Anuncios

Existen dos clases de feminismo: uno de ellos canta enjaulado

Existen dos clase de feminismo: 1) el feminismo de clase 2) el feminismo pequeño burgués que hace referencia a todas las mujeres (o más post- moderno,  al “género”).

Por Maribel Santana*

La lucha de las mujeres oprimidas, es lucha de clases, pues metidas en el contexto del sistema patriarcal, capitalista no puede ser otra, a no ser que exista la abstracción divina.

Las brecha salarial, por ejemplo, no es una postura sexista, per se, es una explotación para el beneficio del capital, también puede aplicar brechas a hombres (inmigrantes, jóvenes, etc.), esta brecha también la aplican las empresarias del sistema, sin cortarse un pelín porque sean mujeres. Lo decimos porque las feministas que cantan enjauladas, dicen “se ceban sobre nosotras por el hecho sólo de ser mujer” Noooo, se ceban porque no hay igualdad ni puede haberla en el capitalismo patriarcal.

Estas feministas, ¿piden dentro del sistema que las aplasta y que aplica el machismo, reflejo de su explotación de clase, que quieren derechos reales?, ¿que quieren paridad, mas cárceles y penas para las manadas?, “queremos hacer lo mismo que los hombres”, dicen,  ¿emborracharnos y llegar a casa tarde y de cuatro patas? Pero … ¡esto no es un objetivo! y  un gran etc. de derechos, que son en cualquier momento determinado, migajas que te conceden los PONCIOS PATRIARCALES si la cosa se les puede joder.

¿Hay que cortarle la cabeza al malvado que violó,? pues ale, todo sea por tener la fiesta en paz, hay que hacer concesiones ante de perderlo todo o poner en peligro el sistema.

Menos el poder (decían los clásicos) lo demás es ilusión. El capitalismo es la filosofía de la ganancia, sed del beneficio, hambre de acumulación, a costa de lo que sea, asÍ que los derechos que pidamos serán derechos pequeño burgueses, si  te lo conceden sus leguleyos y demás doctrinas jurídicas, de su Estado.

 Y el Estado según Marx y Engels es: “la organización de una clase para aplastar a la otra, siendo sus pilares, el ejército y la burocracia”. En determinados momentos puede aparentar más o menos sutil y según la correlación de fuerzas.

Las mujeres chinas, feministas de clase, militantes del partido comunista chino de los años 60 decían: No queremos derechos aunque vengan de las instituciones mismas del socialismo que estamos todos (hombres y mujeres) construyendo.   Nosotras queremos LA  MITAD DEL CIELO, pues la otra mitad la tienen los hombres.  ¡Esto es el poder!

Las feministas chinas se burlaban de las reivindicaciones de las feministas europeas, que no daban pie con bola en cómo estructurar la sociedad. ¿Ponían acaso en cuestionamiento la construcción del  socialismo?

Pero el poder no nos viene del cielo, hay que conquistarlo (enjauladas no podemos) el poder es el control de los medios para producir, el control es la participación en la esfera social, política y económica, el control es decidir, cómo, cuándo y por qué, el control es administrar, cuidar, hacerse cargo, de los recursos.   En definitiva no  es ni por asomo lo que nos da el sistema  capitalista. Sin la imposición nuestra sobre el capitalismo patriarcal en este caso, solo tenemos ilusión, no el poder. Pero para esta imposición tenemos que contar con la otra mitad del cielo (los hombres) no los hombres en general sino los trabajadores, los revolucionarios, las masas populares en definitiva.

El feminismo pequeño burgués, tiene un lema, “todas somos iguales”. Nosotras decimos, claro a nivel sexual como hembra etc., sí, pero volvemos a lo mismo, ¿cómo se mide la igualdad en el sistema del capital explotador?

Las capitalistas y resto de las ricas estan contentas en el sistema, no desean que cambie porque si existe otra sociedad, no vivirían a cuerpo de reinas explotando al resto de las otras pobres (la gran mayoría). koplowitz,  Botín, Leticia,  SEÑORAS DE LA GUERRA, como las llama Tita Barahona, Clinton, Melker, Thatcher, y todas las que el patriarcado capitalista y machista presentan en los grandes foros mundiales como la referencia del feminismo, por el hecho de que ocupan el papel de florero que les destina el patriarcado.¡Vaya un logro señores!

Al igual que todos los hombres no son iguales (explotados y explotadores) las mujeres tampoco.

 Por supuesto no deseamos que a ninguna mujer, ni rica, reina, otras se les ofendan con los lenguajes  sexistas, violentos, con agresiones físicas o psicológicas, por parte de ningún hombre, ni rico, ni pobre ni de ningún tipo, esto es un hecho incuestionable. Pero de aquí que se sitúe a las mujeres de las clases explotadoras, dentro o con la unión de las explotadas, es harto injusto, de género simplón, de caradura, interesado  y de perder el horizonte por parte de quien crea que es así.

La penita es que ese feminismo burgués controlado por  el capital, arrastra igualmente a masas populares y trabajadoras adormeciéndolas  con la idea de las mujeres en general, cambiando además el concepto de mujer o feminista, o sea, la mujer oprimida que lucha por el de género.

El feminismo de genero (otra palabra tótem del feminismo burgués) sale de las oficinas de Rockefeller y Ford, dos  magnates de caza mayor.

Margaret Sanger del KKK, perteneciente al lobby del BM y FM (los bancos) es su máxima teórica; fue la enfermera precursora del FG y fundadora en 1915 de la primera clínica abortista de USA. Más tarde incluso se llegó a esterilizar a mujeres negras para que no parieran.

Gloria Steiner, es su seguidora judía,  perteneciente a la CIA y anticomunista, la mayor exponente del “feminismo de Género” y gran atlantista (OTAN).  Financiadas por los Rockefeller y Ford, con su “fachada filantrópica de la CIA” (dice James Petras) se expande por la universidad de San Diego (California), años 70,  y van pululando centenares de centros de estudios de la mujer. Hasta llegar hoy por hoy a casi todo el planeta  haciendo  estragos cambiando el concepto revolucionario de mujer o feminista por una etiqueta eufemística.

“Quizás lo más lamentable sea que el trasiego del género por aulas, despachos y oficinas de redacción acabó por convertirlo en sinónimo de mujeres. A casi cualquier cosa relativa a nosotras  se le comenzó a poner la etiqueta “género”, algo que muchas no llegábamos a comprender e incluso resultaba ofensivo, como denunciaba una lectora en un periódico gratuito”: “El maltrato a la mujer empieza ya cuando se nos trata de ‘género’ ¿Desde cuándo las mujeres somos ‘género’, que es como suele denominarse, por ejemplo, a la mercancía de un puesto de frutos secos?, Craciela Razzano (Tita Barahona)

Así pues la intención del capitalismo patriarcal es cambiar todo para que le cuadre a sus necesidades y diluir la lucha de clases. Asimismo cambian:

  • Lucha de clases por los problemas de la  ciudadanía.
  • Crímenes de guerras por daños colaterales.
  • Imperialismos por globalización.
  • 8 de marzo día internacional de la mujer trabajadora por día de las mujeres.
  • 1º de mayo por  fiesta del trabajo.
  • Lucha feminista o de la mujer por lucha de género.
  • Masas trabajadoras y populares por ciudadanos.
  • Liquidación y privatizaciones de los servicios por eficacia económica.
  • Clase obrera por empleados, autónomos etc.

*Trabajadora, activista y licenciada en historia.

Anuncios

Categorías

About el comunista (93075 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

1 Comment on Existen dos clases de feminismo: uno de ellos canta enjaulado

  1. Reblogueó esto en manuel pena.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: