Anuncios

¿El dinero lo es todo? Explican por qué la ira de Trump no llevó a la división de la OTAN

La OTAN no tiene nada que ver con la defensa de los países europeos, sino que es una herramienta de intimidación y una máquina de hacer dinero para el hinchado y corrupto complejo militar de EEUU, según declaró el experto en geopolítica Jon Hellevig.

A este respecto, el analista contó a Sputnik que la reciente cumbre de la Alianza no provocó desacuerdos fundamentales entre los países miembros, sino que estos simplemente no quisieron gastar más.

«Estoy de acuerdo con numerosos analistas independientes acerca de que la OTAN es un negocio de protección y que Trump no hizo nada más que subir las apuestas (…) No veo división verdadera de la OTAN, se trata solo de dinero», aseveró.

El experto observó que los países miembros de la Alianza Atlántica «disfrutan de establecer la hegemonía de Occidente y atemorizar a Rusia, pero el problema es que su mayor patrocinador, EEUU, se encuentra en una complicada situación económica y por eso trata de conseguir más dinero para la máquina militar».

En este contexto, durante la reciente cumbre de Bruselas, el mandatario de EEUU, Donald Trump, exigió que los países europeos contribuyeran más en el presupuesto de la Alianza.

En particular, el presidente declaró que «Alemania podría aumentar su contribución al presupuesto de la OTAN ya a partir de mañana sin problema ninguno» y criticó a Berlín por participar en la construcción del gasoducto Nord Stream 2.

«Estamos dispuestos a protegerlos ante Rusia, pero ellos pagan miles de millones a Moscú», destacó Trump al respecto.

«La OTAN en su forma presente, después del final de la Guerra Fría, no es una alianza de defensa sino una herramienta agresiva para proyectar la hegemonía mundial de EEUU, con la tarea inmediata de lograr el dominio militar sobre Rusia y apretar la soga en las fronteras rusas», dijo el analista. «Por lo tanto, lejos de proteger a Alemania o cualquier otro en Europa, Estados Unidos, prácticamente ha ocupado Alemania, de hecho, desde el final de la Segunda Guerra Mundial, y está utilizando al país como plataforma para su agresión global», puntualizó.

En 2014 los miembros de la Alianza Atlántica quedaron en asignar el 2% de su PIB en la defensa, pero esta vez EEUU procura hacer que los países paguen más y aumenten el gasto hasta el 4%.

Los líderes europeos, por su parte, se mostraron poco dispuestos a elevar el gasto. «Como ya he dicho, claramente es un asunto de dinero», comentó Hellevig.

El analista explicó que, según sus observaciones, la economía de Estados Unidos se encuentra en una situación frustrante, y por lo tanto las autoridades buscan «poner la mano en los bolsillos de sus aliados» para financiar su proyecto de hegemonía global, ya que sus fuentes propias ya están agotadas.

El experto sugirió que EEUU toma en consideración los avances armamentísticos rusos, pero no tiene recursos financieros para poder desafiarlos. Por lo tanto, el deseado 4% parece ser el único remedio.

«La economía estadounidense está al borde de un colapso, pero la máquina de la guerra necesita recarga. Es un juego arriesgado que puede tener consecuencias negativas, ya que cada vez más europeos se percatan de que la OTAN es un negocio de protección. No existe absolutamente ninguna amenaza rusa, y cuanto más habla Trump de ella, más evidente se hace la farsa», concluyó Hellevig.

Sputnik

Anuncios
About el comunista (65955 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: