Anuncios

Nueva polémica en España: las cuatro medallas al torturador franquista ‘Billy el Niño’

Tras el escándalo al conocerse la medalla de plata que supone un incremento en su pensión, se ha descubierto que tiene otras tres condecoraciones, también con remuneración asociada.

Al revisar el expediente del expolicía franquista Antonio González Pacheco, más conocido como ‘Billy el Niño’, el Ministerio de Interior ha descubierto que no solo consta en su haber una medalla de plata al mérito policial, sino que González Pacheco acumula otras tres condecoraciones, todas ellas acompañadas de un incremento vitalicio del monto de su pensión, en total un 50%, recoge Público.

‘Billy el Niño’, que actualmente tiene 72 años, lleva años en el foco de la opinión pública. El expolicía ha sido denunciado por sus torturas al final del régimen franquista y en plena transición. Han sido numerosas las demandas presentadas en su contra, entre las que se incluye la presentada por Willy Meyer, político español que fue eurodiputado por el partido Izquierda Unida entre 2004 y 2014, y que denunció haber sido torturado en 1972. Se calcula que son cientos sus víctimas, aunque hoy en día no existe un censo al respecto.

González Pacheco formó parte de la Brigada Político-Social (BPS), la policía secreta que durante la dictadura de Franco se encargaba de reprimir a los movimientos de oposición al régimen. Tras la muerte del dictador, en 1978, se reconvirtió en la Brigada Central de Información, de la que ‘Billy el Niño’ siguió formando parte.

La primera medalla le fue concedida el 13 de junio de 1977, tan solo dos días antes de que se celebraran las primeras elecciones democráticas en España. Se trataba de una medalla de plata al mérito policial que llevaba aparejada un incremento de su pensión del 15%. La revelación de este dato hizo que asociaciones, afectados por sus torturas e incluso partidos políticos de la oposición reclamaran al anterior Gobierno de España, presidido por Mariano Rajoy, que se le retirara.

Pero esta semana se ha conocido que no es la única que consta en su haber. Antonio González Pacheco tiene otras tres condecoraciones. La primera, concedida por el Gobierno franquista en 1972, es una medalla con distintivo rojo que implica un 10% de incremento en su pensión. Tras la de 1977, la tercera, otra medalla con distintivo rojo, la obtuvo en 1980, con otro aumento del 10% en su pensión. Y la última data de 1982, en este caso una medalla de plata, que fue concedida a toda la Brigada de Información y suponía otro 15% más en su pensión. En total, un incremento del 50%.

En conversación telefónica, Emilio Silva, presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), explica que ya hace tiempo que “nos lo olíamos”. Era un rumor que podían ser más las condecoraciones recibidas por el expolicía, por ello la petición por escrito al Ministerio del Interior para que le retirarán las medallas que realizaron hace dos meses fue formulada en plural.

“Creemos que fue una forma de pagar fidelidades y de comprar silencio de gente que sabía mucho”, afirma Silva, que opina que es “vergonzoso” que alguien que haya cometido esos delitos –que según el Convenio de Naciones Unidas sobre la tortura no prescriben– haya obtenido condecoraciones “por sus servicios extraordinarios”, como consta en la concesión de la medalla de 1977.

La querella Argentina

El 14 de abril de 2010 organizaciones humanitarias de España y Argentina presentaron en Buenos Aires una querella para investigar los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la guerra civil española y la dictadura franquista. Este es el único caso abierto hasta la fecha. Precisamente la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica ha sido una de las precursoras de este proceso. España nunca ha investigado lo sucedido en ese período.

La investigación en el juzgado argentino recayó en la magistrada María Servini de Cubría y recoge los delitos de homicidio, homicidio agravado, privación ilegal de la libertad calificada por la aplicación de torturas. Todos ellos cometidos entre el 17 de julio de 1936 –fecha del alzamiento militar que dio origen a la guerra civil– y el 15 de junio de 1977 –fecha de las primeras elecciones parlamentarias libres tras la muerte del dictador–. La jueza argentina se basó en el principio de jurisdicción universal, según el cual este tipo de crímenes calificados de lesa humanidad no prescriben.

Así, la magistrada Servini llegó a cursar una orden de detención internacional contra cuatro torturadores de la dictadura, entre los que se encontraba ‘Billy el Niño’. También solicitó que se tomará declaración a 19 personas.

Las trabas de la Justicia española

La acción de la jueza se encontró desde el principio con la falta de colaboración de la Justicia española, que en un primer momento negó la competencia de Argentina para juzgar estos hechos, pues decía que ya se estaban investigando en España. Sin embargo, todas las causas fueron archivadas. Posteriormente, rechazó las solicitudes de extradición que tuvieron lugar en 2013 y 2014 de ciudadanos españoles para tomarles declaración y proceder a su juicio.

El presidente de la ARMH afirma que la Justicia española “lo ha envuelto [a González Pacheco] en la ley de amnistía y lo ha hecho inmune e impune”. Recuerda una orden de la Fiscalía para que no se atendiese ninguna demanda contra el franquismo. Aunque “ha cambiado el Gobierno, veremos si algo cambia”, añade.

Cambio de Gobierno y de sensibilidad

El reciente cambio de Ejecutivo tras la moción de censura que defenestró a Mariano Rajoy e hizo presidente a Pedro Sánchez, ha hecho que de nuevo las asociaciones de Memoria Histórica y los afectados hayan vuelto a solicitar al Gobierno la retirada de las distinciones a torturadores como ‘Billy el Niño’.

Si bien el sistema legal español dificulta que pueda llegarse algún día a juzgarle de los delitos que se le imputan, pues los juzgados españoles no los consideran de lesa humanidad y por lo tanto estarían prescritos, sí señalan que hay una oportunidad para resarcir aunque sea simbólicamente a las víctimas.

El ministro del Interior Grande Marlaska ya ha dicho que “todas las condecoraciones implican que la persona es ejemplar, parece razonablemente que en este caso no hay ejemplaridad”. También ha explicado que se ha conocido la existencia de las otras medallas gracias a un informe solicitado por su ministerio y que están estudiando las medidas a tomar para ver la posibilidad de retirar las medallas.

Silva se muestra escéptico: “El ministro ha dicho que es difícil, pero que lo van a intentar, pero hasta que no lo vea no lo creeré”. Recuerda que ha habido una falta de voluntad política, porque “ningún Gobierno ha querido hacer un informe sobre los reconocimientos de la dictadura para retirarlos”. Aunque, por otro lado, piensa que ya no hay marcha atrás: “se la van a tener que quitar”, nos dice esperanzado, porque “si se la quitamos a este, luego hay mucha gente más. Creamos un precedente”.

RT
Anuncios

Categorías

About el comunista (92903 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: