Anuncios

Codo con codo: a dos décadas del amanecer de la Estación Espacial Internacional

Este 20 de noviembre se cumplen 20 años desde la entrada en servicio de la Estación Espacial Internacional. Después de dos décadas en uso la EEI sigue siendo el principal baluarte de la humanidad en el espacio. El cosmonauta ruso Serguéi Vólkov comentó a Sputnik qué futuro le espera a esta obra maestra espacial.

Por Denis Lukyanov*

Además de ser una estación orbital que marca la presencia de los humanos en el espacio, la EEI es un centro de investigación de importancia trascendental.

Los primeros planes de crear una estación orbital internacional se remontan a los años 80 cuando se anunció el proyecto espacial común entre EEUU, Canadá, Japón y la Agencia Espacial Europea.

«La Estación Espacial Internacional sobre todo es única. Lo que ha probado que diferentes países con diferentes intereses son capaces de crear un proyecto internacional de enorme envergadura si existe voluntad de hacerlo y metas comunes», declaró Vólkov quien también fue condecorado con la medalla Héroe de Rusia.

En aquella época Rusia estaba desarrollando estaciones orbitales de bloques múltiples del proyecto Saliut, Mir-1 y Mir-2. El primero estaba en pleno servicio, mientras el segundo se estaba desarrollando como un reemplazo al primero en caso de una avería.

Después de algunas averías en Mir-1 el entonces Gobierno de Rusia tomó la decisión de cerrar el proyecto porque era muy caro seguir manteniéndola y por fin inundó la estación en 2001.

A principios de los años 1990 los países que planteaban crear una estación internacional entendieron que sería difícil realizar el proyecto sin la participación rusa, entretanto Moscú se enfrentó a nuevos problemas financieros en la realización del proyecto Mir-2.

«El desarrollo de un proyecto como este requiere combinar los esfuerzos de diseñadores y un enfoque sabio de los líderes de los países participantes. Incluso es posible que hicieran concesiones uno a otro durante la realización del proyecto», continuó el entrevistado.

Rusia ingresó en el proyecto con algunos bloques de la estación orbital Mir-2 convirtiéndose en un segmento ruso de la EEI. La construcción de la Estación comenzó en 2011 y sigue hasta ahora.

Para el cosmonauta, la estación es una prueba que es posible hacer realidad un proyecto espacial con rapidez y la piedra angular del éxito es el deseo de todas las partes.

De acuerdo con la información más reciente, está previsto que la construcción del segmento ruso concluya en 2022. La EEI tiene su ‘fecha de caducidad’ aplazada de 2024 a 2028, pero algunos expertos dicen que la estación puede funcionar hasta 2030.

«Queda por ver qué pasará con la cooperación internacional después del fin del proyecto. Es evidente que sería para bien de todos si la cooperación entre los miembros del proyecto continúe. La exploración del espacio es un asunto muy costoso y es difícil para cualquier país hacerlo por sí solo», explicó Vólkov.

Según prosiguió, todavía es difícil decir qué va a pasar en una década, pero es evidentemente una cosa buena que los planes  actuales incluyan el uso de la estación hasta el 2028.

En este sentido, la estación puede servir como una plataforma intermedia en la exploración de la Luna. En particular, es posible que los cosmonautas acoplen la EEI durante sus viajes a la Luna y el regreso a la Tierra desde el satélite natural, añadió.

Pasada esta fecha, es posible que los participantes del proyecto decidan no seguir con él de ahí que Rusia tenga que recurrir otra vez a la creación de su propia estación orbital y recuperar su ‘independencia’ en el espacio.

«La creación de una estación orbital rusa depende completamente de la voluntad de los otros participantes del proyecto de seguir con él después de 2028. De todas maneras Rusia tiene toda la capacidad de crear su propia estación espacial porque goza de una enorme base científica», explicó a Sputnik Serguéi Vólkov cuyo padre, Alexader, viajó en varias ocasiones a la estación Mir-1.

Al responder a la pregunta sobre cuál de las dos opciones le parecía preferible, el entrevistado dijo que la cooperación internacional siempre es mejor.  Además, esta cooperación supone un intercambio cultural.

«La exploración conjunta del espacio es una fuerza blanda, un tipo de diplomacia no oficial. La gente habla entre sí y desde mi punto de vista es muy importante para estrechar los lazos entre diferentes países», señaló el entrevistado.

*Sputnik

Anuncios
About el comunista (60038 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: