La máquina de escribir en chino que inspiró a Lenovo (fotos y video)

Las primeras máquinas de escribir en China enfrentaban un problema difícil de resolver. A diferencia de los idiomas que utilizan un alfabeto de varias decenas de letras para conformar las palabras, el mandarín requiere más de dos mil caracteres diferentes para cualquier texto básico.

A finales del siglo XIX aparecieron los primeros modelos, muy diferentes en estética y funcionamiento a las conocidas Remington u Olivetti.

El operario debía recordar de memoria la ubicación de cada cubo y ubicar en posición el cabezal, acoplado a un brazo mecánico, que lo presionaba entintado en el papel para lograr la escritura.

Después de la revolución en 1949, la “Doble Pigeon” (Paloma Doble) era la máquina de punta en las oficinas, universidades, estaciones de policía y bancos chinos. Pero incluso los mecanógrafos más habilidosos lograban imprimir unos 20 caracteres por minuto, comparado con las 100 palabras por minuto que se lograban en las máquinas occidentales.

Lograr esa moderada velocidad requería de largos procesos de entrenamiento. Los cursos se centraban en la memoria muscular y las tareas repetitivas para memorizar la ubicación de cada uno de los caracteres.

Sin embargo, durante el reinado de la Double Pigeon, el uso de la máquina comenzó a evolucionar. Uno de los cambios más dramáticos sobrevino durante la década de los años 50, cuando los tipistas a lo largo de China comenzaron a organizar los caracteres de manera distinta.

En lugar de ubicarlos de acuerdo con el diccionario tradicional, agruparon los cubos a partir de los términos que tenían más relación entre sí o que usualmente se usaban juntos en frases comunes.

Por ejemplo, el caracter “mao” estaba lejos de “ze” y “dong”, lo que hacía la escritura del nombre del jefe de Estado chino más difícil aún, refiere un artículo publicado en la revista Foreing Policy.

Este nuevo arreglo de caracteres se conoció como el “Lianxing”, que se podría traducir como “pensamiento conectado”. El concepto se acerca a lo que en la actualidad se conoce como texto predictivo.

Gracias a este trabajo pionero, los técnicos chinos lograron alcanzar velocidades de hasta 80 caracteres por minuto, lo que fue ascendiendo hasta que en los años 90 comenzó la introducción masiva de las computadoras en las tareas de oficina.

Sin embargo, las técnicas de texto predictivo creadas por los tipistas chinos se convirtieron en la base de los sistemas de computación chinos de comienzos de los años 1970 y le dieron el nombre al segundo productor mundial de PC, laptops y tablets del mundo: Lianxiang o, como se conoce en occidente, Lenovo.

Las máquinas de escribir tenían que incluir más de 2000 caracteres distintos.

Las máquinas de escribir tenían que incluir más de 2000 caracteres distintos.

 

Cubadebate

About ELCOMUNISTA.NET (86212 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: