Anuncios

Rusia expresa protesta al embajador británico en relación con acusaciones por el caso Skripal

El Ministerio de Asuntos Exteriores ruso anunció que expresó una firme protesta al embajador británico en Moscú, Laurie Bristow, por las acusaciones de Londres contra Rusia en relación con el caso del envenenamiento del excoronel de la inteligencia rusa Serguéi Skripal y su hija en la ciudad de Salisbury.

“El 13 de marzo, el embajador de Gran Bretaña en Moscú, Laurie Bristow, fue llamado a consultas al Ministerio de Exteriores de Rusia; el primer viceministro de Exteriores de la Federación Rusa, Vladímir Titov, expresó una protesta decidida en relación con las acusaciones infundadas contra Rusia de implicación en el envenenamiento de Serguéi Skripal y su hija Yulia, formuladas por las autoridades británicas”, dijo la Cancillería rusa en un comunicado.

El ministerio subrayó que “Moscú no responderá al ultimátum de Londres hasta que este no presente a Rusia muestras de la sustancia química, mencionada por la investigación británica, y hasta que Gran Bretaña no comience a actuar en conformidad con la Convención sobre la Prohibición de las Armas Químicas, que prevé una investigación conjunta de lo ocurrido, que nosotros estábamos dispuestos a iniciar”.”

Sin ello, todas las declaraciones de Londres no tienen sentido, en esta situación entendemos que el incidente es un nuevo intento grosero de desacreditar a Rusia por parte de las autoridades británicas”, agregó.

El comunicado asegura que Rusia no está involucrada en el incidente de Salisbury y que las acciones de las autoridades del Reino Unido son “abiertamente provocativas”.

Asimismo, la cancillería rusa afirmó que Moscú no dejará sin respuesta toda amenaza de sanciones tras la intoxicación del exagente británico en Rusia Serguéi Skripal.

“Ninguna amenaza de sanciones contra la Federación Rusa quedará sin respuesta”, informó.

Este 13 de marzo el Ministerio ruso de Exteriores convocó al embajador británico, Laurie Bristow, en medio de la creciente tensión provocada en las relaciones bilaterales por el caso de Serguéi Skripal, un exagente de seguridad ruso residente en el Reino Unido que fue envenenado junto con su hija, Yulia, mediante un agente nervioso de origen supuestamente ruso.

El 4 de marzo la Policía británica encontró a dos personas inconscientes en un centro comercial en Salisbury, en el condado británico de Wiltshire, aparentemente envenenadas con un agente nervioso.

Skripal fue reclutado por la agencia británica MI6 cuando servía en el Ejército ruso en los años 1990.

En 2006 una corte rusa le condenó a 13 años de cárcel por espiar a favor de un Estado extranjero.

Cuatro años después fue canjeado junto con otros dos individuos condenados por espionaje por diez personas detenidas en Estados Unidos.

En el mismo condado en que fueron envenenadas las dos personas se ubica uno de los laboratorios más secretos del Reino Unido en el que se desarrollaron agentes tóxicos durante la Guerra Fría.

El 12 de marzo, la primera ministra británica, Theresa May, calificó de altamente probable que Moscú esté detrás del envenenamiento de los Skripal y dio de plazo hasta el miércoles para que la parte rusa presente una explicación.

Si no se ofrece una respuesta  “creíble”, advirtió, habrá “medidas mucho más amplias” contra Rusia que el paquete de sanciones vigentes.

La Cancillería de Rusia tachó de “circo” la declaración de May y afirmó que marca el inicio de una nueva campaña basada en una provocación.

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, afirmó con anterioridad que Londres no ha proporcionado ninguna evidencia que apunte a la implicación de Moscú en el caso de Skripal, y que tampoco ha enviado solicitudes oficiales al respecto.

Por su parte, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, sugirió a Londres aclarar el intento de envenenamiento sobre el terreno antes de abordar el incidente con Moscú.

Este 13 de marzo, Lavrov afirmó que la Convención sobre la Prohibición de Armas Químicas obliga al Reino Unido a proporcionarle a Rusia el acceso a las evidencias y demás materiales del caso, incluida la sustancia sospechosa para que expertos del país aludido puedan analizarla por su cuenta.

El ministro de Exteriores dijo que Rusia reclamó el acceso a los materiales mediante una nota formal, pero recibió del Reino Unido una respuesta ininteligible que, en el fondo, significaba el rechazo de sus demandas legítimas.

Sputnik

Anuncios

Categorías

About el comunista (95265 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: