Anuncios

Los cantos del fascismo

El 21 de febrero de 1848, » un fantasma recorre Europa, el fantasma del comunismo…» Frase, con la que Marx y Engels daban comienzo a su «Manifiesto Comunista». De aquella, todas las fuerzas de  Europa se unieron para combatir, en santa cruzada, a tal fantasma: el Papa y el zar, Metternich y Guizot, los radicales franceses y los polizontes alemanes.

Por José Manuel Barreal San Martín*

Hoy, 171 años después, el comunismo ya no resulta peligroso, o eso se supone. Ha sido sustituido por el fantasma del «fascismo», pero con una diferencia: que ni el Papa ni el resto de los hoy «zares» de Europa le presentan «cruzada». Parece, que todo lo contrario: se asume benévolamente. Hay discusión, sin embargo, de si lo que ocurre en Europa, incluyendo a España, es ascenso del fascismo o de la extrema derecha o del desencanto con la izquierda; más allá de debates académicos y me temo que inútiles y bizantinos, es obvio que estamos ante «algo» que no augura mejores tiempos. Este «algo», tal y como se presenta, obedece a premisas netamente fascistas lo que no quiere decir que sea un fascismo genuino, pero para el caso y en mi opinión tiene poca importancia que sea o se le parezca. Su base ideológica no se debería de frivolizar.

Apliquémosle el sello o nombre de fascismo, extrema derecha, neofascismo…el caso es que, por consideración de la democracia, y así tiene que ser, llega a los parlamentos y a los gobiernos. Otra cosa es que se acepte su ideología y sus consecuencias en la vida social y política. Es una realidad que ha llegado como movimiento político y de masas; que se le vota en las democracias europeas y que se asienta en los parlamentos. España, ya en este nuevo año, no es una excepción. Así pues, » no somos diferentes».

El intelectual holandés Bob Riemen ( febrero 1962), nos dice que  «el fascismo es una expresión de los instintos y sentimientos más oscuros del ser humano y siempre está larvado en el seno de la democracia, es un riesgo que nunca se extingue, por lo cual siempre hay que estar alertas, atentos a sus brotes, para remediarlos con la firmeza de los principios democráticos».

España,  no escapa a los cantos de sirena que nos dicen que todo va mal. Nos cantan al sentimiento nacionalista, a la exaltación de ‘la patria’, al estorbo del pobre, a los valores del hombre que es por sí un valor superior y no admite cuestionamiento alguno, siendo la mujer la fiel compañera, no solo de cama, también de cocina. Se canta contra la libertad individual y  la autodeterminación de las personas y de los pueblos, buscando a toda costa eliminar a la oposición política y social, a quienes se les menciona como » no españoles». Todo lo que huela a variedad o a diferencia es demonizado y cuestionado.

No me parece que ante esos cantos del fascismo, nos tengamos que amarrar al palo mayor del barco, cual Ulises. Hay que salir a cubierta y con razones y políticas sociales, con justicia social y libertad,  combatir el motín que pueda surgir y así negarles el timón de la nave. El fascismo de hoy es de corbata y camisa blanca, de sonrisa y buenos modales, es «democrático», acepta, se supone, el juego de partidos políticos. Se camufla y se mimetiza en función del tiempo actual, por eso puede resultar no peligroso. Pero, lo es.

A mi juicio sostener, con la frivolidad que caracteriza a cierto academicismo que el fascismo no existe, es ridículo e incluso peligroso. El fascismo es élite y las élites nunca han querido al pueblo, nunca. No se nos olvide. Los cantos de sirena están aquí. Solo con la dignidad de la democracia, se los puede y debe combatir.

Anuncios
About el comunista (58539 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: