Anuncios

Nuevo Gobierno de México mantiene sin subsidios estatal a las gasolinas

La primera decisión del nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en materia energética es mantener sin subsidios a las gasolinas, dando continuidad a la política del Gobierno anterior, informó este viernes la secretaría federal de Hacienda y Crédito Público.

“En línea con la política de mantener los precios de los combustibles constantes en términos reales, en la semana que comienza el 8 de diciembre se ajustará únicamente el estímulo a la tasa del impuesto especial (llamado IEPS) que aplica al diésel en todo el país”, de tal manera que las gasolinas no serán favorecidas por ese subsidio estatal, informó en un comunicado la dependencia federal.

Eso significa que al no existir ese “estímulo fiscal”, las arcas del Gobierno no cargarán con el monto de esa tarifa y serán los consumidores quienes pagarán la cuota completa de ese impuesto especial IEPS en la semana del 8 al 14 de diciembre.

Los “estímulos” son subvenciones federales, cuyos montos “se determinan automáticamente, de tal manera que amortiguan los movimientos en los precios internacionales” de los combustibles, explica la dependencia federal.

El objetivo de la medida es “permitir que los precios en el país evolucionen de manera ordenada” en el sector energético, agrega el comunicado.

“Esta medida ayuda a que los precios de los combustibles se mantengan estables, como ocurrió durante el periodo comprendido entre el 1 y el 7 de diciembre ante un ajuste similar”, asegura el texto.

El nuevo Gobierno del izquierdista López Obrador asumió el sábado pasado.

INDICIOS SOBRE NUEVO PRESUPUESTO

Al mismo tiempo, el Gobierno indica que la medida “asegura el cumplimiento de las metas de finanzas públicas para 2018, en tanto se revisa la política general sobre combustibles para 2019”, puntualiza la cartera encargada de administrar los ingresos y gastos federales.

El equipo de Hacienda, que encabeza Carlos Urzúa, trabaja a toda prisa para poder presentar un presupuesto equilibrado, e incluso con un superávit primario, el 15 de diciembre próximo, diseñado con la nueva política fiscal y de gasto público del presidente López Obrador.

De acuerdo con la estatal Petróleos Mexicanos los dos tipos de gasolinas que se venden en el país son la Magna, que tiene un porcentaje de 87 octanos, y la Premium con 93 octanos, indicador que determina la calidad y capacidad antidetonante de cada producto.

Mientras que la gasolina Magna tiene una eficiencia en el auto mínima, además de un mayor contenido de azufre y un grado más alto de contaminación, la Premium posee mayor octanaje, lo que favorece la eficiencia de los motores y la reducción de contaminantes.

La distinción es importante porque la gasolina Premium que utilizan el parque vehicular nuevo y de alta gama suma siete semanas sin contar con este beneficio fiscal, después de que el Gobierno anterior de Enrique Peña Nieto lo suprimió más de un mes.

La gasolina Magna es la más utilizada en el país por el parque vehicular más antiguo, y tendrá una tercera semana sin ese subsidio gubernamental.

El impuesto especial IEPS vigente durante 2018 para la gasolina Magna es de 4.59 pesos (0,22 dólares) por cada litro; y para la Premium es de 3.88 pesos (0,19 dólares) por litro.

El subsidio fiscal a las gasolinas comenzó en el último año del expresidente Peña Nieto para aliviar los precios, ante la volatilidad en los valores internacionales de las gasolinas y del tipo de cambio frente al dólar, que se ha depreciado ante diversas incertidumbres externas e internas.

A partir de enero de 2017, el Gobierno anterior comenzó a eliminar los subsidios para liberalizar el mercado de combustibles con base en una reforma energética constitucional del año 2013, que es objetada como un “rotundo fracaso” por el nuevo presidente, López Obrador.

La meta de la reforma es que los precios fluctúen en forma libre, con base a la oferta y demanda del mercado nacional e internacional, como ocurre en EEUU.

Un análisis de Grupo Financiero Banco Base estima que la eliminación de estos estímulos “puede generar que los precios de las gasolinas suban y meter mayor presión a la inflación general”, como ha ocurrido desde enero de 2017, cuando comenzó a incumplirse la meta oficial de inflación de 3 por ciento anual.

El Banco de México ha advertido que las alzas a los combustibles son un factor de riesgo para que se dispare la inflación, que cerrará este año en alrededor de 4,5 por ciento anual, 15 por ciento arriba de la meta del banco central.

Debido a los impuestos al consumo, las recientes caídas en los precios internacionales del petróleo no han causado que el precio de la gasolina baje en México, como sí ha ocurrido en EEUU.

Sputnik

Anuncios

Categorías

About el comunista (94987 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: