Anuncios

Prohibir el negacionismo de la dictadura chilena no coarta la libertad de expresión

Una sociedad que sanciona el negacionismo de la dictadura de Augusto Pinochet (1973 – 1990) en Chile protege su democracia, afirmó a Sputnik el presidente de las Juventudes Comunistas de ese país, Camilo Sánchez.

«La razón de que la ley sancione el negacionismo es para proteger los valores democráticos y la democracia del futuro», dijo Sánchez, en referencia a un proyecto de ley presentado hace siete años en el Congreso chileno y que pena con cárcel el negacionismo respecto a la dictadura chilena.

El lunes, el ministro de las Culturas de Chile, Mauricio Rojas, renunció a su cargo tras haber criticado el Museo de la Memoria, institución dedicada a honrar a las víctimas de la dictadura de Pinochet.

A Rojas le cayó una lluvia de críticas tras haber dicho que el Museo era «un montaje» para causar impacto, lo que fue condenado por diversos sectores; a su vez, desde la izquierda se hicieron múltiples llamados a sancionar a quienes nieguen los crímenes de la dictadura.

Sánchez aseguró que prohibir el negacionismo de la dictadura es «fundamental para no cometer los mismos hechos».

«Cuando hay sociedades que se plantean superar y no repetir eventos tan desastrosos como dictaduras y genocidios, es fundamental que se trabaje con las nuevas generaciones haciendo memoria histórica», afirmó el dirigente a esta agencia.

Asimismo, remarcó que «como sociedad democrática no deben haber dos posiciones sobre este hecho, tenemos que tener una sola conclusión: repudio».

Sánchez se refirió al debate que ha producido este tema, donde la sanción al negacionismo podría eventualmente, producir un menoscabo en el derecho de la libertad de expresión.

«Cuando tenemos una democracia que proteger, se deben privilegiar ciertos valores, y un valor fundamental es que los seres humanos no se relacionan entre sí con torturas y asesinatos», afirmó.

También entró a la discusión la expresidenta del Colegio de Periodistas, Javiera Olivares, quien afirmó que «todos los derechos humanos, incluso el de la libertad de expresión, tienen un límite».

«Uno como activista y defensora del derecho a la comunicación, siempre busca que nadie sea perseguido por lo que dice, pero ese derecho tiene un límite, y es que no se ocupe para sembrar odiosidad, para atentar contra los derechos de otros ni para reivindicar autoritarismos que han violado los derechos humanos de los pueblos», afirmó Olivares a Sputnik.

La expresidenta del Colegio de Periodistas sostuvo que el negacionismo de la dictadura «debiera regularse en Chile, tal como ha ocurrido en otros países».

Cerca de 28.000 personas fueron torturadas durante la dictadura de Pinochet, 3.197 fueron asesinadas y unas 200.000 fueron obligadas al exilio, según cifras oficiales.

El negacionismo del Holocausto judío, como se conoce el exterminio de ese pueblo a manos del nazismo alemán durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), es delito en Alemania, Austria, Bélgica, República Checa, Eslovaquia, Francia, Holanda, Hungría, Israel, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Polonia, Portugal, Rumania, Rusia y Suiza.

Sputnik

Anuncios
About el comunista (65888 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: