Anuncios

Media docena de mujeres latinas precursoras del voto femenino

El movimiento de sufragistas, colectivo que se manifestaba y luchaba para conseguir el voto femenino, entre otras muchas reivindicaciones, se inició a partir de la segunda mitad del siglo XIX, tomando una gran repercusión y fuerza una vez ya entrados en 1900.

Muchas fueron las mujeres que encabezaron esas demandas hacia la igualdad de derechos y largo ha sido el camino para que la sociedad comience a estar concienciada de ello (algo que todavía no se ha conseguido en su totalidad y que está haciendo que el movimiento feminista esté en los últimos años mucho más reivindicativo que nunca).

Pero centrándonos en aquellas pioneras que, hace alrededor de un siglo, lo dieron todo por conseguir ya no solo el voto femenino sino universal para todas las personas (sin tener en cuenta el género o procedencia racial) he querido resaltar en este post a media docena de mujeres latinas consideradas como precursoras del voto femenino.

Julieta Lanteri, sufragista ítalo-argentina

Julieta Lanteri es señalada como la primera mujer latinoamericana que consiguió ejercer el voto (en 1911). Nació en 1873 en Briga Marittima, una pequeña población de la provincia de Cuneo (al noroeste de Italia) colindante con la región francesa de Provenza-Alpes-Costa Azul (y, de hecho, desde 1947 esta población forma parte de una comuna francesa y es conocida como La Brigue).

El hecho de su procedencia ha hecho que muchos historiadores no la destaquen como una activista pionera hispanoamericana pero sí bajo el apelativo de latinoamericana (un sutil matiz que hizo que el reconocimiento como primera mujer de origen hispano en votar no se le otorgara a Julieta Lanteri sino a la ecuatoriana Matilde Hidalgo, quien ejerció el voto en 1924 y de quien ya os hable en un anterior post).

Lanteri fue una reconocida feminista que estudió la carrera de medicina (cuando ésta estaba vetada a las mujeres) y fue una de las precursoras del Congreso Femenino Internacional  celebrado en Buenos Aires en 1910. Durante la actualización del censo electoral de cara a las elecciones municipales de 1911 consiguió que se le incluyera en el padrón, debido a que en las bases de éste no se hacía referencia a sexos, sino a ciudadanía. Logró que la justicia le diera la razón para ser incluida y, por tanto, pudo ejercer el voto.

Elvia Carrillo Puerto, la incansable sufragista mexicana

En México se reconoció el derecho al voto para las mujeres en 1947 pero no fue hasta seis años más tarde, el 17 de octubre de 1953, cuando realmente prosperó la reforma constitucional que aprobaba el sufragio universal y, por tanto, las facultaba para votar. Detrás de dicha consecución estaba la lucha incansable de Elvia Carrillo Puerto, una sufragista nacida en 1878 en Motul (Península de Yucatán) y que a lo largo de más de medio siglo se dedicó en cuerpo y alma a trabajar para los más desfavorecidos (provenía de una acaudalada familia), a promulgar las consignas feministas y ser representante de las mujeres en varios estamentos políticos de México.

Quizá su fama quedó algo ensombrecida por la personalidad de su hermano Felipe, quien fue gobernador de Yucatán hasta que fue asesinado por militares, en 1924. Desde un año antes Elvia ejercía como diputada y, a pesar del asesinato de su hermano y varias amenazas de muerte que recibió, prefirió seguir en su cargo.

A pesar de haber sido elegida diputada y ocupar algunos puestos de responsabilidad, es curioso comprobar cómo el veto al voto femenino siguió durante tres décadas más en su país.

yahoo

Anuncios

Categorías

About el comunista (89314 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: