Anuncios

¿Quién causó la revolución de los chalecos amarillos?

El color, nada que ver con el color de las intenciones. Las riadas de trabajadores pobres o menos pobres ha llenado la gota que colma  el vaso, los recortes y la política anti obrera que viene llevando Francia desde el 2008 que ha afectado la periferia -más que al centro-, donde viven los obreros y masas populares que tienen que moverse para ir al tajo diario y que casi más de la mitad van en sus coches de gasoil, no pueden ya aguantar tanto recorte y tanta opresión.

Por Maribel Santana*

El que Macron haya subido los precios como una  tasa ecológica, es una mentira como una casa, pues sube y recorta en casi todo porque la política neoliberal así lo determina, que paguen los trabajadores y los pobres para que los ricos vivan mejor y puedan competir con los otros capitalistas, pues esa es su misión.

Están desorganizados, una gran pena porque son riadas de riqueza de luchas de clase desperdiciadas porque la izquierda ha claudicado y le ha puesto a los ricos del mundo, el mundo a sus pies.

Es tanta su desorganización que los propios sindicatos están perdidos y divorciados de esta lucha porque ya no tienen nada que ofrecerles a las masas trabajadoras y populares.

No se levantan como han querido ver contra un presidente en concreto, sino contra el Régimen capitalista -el neoliberalismo sin tino que no se sustenta- y contra la barbarie, aunque ello/as digan que son los carburantes.

Igualmente  lo quieren desviar por otros derroteros: “se le suman grupúsculos violentos, que arremeten contra la policía”, No son grupúsculos violentos, es el pueblo levantado por la opresión contra la otra clase de los explotadores.

También, cómo no “Es debido a las camarillas de Le Pen, los de la derecha, reaccionarios racistas” y otros comentarios.

Como no reconocen que el sistema capitalista está caduco, viejo, vomitando paro, guerras, hambrunas, enfermedades, pues en su delirio y dentro de su filosofía de la irracionalidad se culpan unos a otros, o a cualquier otra causa ficticia, menos reconocer que su sistema agoniza y no quieren perder el poder.

Pero da igual quienes sean, si son derechas o izquierdas o desorganizados la gran mayoría, lo que se refleja es un descontento popular que quieren arreglar su problemas y no cuentan con esa organización obrera o sindicatos de clase que les refleje y juntos conduzcan al lugar donde tienen que estar.

“Somos los trabajadores que necesitamos ir al culo del mundo a trabajar en una fábrica, porque no podemos pagarnos una casa donde está la fábrica. Somos los estudiantes pobres que tenemos que ir en un coche de quinta mano a su campus, porque no pueden pagar una estupenda residencia universitaria. Somos el agricultor, el abuelo, todos los que no son los ricos acomodados de París, Lyon o Niza”.

La claudicación del Partido Comunista de Francia en los años 40, con una gran mayoría en el parlamento casi el 80% no tuvo ese propósito de seguir esa dictadura de los pobres sobre los ricos, sino comulgar con estos y dejarles el poder. A los diez años se quedaron en el parlamento con unos cuantitos diputados porque les había arrebatado el poder político los partidos de los ricos. ¿Pues qué queremos?

Las rebeliones se han cobrado una vida y cientos de heridos y detenidos.

 Harán alguna medida de caramelos para calmar las rebeliones y llevar al redil a los animales de nuevo otra vez. Pero poco les va a servir, porque explotará por otro lado. Porque lo que es anti natura, acaba declinando para dar paso a lo normal.

Espero que los trabajadores del mundo, poco a poco se organicen y que estas explosiones cada vez sean menos espontáneas y más racionales, sin paso hacia atrás, para que guíen su camino y sus necesidades y que a los capitalistas del mundo los desaparezcan con sus sistema explotador, no como personas.

Entonces otro mundo si será posible.

*Trabajadora, activista y licenciada en historia.

Anuncios
About el comunista (68064 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: