Anuncios

Enviado de la ONU denuncia la lucha por la riqueza de Libia

El conflicto en Libia en primer lugar tiene que ver con los ingresos procedentes del petróleo, la situación que aprovechan muchas personas porque les permite enriquecerse de manera ilegal, comunicó el enviado especial de la ONU para Libia, Ghassan Salamé.

«El meollo del problema que afrontamos consiste en la aspiración de preservar la situación actual que les permite a todos saquear la riqueza del país», dijo el diplomático una entrevista para el diario Al Ahram, publicada este lunes.

Constató que en la situación actual cada día «aparece un nuevo millonario, mientras que la situación general empeora cada vez más y más».

«La lucha que se observa en Libia es una lucha por la riqueza y no por las ideas o la cultura», lamentó Salamé.

Libia, continuó Salamé, es un país que depende completamente de la renta petrolera.

«La exportación de 1.300 mil barriles de petróleo de muy alta calidad, que se envía inmediatamente a los mercados europeos, genera ingresos enormes», dijo el diplomático.

Según Salamé, cada ciudadano libio cree que tiene derecho a una parte de esta renta, independientemente de lo que le dé a su país a cambio.

Salame recordó que en la época del expresidente libio Muammar Gaddafi, esta renta se distribuía entre 6,5 millones de ciudadanos del país.

Al mismo tiempo, recordó que entonces hubo poder que «podía sofocar todos los conflictos que surgían e imponer sus decisiones».

Sin embargo, constató que tras el cambio del poder Libia cayó en la anarquía.

«Libia se está matando con su propio dinero, por lo cual, ante todo, es necesario detener este robo», enfatizó.

El diplomático recordó que el Banco Central de Libia se dividió en dos partes en 2014, con lo cual es extremadamente difícil verificar el gasto de los fondos.

Según el representante de la ONU, la situación en Libia se complica también por la política poco perspicaz de los Estados europeos, que, según él, están interesados solo en la lucha contra el terrorismo y no prestan suficiente atención a la construcción del Estado libio.

Libia vive una profunda crisis desde 2011, año en que fue derrocado y asesinado su líder Muamar Gadafi, tras lo cual surgió una dualidad de poderes.

En Trípoli funciona el Gobierno de Unidad Nacional, reconocido como legítimo por el Consejo de Seguridad de la ONU, sin embargo no ha sido aceptado hasta la fecha por el Parlamento con sede en Tobruk (noreste del país), que cuenta con el apoyo del jefe del Ejército Nacional, Jalifa Haftar.

La dualidad de poderes y el colapso del sistema de seguridad en Libia después del derrocamiento de Gadafi llevaron a un crecimiento de la actividad de grupos insurgentes armados y de organizaciones terroristas.

Sputnik

Anuncios
About el comunista (60416 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: