congreso del Dialogo Nacional Sirio, que se celebró el 29 y el 30 de enero en la ciudad rusa Sochi, eligió otro camino, aunque sea mucho más difícil celebrar las negociaciones cuando asisten todos los bandos del conflicto.

“Pero los acuerdos a los que llegan los bandos opuestos son mucho más estables, duraderos y fiables que lo decidido por los Estados aliados en vez del pueblo sirio”, añadió en alusión a las reuniones en París y Washington.

El ministro agregó que Rusia está preparada para mantener el diálogo sobre Siria en cualquier formato, pero solo los ciudadanos sirios pueden decidir el futuro de su país.

El 26 de enero, el embajador sirio ante la ONU, Bashar Jaafari, declaró que el Gobierno de Siria considera inadmisible el documento sobre la solución de la crisis, elaborado por cinco países reunidos a mediados de enero en Washington.

Según reportes mediáticos, el 12 de enero Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Arabia Saudí y Jordania celebraron en Washington una reunión sobre Siria.

La solución a la crisis siria se debate en las negociaciones de Ginebra auspiciadas por la ONU; en total se llevaron a cabo ocho rondas de consultas.

Las consultas en la ciudad suiza están centradas en las llamadas cuatro paquetes temáticos que incluyen cuestiones relacionadas con el sistema de Gobierno, la elaboración de una nueva Constitución, elecciones y lucha contra el terrorismo en un país devastado por la guerra.

Este 30 de enero se celebró el segundo día del Congreso del Diálogo Nacional Sirio, convocado por iniciativa de Rusia y acordado en las conversaciones sirias de Astaná, que busca propiciar un proceso político inclusivo y contribuir a la reconciliación y reformas políticas en el país árabe.

En total en el foro participaron más de astan delegados, “representantes de distintos grupos sociales, políticos, religiosos y étnicos de la sociedad siria”, según anunció este martes el comité organizador del evento.

En calidad de observadores al foro asistieron representantes de los países patrocinadores del proceso de Astaná (Rusia, Irán, Turquía), Egipto, Jordania, Irak, Líbano, Arabia Saudí, Kazajistán y una delegación de la ONU encabezada por De Mistura.

El 26 de enero, tras la reunión especial sobre Siria en Viena, convocada por la ONU, la opositora Comisión de Negociaciones Sirias anunció que boicotearía el foro de Sochi que sí contó con la presencia de otros representantes opositores.

Sputnik

Anuncios

Categorías

About el comunista (93405 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: