Posible ingreso de Georgia en la OTAN amenaza con un conflicto, advierte Medvédev

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, espera que la OTAN renuncie a la incorporación de Georgia ya que su ingreso en el bloque podría provocar un conflicto.

«La ampliación de la OTAN es una amenaza directa para la Federación Rusa, es un reto evidente, la reciente decisión de que Georgia es bienvenida y se incorporará a la Alianza del Atlántico Norte (…) refleja una postura absolutamente irresponsable, es una amenaza a la paz», expresó Medvédev en una entrevista con el diario ruso Kommersant.

En su opinión, posible adhesión de Georgia a la OTAN «puede provocar un conflicto, pues para nosotros Abjasia y Osetia del Sur», antiguos territorios georgianos que Tiflis busca reincorporar a su territorio, «son Estados independientes con los que tenemos relaciones amistosas, además son Estados donde se encuentran nuestras bases militares», enfatizó el primer ministro ruso.

Abjasia y Osetia del Sur proclamaron su secesión de Georgia poco antes de la desintegración de la URSS.

El 8 de agosto de 2008, Georgia invadió Osetia del Sur y atacó con artillería pesada la capital Tsjinvali –entonces bajo la protección de las fuerzas de paz rusas– y otros poblados.

Rusia envió sus tropas y tras cinco días de hostilidades expulsó a los militares georgianos de la república, y a finales de agosto del mismo año reconoció la independencia de ambas antiguas autonomías georgianas.

La independencia de Abjasia y Osetia del Sur es reconocida también por Nicaragua, Venezuela, Nauru y, a partir de 2018, por Siria.

La colaboración institucional entre Georgia y la OTAN empezó en 1994 cuando Tiflis se sumó al programa Asociación para la Paz y se reforzó tras la llamada Revolución de las Rosas en 2004.

En mayo pasado, Tiflis declaró que espera ingresar en la Alianza hacia el año 2021.

Según Medvédev, al enviar sus tropas en 2008 –cuando él era presidente del país– Rusia logró «defender a sus ciudadanos que viven en Abjasia y en Osetia del Sur».

Enfatizó que el objetivo de la intervención rusa no era «derrotar a Georgia o ejecutar a Mijaíl Saakashvili», entonces presidente de Georgia.

«El objetivo consistía en expulsar las tropas georgianas de Tsjinvali y restablecer el orden», explicó Medvédev.

El primer ministro reafirmó la disposición de Moscú a restablecer las relaciones diplomáticas con Tiflis: «No fuimos nosotros quienes las destruyeron», subrayó.

Medvédev insistió en que el tema del estatus de Abjasia y Osetia del Sur «no es un problema que predetermine para siempre las relaciones entre Rusia y Georgia».

Comentó que en los últimos años se observa una intensificación del turismo y del comercio entre los dos países.

«Espero que esto contribuya al fin y al cabo a que se normalicen los contactos políticos y se reanude un diálogo integral entre Moscú y Tiflis», apostilló el jefe del Gobierno ruso.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (86246 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: