Anuncios

Quién fue Tarradellas y qué significa que el aeropuerto de Barcelona lleve su nombre

El Gobierno decide que el aeropuerto de El Prat pase a llevar el nombre del presidente de la Generalitat restaurada en 1977.

Adolfo Suárez fue para la Transición en España algo parecido a lo que fue a su respectiva escala Josep Tarradellas para Cataluña en los mismos años. Por eso, resulta lógico que si el aeropuerto de Madrid-Barajas lleva desde 2014 el nombre del primer presidente de la democracia, el aeropuerto de El Prat de Barcelona lleve desde ahora el del primer presidente de la restaurada Generalitat, que lo fue también en el exilio durante el franquismo.

Un gesto que para los catalanes puede considerarse justicia poética, y que en el momento más tenso en las relaciones políticas entre Cataluña y el Gobierno de España, Pedro Sánchez adopta para tratar de restablecer puentes entre Madrid y Barcelona. Un nuevo ‘puente aéreo’, valga la expresión.

El retorno a Cataluña de Josep Tarradellas (1899-1988) hace más de 40 años como presidente de la Generalitat restaurada es una de las imágenes que forman parte de la historia de la democracia española y uno más de los iconos inolvidables de la Transición. En Cataluña, supuso de manera tangible el fin de la dictadura franquista y el alumbramiento de la democracia.

Ocurrió cuando, a su regreso del exilio el 23 de octubre de 1977, el político de Cervelló dijo desde el balcón de la Generalitat, en unas imágenes que emitió TVE en directo: «Ciutadans de Catalunya, ¡ja sóc aquí!» («Ciudadanos de Cataluña, ¡ya estoy aquí!»).

Este momento culminaba unas negociaciones arriesgadas del Gobierno presidido por Adolfo Suárez, quien trató con Tarradellas durante el verano de 1977 para devolverle su anterior legitimidad y nombrarle presidente de una Generalitat restablecida de forma provisional a finales de septiembre de ese año, previa aún al Estado de las autonomías.

En el camino para la construcción de la democracia, Suárez quería una Cataluña que recuperara el autogobierno anterior al franquismo y que no rechazara ni la unidad del país ni la monarquía parlamentaria, pese a que Tarradellas fue cofundador de Esquerra Republicana de Cataluña en 1931, junto a Francesc Macià y Lluis Companys. Una apuesta personal por un líder para una causa, como lo fue también Santiago Carrillo y la legalización del Partido Comunista.

1

Adolfo Suárez con Josep Tarradellas.

Nexo común de los catalanes y el catalanismo

Tarradellas logró recuperar el autogobierno para Cataluña tras cuatro décadas, casi los mismos años que él pasó en el exilio en Francia, 23 de los cuales como presidente de la Generalitat; un presidente sin gobierno, que rechazó para preservar a la institución de partidismos nocivos.

Abrazaba el republicanismo y el catalanismo, pero no el independentismo, y recelaba de la vía del autogobierno por un cauce que no fuera el de las instituciones legales establecidas, es decir, de la Generalitat a la que él representaba.

Se dice que las palabras en el breve saludo de Tarradellas desde el balcón no fueron en absoluto casuales, y que esa mención a los «ciudadanos de Cataluña» en lugar de a los «catalanes» en su conjunto quería ser inclusiva para todos aquellos que habitaban en Cataluña y no solo para los nacidos en esa tierra.

Josep Tarradellas volvió a ser así presidente de la Generalitat en su tierra, como lo fue en el exilio desde 1954, y formó un gobierno de unidad, con el centro-derecha, socialistas y comunistas. Tras la aprobación del Estatuto de autonomía de Cataluña en 1979, siguió presidiendo el gobierno catalán hasta la celebración de las primeras elecciones autonómicas y dejó la vida política en 1980, cediendo el testigo a Jordi Pujol.

Por eso, Tarradellas es un nexo común para todos los catalanes, al que pueden acogerse todas las sensibilidades actuales del catalanismo. Es cierto que ha sido criticado por los independentistas por su rechazo a la secesión y al concepto de los «Países Catalanes» y por admitir la monarquía española, pero sus logros son difícilmente contestables y se cita su ejemplo con frecuencia.

De hecho, hace unos días el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, llamaba al separatismo a volver a la Cataluña «grande, abierta e inclusiva» de Josep Tarradellas como paso para recuperar la convivencia y el diálogo.

RTVE

Anuncios
About el comunista (58565 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: