Anuncios

Hidrocarburos y cooperación militar: la oferta de Rusia para el Líbano

El Líbano está interesado en la cooperación con Rusia, tanto en la esfera de los hidrocarburos como en defensa y servicios de seguridad. El ministro de Exteriores, Gebran Bassil, lo anunció tras reunirse con el canciller ruso, Serguéi Lavrov.

Las negociaciones estuvieron dedicadas principalmente al desarrollo de la situación en Siria y al problema de los refugiados que regresan al país, aunque no pueden pasarse por alto las declaraciones del diplomático libanés sobre la participación de empresas rusas en las prospecciones de hidrocarburos en la costa de Oriente Medio, escribe Andréi Óntikov para el medio ruso Izvestia.

«En el campo de la producción de petróleo y gas, las empresas rusas participaron con éxito en la primera licitación para el desarrollo de depósitos en la plataforma mediterránea de la costa libanesa. Nos estamos preparando para la segunda vuelta, y le pedí al ministro Lavrov que animara a las empresas rusas a participar en esta ronda», dijo Bassil.

Según el diplomático, esto «va a traer estabilidad en la región en su conjunto».

A juicio del periodista, este último comentario de Bassil sobre la estabilidad regional que Beirut pretende lograr mediante la atracción de firmas rusas va dirigido a Israel. Así, según Óntikov, Rusia y el Líbano dejan claro a Tel Aviv que cualquier reclamación sobre el petróleo y el gas libanés no está justificada porque su pertenencia a Beirut está reconocida incluso a nivel internacional.

Un tesoro marino

El Líbano hasta hace poco se mantuvo al margen de la exploración de recursos naturales, ya que no había depósitos conocidos en su zona económica exclusiva. No obstante, los geólogos creen que la zona del Mediterráneo controlada por Beirut es muy prometedora en cuanto a las reservas de gas y petróleo. Las reservas totales de la cuenca de Levante se estiman en unos 3,5-6,4 billones de metros cúbicos.

Recientemente, el país mediterráneo también decidió convertirse en una potencia extractiva de recursos naturales, como sus vecinos. Según algunas estimaciones, sus aguas pueden contener hasta 700.000 millones de metros cúbicos de gas. Varias empresas rusas ya decidieron participar en el concurso para las exploraciones.

La rusa Novatek, junto a la francesa Total y la italiana Eni, ganaron una licitación para los bloques de gas 4 y 9 en la plataforma del Líbano. Según los términos del contrato, Novatek y sus socios se dedicarán a la exploración geológica durante los próximos 5-10 años.

Si los miembros del consorcio logran confirmar la disponibilidad de las reservas de gas, deberán presentar a las autoridades un plan para su extracción. Después de que se apruebe este documento en Beirut podrán hacerse con el derecho a extraer gas y petróleo durante 25 años con posibilidad de prórroga.

Competencia por los recursos

El problema es que no todos están de acuerdo con la pertenencia de estos recursos al Líbano. El país cuenta con 10 bloques en su zona económica exclusiva, es decir, en la franja marítima que le pertenece.

Si el bloque 4, que será explorado por Novatek y sus socios europeos, no está en disputa, el bloque 9 sí que es reclamado por Tel Aviv.

Israelíes y libaneses intercambiaron fuertes declaraciones sobre la emisión de licencias de exploración de estos bloques, culpándose mutuamente de «cometer un error», «amenazar» y «ser agresivos» respecto a la situación.

Así, el ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, calificó de «muy provocativa» la emisión de licencias para la exploración de hidrocarburos por parte de Beirut y opinó que «empresas respetadas cometen un gran error» cuando deciden participar en los proyectos de este tipo. La reacción del Líbano no tardó en llegar. El presidente, Michel Aoun, calificó las palabras del ministro israelí como «una amenaza».

A su vez, el ministro libanés de Energía y Agua, Cesar Abou Khalil, señaló que su país «usará todos los recursos disponibles para repeler la agresión israelí». El movimiento chií libanés Hizbulá tampoco guardó silencio y advirtió de que «cualquier invasión israelí sobre nuestro petróleo y gas será repelida resueltamente».

Este intercambio de amenazas se debe a que la frontera marítima entre el Líbano e Israel aún no ha sido delimitada oficialmente.

Apoyo militar

La extracción de gas libanés tomó inmediatamente un matiz político. Así, Novatek opera principalmente en el mercado ruso y prácticamente no tiene activos en el extranjero. Por lo tanto, el proyecto libanés no es habitual para esta empresa. Es obvio que tendrá alicientes políticos para trabajar en la región, destaca el analista.

Asimismo, tres días antes de la firma del contrato entre el Gobierno del Líbano y Novatek, Total y Eni se supo que el Gobierno de Rusia había firmado un acuerdo de cooperación militar con el Líbano.

El Ministerio de Exteriores ha confirmado estos planes declarando que «está interesado en la cooperación militar, económica y política, así como en el campo de la seguridad con Rusia».

Sputnik

Anuncios
About el comunista (62084 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: