Anuncios

Otro «completo fiasco» de EEUU en la arena mundial

El doble estándar de la política exterior de Estados Unidos, que se manifiesta en diferentes actitudes hacia Rusia, Irán y Siria, por un lado, y Arabia Saudí, por otro, llevaron a su nuevo fracaso en el ámbito internacional, escribe el experto geopolítico Alexandre Del Valle para la página web de noticias francesa Atlantico.fr.

El autor observa que EEUU introduce constantemente nuevas sanciones contra Rusia, Siria y restaura las antiguas contra Irán, pero no reacciona ante las atrocidades de Arabia Saudí en Yemen.

Ni siquiera la evidencia de la participación de Arabia Saudí en los ataques terroristas del 11 de septiembre interrumpió las relaciones entre los países, subraya el analista.

Pero EEUU no para de culpar a Rusia de la situación en Ucrania, y a las tropas gubernamentales de Bashar Asad de los muertos en Siria, olvidando que la mayoría de los sirios fueron víctimas de los «rebeldes/yihadistas, a veces apoyados por los occidentales», según el experto.

Estados Unidos tampoco impuso sanciones a Arabia Saudí por el caso del periodista Jamal Khashoggi asesinado por los servicios secretos saudíes.

«Solo una doble moral puede explicar la indulgencia de Occidente a sus aliados saudíes», dice Alexandre Del Valle.

Otro tema importante es la guerra y la catástrofe humanitaria en Yemen, de la que Arabia Saudí es directamente responsable. Según datos oficiales, desde 2015, más de 4.000 personas murieron por culpa del Ejército saudí, y 50.ooo niños fallecieron en Yemen debido al embargo de Arabia Saudí. Otras 8,4 millones de personas están al borde de la inanición, constata el autor.

Según Del Valle, la coalición saudí realizó ataques contra infraestructura médica, instituciones educativas, culturales y religiosas. Esto es contrario a los principios humanitarios de la guerra, de cuya violación se acusaron en repetidas ocasiones las autoridades sirias, agrega el analista político. Pero EEUU hace la vista gorda con esto, pero no se olvida de llamar a Rusia y Siria a no bombardear a los rebeldes en Idlib para «evitar una catástrofe humanitaria».

Aunque después del asesinato del periodista Khashoggi, muchos comenzaron a exigir que Arabia Saudí dejara de bombardear a Yemen, esto no dio lugar a ninguna sanción contra el país, a diferencia de Rusia, Irán y Siria, y de ninguna manera influyó en las autoridades saudíes.

Como resultado, Arabia Saudí continúa apoyando a los grupos terroristas, Irán ha fortalecido su posición en Oriente Medio y EEUU sufrió otro fracaso político.

«Sin duda, Arabia Saudí es un aliado crucial para Washington, pero a nivel puramente estratégico, la guerra en Yemen está demostrando ser un completo fiasco para los propios estadounidenses», resume Alexandre del Valle.

Sputnik

Anuncios
About el comunista (61817 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: