Anuncios

Israel no aprecia relaciones con Rusia o no controla a sus militares, dice el Defensa ruso

Las acciones de la Fuerza Aérea de Israel en torno al avión ruso IL-20 demuestran que las autoridades militares de Israel no aprecian el nivel de las relaciones con Rusia o no controlan a ciertos sus comandantes, denunció este domingo el portavoz del Ministerio ruso de Defensa, Ígor Konashénkov.

«Es difícil entender qué causó (…) las acciones de Tel Aviv, es una respuesta muy ingrata a todo lo que fue hecho últimamente por Rusia para Israel y los israelíes», dijo.

Añadió que «los datos imparciales sobre los hechos 17 de septiembre (…) demuestran que las autoridades militares de Israel no aprecian el nivel de las relaciones con Rusia o no controlan a ciertos mandos y comandantes, que entendían que sus acciones llevarían a una tragedia», dijo.

Konashénkov recordó que en colaboración con el Ministerio ruso de Defensa más de mil combatientes proiraníes y 24 lanzacohetes fueron replegados de los Altos del Golán.

«Todas las formaciones proiraníes con armamento pesado fueron replegadas de los Altos del Golán en colaboración con los militares rusos a una distancia segura para Israel, a más de 140 kilómetros al este de Siria; en total fueron replegadas 1.050 personas, 24 lanzacohetes, así como 145 unidades de otro armamento y técnica militar», dijo.

Konashénkov destacó además que la policía militar rusa instaló seis puestos de observación para garantizar la seguridad de los pacificadores de la ONU en los Altos del Golán.

«Actualmente a lo largo de la línea «Bravo» están instalados seis puntos de observación de la policía militar rusa, que garantizan la seguridad de los empleados de la misión de seguridad de la ONU», dijo.

Además afirmó que antes de la catástrofe del IL-20, Rusia quiso ayudar a Israel en la búsqueda de los restos de los militares israelíes en Siria.

«Rusia estuvo dispuesta a continuar este trabajo; en este contexto las acciones de la Fuerza Aérea de Israel cometidas contra el avión ruso IL-20 salen más allá de la construcción civilizada de las relaciones», dijo.

En la noche del 17 de septiembre, la base aérea rusa en Hmeymim, cerca de Latakia, perdió la comunicación con un avión de reconocimiento Ilyushin IL-20 que regresaba al aeródromo y se encontraba a unos 35 kilómetros de la costa del Mediterráneo.

Al día siguiente, el Ministerio de Defensa informó que el IL-20 fue derribado por un misil del sistema S-200 de la defensa antiaérea siria, lo que provocó la muerte de 15 efectivos a bordo.

El jueves 20 llegó a Moscú una delegación de militares israelíes presidida por el comandante de la Fuerza Aérea, Amikam Norkin, que intentó demostrar que Israel no estaba implicado en la tragedia.

Al mismo tiempo, un alto militar israelí afirmó que la defensa antiaérea siria lanzó más de 20 misiles cuando los aviones del Estado judío ya estaban aterrizando en sus bases y aseguró que el IL-20 ruso, según datos de Tel Aviv, se encontraba lejos de la zona de la operación israelí.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, ordenó continuar los contactos con Rusia sobre el tema del siniestro del avión militar ruso.

Sputnik

Anuncios
About el comunista (52255 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: