Escolares inmigrantes expulsados de un comedor en Italia por falta de documentos

Decenas de niños inmigrantes no pueden acceder al comedor escolar de sus colegios en la localidad italiana de Lodi (norte) después de que el Ayuntamiento obligue a sus familias a pagar unas tarifas más altas por no presentar una documentación adicional a la que piden a los italianos.

La medida ha provocado la indignación en muchos sectores y una llamada a la solidaridad por la que la asociación «Iguales deberes» ha recogido en pocas horas cerca de 60.000 euros que cubrirían hasta el próximo diciembre los servicios escolares como el comedor o el transporte, informan hoy los medios de comunicación.

La iniciativa comenzó después de que la alcaldesa de la localidad y miembro de la ultraderechista Liga, Sara Casanova, exigió en una ordenanza a las familias de los niños extranjeros más documentación de la que se exige a los italianos para obtener tarifas menores en los servicios escolares.

Además de los documentos habituales que prueben la renta familiar para calcular la cuota que se debe pagar, a los extranjeros se les está exigiendo otros de sus países de origen que demuestren que no poseen bienes.

Algo imposible para muchos de ellos que hace años que dejaron sus países o incluso en naciones que no cuentan con registros de propiedad.

Al no haber podido presentar estos documentos, a las familias se les ha exigido el pago de la cuota máxima para los servicios escolares y como no la pueden pagar han tenido que renunciar a ellos.

De esta manera, desde hace una semana, los niños que no han pagado el comedor comen lo que traen de casa y separados de los otros.

En un principio, el ministro del Interior italiano y líder de la Liga, Matteo Salvini, había defendido a la alcaldesa de su partido alegando que «los listillos tienen que pagar».

En una declaración en su página de Facebook, puntualizó después tras estallar el escándalo, «que se valorará caso por caso» la posibilidad de cada familia de obtener estos documentos.

También se expresó al respecto el ministro de Trabajo y líder del Movimiento 5 Estrellas (M5S), Luigi di Maio, socio de la Liga en el Gobierno, que aseguró en Facebook que «los niños no se tocan».

«Si algún padre no se comporta bien, que se multe a ellos, pero no a sus hijos. Este Estado tiene que estar siempre al lado de los niños. Hablaré con el ministro de Educación, Marco Busetti, para que se encuentre una solución», aseguró.

El caso de Lodi ha provocado duras críticas por parte de varios sectores y los partidos en la oposición.

Para el progresista Partido Demócrata (PD) es una «vergüenza» la decisión del ayuntamiento de Lodi y ha pidido la intervención del Defensor de los Derechos de la Infancia.

«Yo solo tengo una pregunta. ¿Cómo puede dormir tranquila una alcaldesa que echa a los niños de un comedor escolar? ¿A qué nivel de mezquindad habéis llegado?. Parad inmediatamente», escribió en Twitter el secretario general del PD, Maurizio Martina.

EFE

About el comunista (68381 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: