Anuncios

Una actriz rusa nacida en pleno asedio de Leningrado: “Comíamos jalea de pegamento”

En enero de 1942, más de 100.000 personas murieron en Leningrado asediado por la Alemania nazi. Solo unos pocos bebés lograron sobrevivir en unas condiciones inhumanas, entre ellos Lyudmila Savelyeva, una actriz rusa a la que posteriormente admiraría todo el mundo.

Hace 75 años, el 27 de enero de 1944, se anunció la liberación completa de Leningrado: terminaba el asedio más sangriento de la historia de la humanidad, que duró casi dos años y medio, y afectó a casi tres millones de habitantes, incluidos 400.000 niños.

El primer mes de 1942, uno de los más fríos del invierno ruso, cada día morían 265 bebés menores de un año, mientras que la ciudad mantenía una alta tasa de natalidad, hasta 150 niños al día, aunque el destino de la gran mayoría era trágico.

Ese mismo mes, el día 24, en la Leningrado asediada, nació Lyudmila Savelyeva en una cocina de un apartamento en el centro de la ciudad. La destacada actriz rusa se hizo famosa en todo el mundo con su interpretación de Natasha Rostova en la película ‘Guerra y Paz’. Como representante de este filme, recibió el premio Óscar en Los Ángeles por la mejor película de habla no inglesa en 1969.

Lyudmila Savelyeva en la ceremonia de los Premios Óscar archivo

Lyudmila Savelyeva en la ceremonia de los Premios Óscar (archivo).

Sputnik conversó con Lyudmila sobre su percepción de los terribles años de bloqueo de su ciudad natal, llenos de hambre, sufrimiento y gran cantidad de muertes. Según la actriz, su padre se fue a la guerra, mientras que su madre embarazada, su hermana y su abuela se quedaron en la ciudad. Durante el asedio, cuando nació Lyudmila, tuvieron que preparar comida con lo que había disponible.

“Cuando a mi madre se le terminó la leche materna, no pudo seguir amamantándome. En el mercado compraba pegamento natural en bloques parecidos a jabón. Lo cocía y el pegamento se convertía en una jalea. Y todos la comíamos”, detalló.

Según le contaba su madre, fueron unos años terribles. En las calles no había ni pájaros ni animales.

“Pero yo era gordita, aunque cubierta de úlceras. Mi madre nunca me dejaba sola”, resaltó.

Lyudmila y su familia lograron salir de la ciudad asediada por el Camino de la vida, la única vía de abastecimiento de Leningrado que atravesaba el lago Ládoga. En invierno, el lago se congeló y salvó las vidas de muchas personas. No obstante, era un camino muy peligroso porque el hielo no siempre podía aguantar el peso de los camiones con la gente dentro.

“Mi madre recogió lo poco que nos quedaba, porque muchas cosas las habíamos quemado para salvarnos del frío y otras las había vendido para comprar algo comestible, y nos fuimos por el Camino de la vida. Fue algo terrible. Alrededor se hundían los camiones junto con los niños y sus padres. Pero nosotros tuvimos suerte”, relató.

La actriz se acuerda bien del tiempo después del asedio, que también fue muy duro.

“Nos enviaron una lata de conservas de carne. La probé y trocito por trocito me la comí toda. Entendía que estaba haciendo algo terrible porque también tenía una hermanita cuatro años mayor que yo, además de mi mamá, mi papá y mi abuela. Cuando mi madre regresó a casa, yo estaba histérica porque me había comido toda la lata. Pero ella me tranquilizó y me dijo que sobreviviríamos, que coceríamos algo”, confesó Lyudmila a Sputnik.

Lyudmila Savelyeva

Lyudmila Savelyeva en la película ‘Guerra y Paz’ (archivo).

Durante el sitio de Leningrado murieron unas 640.000 personas. La mayoría pereció a causa del hambre.

El problema que presentaba Leningrado para el Eje fue la cantidad de población a la que alimentar, es decir, más de tres millones de ciudadanos. En vez de asaltar la ciudad, Hitler tomó la decisión meramente pragmática de bombardearla desde el aire y hacer que la gente muriera de hambre.

Las fuerzas alemanes se desplegaron a 11 kilómetros de la ciudad. Además, el 8 de septiembre de 1941, los almacenes de la ciudad fueron destruidos y con ellos 3.000 toneladas de harina y miles de toneladas de cereales.

Sin embargo, los habitantes no se rindieron y lograron aguantar casi dos años y medio de sitio, aunque con grandes pérdidas.

El 18 de enero de 1943, el Ejército soviético consiguió romper el sitio de Leningrado y frenar el avance de las tropas alemanas.

Sputnik

Anuncios
About el comunista (22236 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: