Anuncios

El tic tac de una ‘bomba geopolítica’ más peligrosa que Oriente Medio

Por primera vez se registró un supuesto incidente entre militares estadounidenses y chinos en el diminuto Yibuti. El politólogo Evgueni Krútikov analiza en un artículo para el medio ruso Vzglyad cómo se desarrollará la convivencia de los militares de varios países en este país africano.

El experto aseguró que los estadounidenses han relacionado el accidente de un jet de su Marina en Yibuti —que tuvo lugar el 2 de abril— con un deslumbramiento con láser. El Ministerio de Defensa de China ha negado rotundamente el uso de láseres por parte de militares chinos para cegar a los pilotos de EEUU. Este extraño episodio añade presión a un diminuto territorio plagado de bases militares extranjeras.

¿Por qué Yibuti es tan atractivo para los militares extranjeros?

Según el autor, la abundancia de bases militares extranjeras en el país se explica por el catastrófico estado de su economía. El país no dispone de ningún recurso natural que pueda generar ingresos y su único atractivo es su privilegiada localización.

Yibuti se encuentra en el llamado cuerno de África, desde donde se puede controlar el estrecho de Bab el-Mandeb, que conecta el mar Rojo con el golfo de Adén, explica el politólogo. Esto significa que “desde Yibuti se puede controlar la segunda ruta marítima más importante del planeta”.

Como consecuencia de ello, muchos países están interesados en establecerse en Yibuti con bases militares, y el Gobierno africano no está en contra de ello, ya que dichas bases son una fuente importante de ingresos, apunta Krútikov.

Quién está en Yibuti

El pequeño país africano tiene un tamaño menor que la región de Cataluña (España), pero ya alberga bases militares de EEUU, Italia, Francia, Japón y China.

“Se construyeron tantas bases militares en el territorio del diminuto país africano que ya no puedes cruzarlo sin toparte con un militar extranjero”, cuenta el experto.

De hecho, Krútikov explica que Camp Lemonnier es la base militar de EEUU más grande en África, y está precisamente situada junto al aeropuerto internacional de Yibuti. La actividad de los aviones y drones estadounidenses en la base era tan intensa que empezó a interferir en el tráfico de aviones comerciales. EEUU se vio entonces obligado a trasladar sus operaciones aéreas a la pista de aterrizaje de Shabelli, razón por la cual ahora EEUU dispone de dos bases militares en Yibuti.

Por su parte, en 2017, el Ejército Popular de Liberación de China abrió en Yibuti su primera base militar en el extranjero. La instalación es capaz de albergar hasta 10.000 militares y dispone de su propia infraestructura.

El politólogo cuenta que debido a su localización estratégica, desde la segunda mitad del siglo XIX Yibuti fue esencialmente una gran base militar francesa y obtuvo su independencia tan solo en 1977.

Actualmente, Francia mantiene únicamente cuatro de sus bases militares en Yibuti. Dos de ellas son bases terrestres, una naval y la otra es una pista de aterrizaje. En total, en ellas se ubican unos 3.000 militares del país galo.

Además de los franceses, en dichas bases militares se encuentra personal de servicio español y entre 30 y 80 militares alemanes que “no hacen más que beber cerveza”, añade el politólogo.

Mientras tanto, países como Italia y Japón tienen en Yibuti lo que se llama ‘bases de apoyo’. La principal misión de los italianos en Yibuti es prestar apoyo a su flota cuando se encuentra en misiones de patrulla en el golfo de Adén.

No obstante, la presencia de los japoneses también está creciendo en el pequeño Estado africano. Inicialmente, los militares japoneses debían cumplir con labores similares a las de los italianos, pero con el tiempo se han ido extendiendo y se prevé que construyan su propia pista de aterrizaje para el año 2020, ampliando así su presencia en el lugar.

Quién tiene interés por estar en Yibuti

A pesar de la ya extensa presencia de bases militares extranjeras en Yibuti hay países que también quieren establecerse en el país africano. Así, Arabia Saudí ya formalizó varios acuerdos para la construcción de bases militares en la zona. Los saudíes tienen objetivos muy claros en ese territorio: quieren abrir un segundo frente contra los rebeldes hutíes de Yemen y controlar sus vías de abastecimiento desde Irán, subraya el autor.

Mientras tanto, las negociaciones entre Yibuti y Turquía se ven obstaculizadas por las relaciones de esta última con el Gobierno de Somalia. Aparentemente, explica el experto, el Gobierno de Yibuti se muestra especialmente cauteloso con los Gobiernos que tratan con Somalia y Somaliland —país independiente de facto de Somalia—. Sin embargo, las negociaciones progresan poco a poco, ya que los turcos están dispuestos a hacer mucho más que pagar por su presencia en Yibuti. Según el autor, Turquía está dispuesta a armar a Yibuti, aunque no está claro “para qué necesitan su propio ejército independiente, cuando la mitad del mundo ya está allí”.

Otra potencia mundial interesada en abrir una base militar en el pequeño país africano es India. Los indios ya empezaron las negociaciones para establecer su base naval en Yibuti como parte de su estrategia militar en todo el océano Índico. Dado que para Yibuti esta base solo sería una fuente de ingresos más, seguramente sea un proyecto que acabe materializándose, afirma Krútikov.

“Pronto se agotará el territorio de Yibuti: unos dos o tres países más tienen la ambición de construir allí sus bases militares. Por ejemplo Malasia y Egipto”, comenta el politólogo.

Presencia rusa en Yibuti

Al igual que otros países, Rusia también ha mostrado su interés en Yibuti en múltiples ocasiones. EEUU intentó presionar al Gobierno de la nación africana para que no permitiera a Moscú establecerse en el cuerno de África, pero “los yibutíes entendieron que a pesar de la presión ejercida, los americanos no se iban a ir, y los rusos pagarían más”, explica el experto.

No obstante, debido a la situación económica y a la crisis de 2014, los planes de abrir una base militar rusa en Yibuti fueron postergados, añade. Krútikov afirma que hay rumores de que se están manteniendo conversaciones y negociaciones sobre la apertura de una base rusa en el pequeño país africano, pero de momento no se ha tomado ninguna decisión.

¿Qué peligros acechan a Yibuti?

El experto se muestra seguro de que el principal riesgo que afronta la zona es la convivencia de tantas fuerzas armadas en un área tan limitada, algo que puede tener repercusiones a escala global.

“Yibuti se ha convertido en una caricaturesca zona de competición, donde se entrelazan los intereses geopolíticos y militares de decenas de actores mundiales. Este enfrentamiento ya adoptó el carácter de un conflicto vecinal. (…) Un enfrentamiento como este no acabaría bien. Algún día todas estas bases se enfrentarán entre sí, convirtiendo al acogedor Yibuti en un campo de batalla de todos contra todos y de tal magnitud que los conflictos en Oriente Medio parecerán un mero vodevil”, concluye Krútikov.

Sputnik

Anuncios

Categorías

About el comunista (93232 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

1 Comment on El tic tac de una ‘bomba geopolítica’ más peligrosa que Oriente Medio

  1. Reblogueó esto en manuel pena.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: