China espera mañana a Mike Pompeo en medio de una fuerte tensión bilateral

China espera mañana al secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, para analizar los resultados de su reunión con el líder norcoreano, Kim Jong-un, en una visita que se prevé complicada por las fuertes tensiones bilaterales debido a la guerra comercial y las acusaciones contra Pekín de interferencia política.

La capital china será la última parada de la gira asiática de Pompeo, tras visitar ayer Tokio, y Pionyang y Seúl hoy con el objetivo de concretar una nueva cita entre el líder norcoreano y el presidente estadounidense, Donald Trump, después de la histórica cumbre que ambos celebraron el pasado junio en Singapur.

Pompeo tiene previsto reunirse mañana en Pekín con su homólogo chino, Wang Yi, y el consejero de Estado, Yang Jiechi, con quienes abordará los avances logrados en el diálogo para la desnuclearización del régimen norcoreano.

Según señaló el Ministerio chino de Asuntos Exteriores, durante la visita ambas partes «intercambiarán visiones sobre sus lazos bilaterales y asuntos regionales e internacionales de interés común».

Pekín ha jugado un papel clave en las negociaciones entre Pionyang y Washington, pero recientemente Trump ha acusado al Gobierno de Xi Jinping de entorpecer el diálogo -estancado por las diferencias sobre cómo llevar a cabo el proceso de desnuclearización- como represalia a la guerra comercial abierta entre ambas potencias económicas.

Por eso, las discrepancias comerciales entre China y EEUU, en continuo aumento tras el fracaso de las negociaciones y la consecuente imposición mutua de agresivos aranceles, serán el telón de fondo inevitable de la visita de Pompeo, que ya viajó al país asiático en junio.

El secretario de Estado estadounidense, lejos de ofrecer una voluntad de diálogo para buscar una salida al conflicto comercial, aseguró recientemente que Washington no tiene intención de frenar sus políticas comerciales hacia China y que su Gobierno «va a ganar» esta batalla.

Otro asunto que probablemente no pase desapercibido en el encuentro entre Pompeo y Wang serán las graves acusaciones vertidas por la Administración de Donald Trump contra China por estar presuntamente interfiriendo en las elecciones legislativas del próximo mes en EEUU, para restarle apoyos al presidente.

En concreto, Trump acusó a Pekín de estar atacando con propaganda «el cinturón agrícola» de EEUU, compuesto por estados del medio oeste, como Iowa o Illinois, que se han visto perjudicados por los aranceles que China impuso a la soja importada desde allí en el marco de la guerra comercial entre ambas potencias.

Tras afirmar que estas acusaciones son «ridículas», China ha exigido públicamente a EEUU que abandone los rumores y deje de calumniar al Gobierno de Pekín, por lo que la visita de Pompeo es vista como una oportunidad para rebajar las crecientes tensiones bilaterales.

EFE

About el comunista (68501 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: