Anuncios

Día de la Raza, ¿hay algo que celebrar?

El 12 de octubre se conmemora el día que Cristóbal Colón avistó tierras americanas cambiando para siempre el mapa de la historia. Siglos después, el Día de la Raza se instituyó en el mundo hispano para celebrar este acontecimiento. Sin embargo, queda por preguntar: ¿hay algo que celebrar? ¿Realmente se puede hablar de razas humanas?

Por Carola Vallejo*

Estas preguntas han generado acalorados debates entre las élites políticas e intelectuales a ambos lados del Atlántico, tanto es así que pocos son los países que todavía conservan la efeméride con ese nombre. En España se conoce desde los años 80 como el Día de la Hispanidad, en Bolivia como el Día de la Descolonización, y desde Nicaragua hasta Argentina, este día ha cambiado de nombre.

Con el cambio de nombre la discusión se llevó a las calles: en las plazas se pueden ver a las abuelas peleando con sus nietos por lo que realmente significa cada 12 de octubre.

No obstante, algunos sectores no están conformes con este cambio y esto se ve en los centenares de artículos en los que se les acusa a los partidos gobernantes —en su mayoría de izquierda—, responsables de la modificación, de querer ‘cambiar la historia’, de querer ‘cambiar la identidad nacional’.

Pero ¿a qué identidad se refieren?

En un continente donde el mestizaje ha sido una de las características predominantes, reportes como el del Banco Mundial, las Naciones Unidas y la CEPAL, en los que se pone de manifiesto el racismo que existe en los países de la región contra la población afrodescendiente y, especialmente, contra la población indígena, hablan de la necesidad de revisar esa identidad que tanto defienden los sectores que están a favor de celebrar el Día de la Raza.

Las cifras a las que ha contribuido ese racismo son alarmantes. De acuerdo con el informe del Banco Central, “mientras que los pueblos indígenas representan el 8% de la población en la región, también constituyen aproximadamente el 14% de los pobres y el 17% de los extremadamente pobres de América Latina”. Claro está que este es un problema multidimensional y del que no solo el racismo es responsable, pero es un factor que no se puede ignorar.

Las cifras hablan por sí solas, se debe replantear la identidad de la región. El Día de la Raza pone el énfasis en lo que pasó con la llegada de los barcos españoles al continente, pero desde el punto de vista europeo.

Esa visión eurocentrista impidió que se tuviese una discusión más amplia sobre las consecuencias que tuvo ese acontecimiento para las poblaciones autóctonas y para el desarrollo posterior del territorio, una discusión  que podría explicar el dañino racismo que existe hoy en día.

“Muchas veces se habla del ‘día de la raza’. Y me pregunto: ¿de la humillada raza indígena o de la intrusa raza blanca europea? ¿Qué festejamos: el agravio a los nuestros o la agresividad de los que aquí llegaron? “, el filósofo argentino naturalizado mexicano Enrique Dussel escribió en 1984.

Más allá de ver este acontecimiento de una manera más crítica, hay otra razón para replantearse el Día de la Raza: ¿realmente existen diferentes razas humanas?

Según el Banco Mundial, los pueblos indígenas representan el 8% de la población de América Latina, pero cerca del 14% de los pobres y el 17% de los extremadamente pobres

Según el Banco Mundial, los pueblos indígenas representan el 8% de la población de América Latina, pero cerca del 14% de los pobres y el 17% de los extremadamente pobres.

Qué dice la ciencia

No es un secreto para nadie que el concepto de raza está siendo revisado en la actualidad tanto por genetistas como por científicos sociales de todo el mundo.

Las atrocidades que a lo largo de la historia se han cometido en el nombre una pseudocientífica superioridad racial no dan espacio a que se escatimen esfuerzos en investigar si realmente los humanos somos tan diferentes entre nosotros como para hablar de razas humanas. Para muchos científicos, en realidad no las hay.

“El concepto de raza tiene un gran impacto, es una cosa politizada, estos grupos (blanco, negro, indígena) no son grupos biológicos. No hay definiciones genéticas o biológicas para dividir a los seres humanos como grupos”, explicó a Sputnik Agustín Fuentes, jefe del Departamento de Antropología de la Universidad de Notre Dame (EEUU).

Sin embargo, para Stanislav Drobishevski, antropólogo ruso profesor de la Universidad Estatal de Moscú, no se puede negar la existencia de raza como concepto científico.

“Si miramos a nuestro alrededor se hará claro que las razas sí están presentes. En Estados Unidos hoy en día prevalece el punto de vista que afirma que las razas en realidad no existen porque se considera que es políticamente incorrecto”, señaló Drobishevski a Sputnik.

De acuerdo con el científico ruso, los norteamericanos a menudo confunden el término ‘raza’ con términos como ‘etnia’, ‘idioma’ y ‘religión’.

Para Fuentes, las personas tienen una idea equivocada con respecto a la raza. “La gente basa su concepto de raza en temas equivocados de biología porque todos piensan que si alguien tiene la piel morena, es africano, viene de África, pero no, puede venir del sur de Asia”.

“En el sur de África hay más variaciones genéticas que el resto del mundo. No hay razón para decir por ende la raza africana o asiática. Lo importante es decir que alguien es de una población del noreste de África (…) Hay poblaciones con sus variaciones biológicas, pero no es que todos los que vienen de Asia, por ejemplo, son iguales”, subrayó el antropólogo estadounidense.

Por su parte, Drobishevski explicó que las razas son en realidad grupos de poblaciones, cada uno con un origen en una determinada área y que se distinguen de otras poblaciones por su acervo genético.

“Desde el punto de vista antropológico hay muchas razas y no tres o cuatro como considera la mayoría. Este enfoque ha existido desde hace varios siglos. Esto tiene que ver con el hecho de que no existen fronteras definidas entre las razas humanas, salvo cuando un pueblo isleño vive aislado durante siglos”, sostuvo el científico ruso.

Según los científicos, los diferentes pueblos africanos tienen más diferencias genéticas entre sí que todo el resto de la humanidad

Según los científicos, los diferentes pueblos africanos tienen más diferencias genéticas entre sí que todo el resto de la humanidad.

¿Qué pasa en América Latina?

Entre las principales razas hay subdivisiones intermedias, son los científicos los que deciden dónde están las fronteras entre las razas y cuántas hay, todo depende de la metodología escogida, de acuerdo con el investigador ruso.

Drobishevski indicó que existen grupos que han preservado su acervo genético original, como los viejos creyentes rusos que viven en diferentes países de América Latina. Son un grupo cerrado por eso siguen perteneciendo a la misma subdivisión, los europeos del norte.

“En caso de América Latina es más complicado definir las subdivisiones. Es posible deducir que los indígenas pertenecen a la raza amerindia, que tiene sus propias subdivisiones”, explicó el antropólogo ruso.

No obstante y de acuerdo con Drobishevski, hay muy poca información al respecto debido a la extinción de la población precolombina.

El investigar señaló que “los representantes de otras razas que llegaron al continente eran de diferentes orígenes: de Europa, de Asia y de África, pero nadie ha dado una respuesta a qué subgrupos pertenecían estas personas. Pero esto no atañe al resto de la población europea y africana que se mezclaron entre sí y con los indígenas y, en esencia, formaron una nueva raza (…) Pero el proceso de formación de una nueva raza es evidente y lo presenciamos hoy en día”.

Por su parte, Fuentes señaló que el proceso de mestizaje, como el que se vivió en la región, es algo típico y normal del ser humano. Para el científico norteamericano, es la historia y la cultura lo que divide a los seres humanos en grupos. Asimismo, el investigador advirtió del peligro que este concepto puede tener en América Latina.

“En Latinoamérica las cosas están cambiando (…) Ahora hay muchos grupos indígenas que tienen un poco más de poder e influencia en temas políticos y hay gente que quiere usar este antiguo concepto de raza para no dejar que varios grupos entren en el mundo político. Esto es un argumento político que nada tiene que ver con las posibilidades biológicas”, concluyó Fuentes.

Para someter a una población se utiliza cualquier argumento a la mano, por eso la importancia de revisar conceptos científicos que grupos políticos han utilizado y utilizan para manipular una nación entera. Aprender de la historia no es solo un derecho, sino una obligación, especialmente un día como hoy.

No importa si eres de los que celebra el Día de la Raza o Día de la Resistencia Indígena, cuestiónate por qué esto es así y cómo esto puede ayudar a tener un continente un poco más justo.

*Sputnik

Anuncios

Categorías

About el comunista (90781 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: