Anuncios

Estrategas de López Obrador y Anaya en batalla de punteros por presidencia de México

Los principales estrategas de los candidatos presidenciales mexicanos favoritos en las encuestas, Tatiana Clouthier, del puntero Andrés Manuel López Obrador, y Jorge Castañeda, del segundo Ricardo Anaya, plantearon dos proyectos contrastantes para México en entrevistas exclusivas con Sputnik.

Por Víctor Flores García*

“Faltan 53 días para las elecciones y estamos muy felices porque llevamos un 45 por ciento del electorado a nuestro favor”, dijo Clouthier, coordinadora general de la campaña del izquierdista López Obrador.

Interrogada sobre la distinción de su estrategia, Clouthier dijo que “Andrés Manuel ya tiene un gabinete designado para cuando llegue a gobernar, que está muy activo a dar la cara en todos los foros para presentar todo el nuevo proyecto”.

En una elección sin segunda vuelta “es una ventaja cultivada por un equipo de gabinete que ha construido el Proyecto Alternativo de Nación, con el que estamos dando la cara y ofrecemos resultados”.

Con López Obrador “ya hemos recorrido todo el país una vez, vamos a tocar los 300 distritos electorales, ya cumplimos la tercera parte del recorrido, lo que nos ha permitido que llegue a más rincones de manera física”, describió.

Por su parte, el excanciller Castañeda dijo que los ejes de su estrategia consisten en posicionar la idea de que “está clarísimo que un 80 por ciento de los electores quieren un cambio en México”.

Esa gran mayoría rechaza que permanezca en el poder el Partido Revolucionario Institucional (PRI) o alguien que se parezca al presidente Enrique Peña Nieto, como el candidato oficialista José Antonio Meade, integrante del gabinete en dos gobiernos, desde 2006 a la fecha, según Castañeda.

En segundo lugar, enfatizó que “solo hay dos candidaturas competitivas que permanecen en la contienda, López Obrador y Anaya, porque Meade ha sido un mal candidato y ya no está en la competencia”.

Según Castañeda, autor de decenas de libros sobre el poder en México y su relación con EEUU, “Anaya ha venido subiendo cuatro o cinco puntos desde el primer debate (22 de abril) y acortó la brecha ocho o nueve puntos con López Obrador”.

VOTO ÚTIL Y EMOCIÓN

Ante ese escenario, el tercer eje es atraer el llamado “voto útil”, una estrategia que el mismo Castañeda diseñó en 2000 para que el entonces candidato Vicente Fox derrotara al PRI con los votos de las izquierdas por primera vez en 71 años.

Ese voto útil apela a los electores que no están contentos con las opciones que tenían, quienes no se sienten a gusto con López Obrador, “por sus posiciones estatistas, autoritarias y de cerrazón en materia económica, sobre todo en el norte del país, con mejor nivel educativo y de mayor ingreso”, argumentó.

Para consumar ese plan, primero aparecen los seguidores de la independiente Margarita Zavala, esposa del expresidente Felipe Calderón (2006-2012), que salió del derechista Partido Acción Nacional de Anaya, quien es postulado por una coalición con el Partido de la Revolución Democrática (centroi zquierda) y el Movimiento Ciudadano (centro).

Le sigue su búsqueda de los votantes del PRI; en tercer lugar, los votantes indecisos, y en cuarto, los votantes de López Obrador “que votarían con las narices tapadas y sin felicidad”.

Unos “se sienten más cerca de Anaya”, otros ” saben que su candidato ya no ganó, y que votar por él es votar por López Obrador”, dijo Castañeda.

Finalmente se dirige a los que creen que López Obrador, del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) es el único que le puede ganar al PRI, a quienes ofrece “un cambio moderno e inteligente”.

Castañeda admitió que la racionalidad de sus propuestas aparece avasallada por la emoción que despierta López Obrador.

“Es cierto que ante propuestas lógicas y coherentes los votantes buscan la emoción, pero todas las elecciones suelen ser emocionales”, atajó.

Los candidatos estimulan la exaltación de la gente, “que quiere paz cuando hay guerra, seguridad cuando hay violencia, un mejor destino económico cuando hay crisis”, replicó el director de estrategia de Anaya.

“Anaya apela a la racionalidad de los votantes, pero también apela a sus emociones, porque López Obrador no tiene el monopolio de la emoción”, zanjó.

DOS PROPUESTAS ANTICORRUPCIÓN

En materia de lucha a la corrupción, la propuesta de López Obrador “tiene varias vertientes, pero parte del principio de que la casa se barre de arriba hacia abajo”, dijo Clouthier.

Esa idea enfatiza que las acciones anticorrupción pendientes “requieren de voluntad política para atender la impunidad, porque su ausencia hace que los mexicanos estemos siendo recocidos en el mundo por escándalos de corrupción”, comentó.

Prevenir la corrupción comenzará con “procesos de vigilancia de las compras gubernamentales, mediante nuevas tecnologías, en tiempo real, transparentes, sin fugas de información”, dijo la estratega.

Otra medida es acabar con las asignaciones directas de contratos, “que dominan más del 80 por ciento en las obras de infraestructura, con el mecanismo de premios y regalos a los amigos y privilegiados”, abundó.

Para acabar con esa práctica viciada, López Obrador establecería un padrón de proveedores que saque a relucir a quienes no pueden participar, puntualizó Clouthier.

Según el candidato que busca por tercera vez la presidencia, un 10 por ciento del presupuesto que se pierde en corrupción, unos 25.000 millones de dólares, se recuperaría.

Otra vertiente es una reforma del artículo 102 de la Constitución, que el oficialismo actual ha frenado, para otorgar a la fiscalía federal autonomía del presidente.

Clouthier señaló que otras fiscalías actuales, como la encargada de delitos electorales y la del sistema nacional anticorrupción, tampoco son autónomas.

“En los hechos, dependen de un procurador general que los puede correr (destituir)”, como ocurrió en octubre en el marco de una investigación de los sobornos de la empresa brasileña Odebrecht supuestamente entregados a la campaña presidencial de Peña Nieto en 2012.

El contraste entre las propuestas de López Obrador y Anaya, dijo Castañeda, “es muy sencillo: López Obrador quiere perdonar a quienes cometieron actos de corrupción en el pasado, y comienza con Peña Nieto”.

Anaya “quiere un comisión de la verdad con operación internacional contra la impunidad en la corrupción y la violación de los derechos humanos, durante los últimos tres gobiernos desde el año 2000”, indicó.

López Obrador “nombraría él mismo el fiscal anticorrupción, pero Anaya quiere que sea nombrado por el Senado”, remató.

DE LA GUERRA A LA PAZ

En el tema del narcotráfico la diferencia es importante, acotó.

“López Obrador propone la amnistía a los que se hayan involucrado en hechos de narcotráfico y estén en la cárcel, para sacarlos a la libertad”, dijo.

Anaya, en cambio, “se propone terminar con la guerra, construir la paz, básicamente a través de tecnología, inteligencia y enfoques que van a hacer la diferencia”, dijo.

La diferencia de enfoque es importante, porque “López Obrador propone la amnistía y Anaya la tecnología” contra la violencia.

Finalmente, el exjefe de la diplomacia mexicana aseguró que “en esta elección se puede consumar el proceso de cambio que iniciamos en el año 2000, que nunca llegó a buen puerto por razones que no vienen al caso”.

La elección del próximo 1 de julio, “gracias al fenómeno de un frente plural de tres partidos, mediado por organizaciones de la sociedad civil y personalidades, es la propuesta de un Gobierno de coalición que sí puede lograr lo que no pudimos; aprendimos de los errores”, dijo.

Clouthier respondió que “en materia de seguridad, debemos pasar de la guerra a la paz, desde atender las causas hasta profesionalizar el trabajo policiaco”.

Sin embargo, en la base de ese flagelo está la falta de crecimiento económico, que no ha ido más arriba del dos por ciento promedio, “y tiene como consecuencia una población con pobreza enorme que vive a  expensas del crimen organizado”, explicó Clouthier.

Al relatar proyectos sociales, de cultura y deporte para que los jóvenes tengan una vida diferente y no vivan a merced del crimen, describió: “los programas, como el que Andrés Manuel llama ‘becarios sin sicarios’, buscan que los jóvenes se incorporen al mundo del trabajo”.

Finalmente, la estrategia de policía busca fortalecer a las autoridades estatales y federales “para retirar al ejército de las calles, con mejores salarios e inteligencia policiaca”, dijo.

Todos los días, López Obrador “le dedicará la primera hora de la mañana a vigilar la seguridad, a saber dónde y por qué se producen los delitos”, terminó.

La Encuesta de Encuestas diaria del portal Oraculus, un promedio ponderado de decenas de sondeos, coloca a López Obrador en primer lugar de la intención de voto con 45 puntos porcentuales (entre 43 y 48 por ciento), en segundo lugar a Anaya con 30 por ciento (28 a 33 por ciento), y en tercer puesto a Meade con 18 por ciento (entre 16 y 20 por ciento).

*Sputnik

 

Anuncios

Categorías

About el comunista (93001 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: