Anuncios

Los ocho jóvenes de Altsasu han negado que participaran en ninguna agresión

Los ocho jóvenes procesados por la trifulca con dos guardias civiles en un bar de Altsasu han negado que participaran en ninguna agresión y que tuvieran relación alguna con el movimiento Ospa, durante la primera sesión del juicio que se ha desarrollado en la Audiencia Nacional española.

Jokin Unamuno, Adur Ramírez de Alda y Oihan Arnanz, los tres jóvenes que permanecen encarcelados, han sido los primeros en declarar durante la primera sesión del juicio. Los tres han negado haber participado en la trifulca del bar Koxka, igual que han hecho posteriormente Jon Ander Cob, Julen Goikoetxea, Aratz Urrizola, Iñaki Abad y Ainara Urkijo, quienes tambien han negado que tuvieran relación alguna con Ospa.

Cob ha explicado que estuvo en el frontón con amigos y que posteriormente acudió al bar Koxka, pero que no presenció ningún incidente. Acudió con varios amigos pero la Sala ha rechazado que declaren como testigos. Ha señalado que no acudió al Koxka porque nadie le citase, sino porque quiso. Ha explicado que el Koxka no es una bar de la izquierda abertzale, «sino que ponen reggaeton». Ha destacado que cree que quien le denunció, una compañera de los guardias, se equivocó.

Ha añadido que la rueda de reconocimiento a la que le sometieron en la Audiencia Nacional se realizó con presos de Alcalá-Meco de origen sudamericano, por lo que él era muy diferente. El mismo procedimiento se repitió con Goikoetxea.

Goikoetxea ha relatado que también estuvo en el bar Koxka, pero ha negado que presenciara ninguna agresión. Vio un tumulto a la entrada del bar, pero él estaba al fondo del local. Ha expicado que en el Koxka suele haber peleas habitualmente.

Urrizola ha declarado que no vio incidente alguno y ha destacado que se presentó voluntariamente en el Juzgado de Iruñea.

Abad ha explicado que salía de trabajar del bar Aritza y que se juntó con unos amigos. Vieron un tumulto y lo grabó con el móvil. El sargento le tiró el móvil de un manotazo. Protestaron por la detención de Jokin Unamuno y acudieron a la comisaría de la Policía Foral. Ha negado cualquier miltancia política.

Finalmente, Urkijo ha relatado que no estuvo en el Koxka, que fue a otros bares con sus amigas. Ha reconocido que discutió con la Policía Foral tras la detención de Unamuno, pero ha negado que amenazase a una acompañante de los guardias civiles.

El juicio se reanuda este martes con la declaración de los guardias civiles y sus parejas.

naiz

Anuncios

Categorías

About el comunista (91457 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: