Anuncios

Los vaivenes del forcejeo para formar un nuevo gobierno en Italia

Con la decisión del Partido Democrático (PD) de pasar en minoría a la oposición, se reducen hoy aquí las alternativas para sacar del estancamiento el proceso con vistas a la formación de un nuevo gobierno en Italia.

Por Frank González*

Sin votos en contra y con solo siete abstenciones, la dirección nacional de la hasta ahora agrupación gobernante, aprobó la víspera un documento en el cual descartó la posibilidad de colaborar con los contendientes que mejores resultados obtuvieron en los recientes comicios legislativos.

De un lado, la coalición de derecha integrada por Fuerza Italia, la Liga, Hermanos de Italia y Nosotros con Italia, la cual alcanzó el 37 por ciento de la votación con 267 diputados y 136 senadores y del otro, el M5E con 32,7 por ciento, 228 escaños en la Cámara de Diputados y 113 en el Senado.

Al margen del curso ulterior de las tratativas que de una u otra forma continuarán realizando en los próximos días y semanas las fuerzas políticas con representación parlamentaria, el pronunciamiento del PD deja abierta sólo la posibilidad matemática de una coalición entre las dos colectividades punteras.

Mediante la suma de los asientos alcanzados en la consulta del pasado día cuatro, la derecha y el M5E llegarían a la hipotética cifra de 495 diputados y 249 senadores, más que suficientes para lograr la mayoría de los 630 curules de la Cámara y los 315 del Senado.

Esa, sin embargo, parece ser una posibilidad remota, no sólo por diferencias programáticas y de liderazgo, sino también por las cada vez más visibles grietas en el bloque conservador donde el exprimer ministro Silvio Berlusconi y su partido Fuerza Italia van por una parte, mientras la Liga con Matteo Salvini, va por otra.

A pesar de la insistencia del octogenario exprimer ministro en proseguir al frente de la coalición como ‘director’ y ‘garante’, Fuerza Italia alcanzó solo el 14 por ciento de los votos con 59 diputados y 34 senadores, frente al 17,4 por ciento con 73 y 37, la Liga en su mejor resultado histórico.

Con esos registros, Salvini pasó a ser el candidato a primer ministro de la derecha, con lo cual logra una mayor exposición mediática y proyecta la imagen de una figura en ascenso, con posibilidades de seguir creciendo hasta consolidarse como el líder de la derecha nacional.

Berlusconi lo sabe y por eso la víspera abogó por un gobierno de amplia base liderado por el centroderecha y rechazó un eventual llamado a nuevos comicios, al considerarlo ‘una pésima señal para la democracia y un camino probablemente sin solución’, aunque antes de los comicios afirmaba lo contrario.

‘Mejor, mucho mejor perder algunas semanas para un buen gobierno, si es posible, que meses en una nueva campaña electoral’, apuntó.

La exhortación de Berlusconi, hecha en una entrevista concedida al diario La Stampa, estaba dirigida al PD, que con 18,7 por ciento de respaldo, 118 senadores y 59 diputados, se mantiene como segundo partido del país y es a la vez la presa más codiciada por quienes lo superaron en las urnas.

Con el mismo mensaje de apertura y disposición a negociar, pensando también en el PD, se presentó el líder del M5E, Luigi Di Maio, quien tras la decisión de la dirección del que fuera partido de gobierno de pasar a la oposición, emitió un mensaje a través de su cuenta en la red social Twitter.

‘Los italianos esperan responsabilidad de quienes hicieron esta ley electoral, pero asistimos al conocido juego de poderes sobre la piel de los ciudadanos. Sigan mañana (hoy) mi intervención en la sala de prensa extranjera’, expresó el líder del M5E refiriéndose no sólo al PD, sino también a la Liga y Fuerza Italia.

Salvini, mientras tanto, se muestra hermético en la defensa del programa electoral de su partido a cuyo cumplimiento condiciona cualquier tipo de alianza.

En un discurso pronunciado hace dos días en la escuela política de su partido, Salvini afirmó, según Rainews, que hará ‘todo lo democrática y humanamente posible’ para ser primer ministro, ‘pero sin rebajarme para pactar, ni renegar de nuestro programa de gobierno que es nuestra biblia’.

Un día después volvió a la carga y afirmó, citado por La Repubblica, que ‘no iremos jamás al gobierno si no podemos realizar lo que propusimos hacer: abolir la Ley Fornero (sobre el sistema de pensiones), reducir impuestos, bloquear la inmigración clandestina, revisar los tratados europeos’.

De cualquier manera, aún es prematuro precisar el resultado del forcejeo pues queda camino por recorrer, con la instalación del parlamento el próximo día 23, tras lo cual comenzará el proceso de elección de los presidentes de las dos cámaras y la realización de las consultas del presidente, Sergio Mattarella, con los diferentes actores.

*PL

Anuncios

Categorías

About el comunista (95023 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: