Anuncios

El 2 de febrero de 1999 fue el comienzo de la reivindicación del pueblo venezolano

Cuando Hugo Chávez se juramentó como presidente de la entonces República de Venezuela recibió una situación económica compleja con restricciones externas y fiscales, las reservas internacionales habían caído cerca de 3.000 millones de dólares el último año y el déficit fiscal rondaba casi el 4% del Producto Interno Bruto (PIB).

Para entonces, la tasa de desempleo se encontraba por encima del 10%, el crudo venezolano se cotizaba entre 8 y 10 dólares por barril; la pobreza rondaba el 49% y la pobreza extrema se ubicaba por encima del 17%, de acuerdo a cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), publicadas por el Correo del Orinoco.

En el último trimestre de 1998 se registró una caída del PIB de aproximadamente 6,73% ubicando la tasa de crecimiento económico en 0,3% con reservas internacionales por el orden de los 14.849 millones de dólares y con una deuda total de aproximadamente 26.746 millones de dólares, añadió el diario.

A pesar de estas restricciones, el presidente Chávez se propuso reorientar los recursos hacia el área social, dándole un mejor uso a la renta petrolera y los ingresos fiscales.

«En Venezuela, más pronto que tarde, no habrá un solo niño en la calle, ni un indigente, ninguna familia abandonada. ¡Eso debe ser objetivo supremo de nuestra Revolución!», resaltó el comandante durante uno de sus memorables discursos.

La reducción de los índices de pobreza fue el eje principal durante la gestión del mandatario, para ello empleó políticas basadas en el acceso a la alimentación, gratuidad de la salud y la educación, garantía de empleo y ampliación de la seguridad social.

Las labores de la Revolución bolivariana permitieron que Venezuela se convirtiera en el segundo país que experimentara una reducción del más del 20 por ciento en sus niveles de pobreza entre 1999 y 2010; y llegara a ocupar el tercer lugar de los países con menor porcentaje de pobreza en Latinoamérica de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en el año 2012.

Los esfuerzos de Chávez en lograr el buen vivir del pueblo lo hizo plantearse diversos programas sociales para su protección, surgiendo además el Ministerio de la Vivienda y Hábitat en el 2005, hoy Gran Misión Vivienda Venezuela, y que ha entregado 2 millones 500 mil casas, cifra que contrasta notablemente con las 154 mil 710 viviendas construidas durante la Cuarta República.

La salud también se convirtió en un servicio de acceso público durante el gobierno de Hugo Chávez, para el año 2012 habían sido construidos 533 Centro de Diagnóstico Integral (CDI), 570 salas de Rehabilitación Integral (SRI), y comenzaron a ejecutarse misiones como Misión Sonrisa y Misión Milagro.

La educación pública fue impulsada con la asignación del 6 por ciento del PIB, propiciando la creación de las misiones educativas Robinson, Ribas y Sucre. El 28 de octubre de 2005, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declaró a Venezuela como «Territorio Libre de Analfabetismo».

Asimismo, la educación universitaria dejó de ser un privilegio de pocos, con la creación de nuevos centros universitarios Venezuela se ubicó como el segundo país de América Latina con mayor matrícula universitaria en el año 2014, de acuerdo a la Unesco.

El 19 de abril de 1999 durante la primera Asamblea Nacional del Polo Patriótico, celebrada desde la Sala Plenaria de Parque Central, manifestó que sin pueblo no hay revolución.

«Sin un pueblo despierto, consciente y en movimiento, no hay revolución posible, no hay Mesías, no hay caudillo que pueda conducir un proceso revolucionario, sólo es el pueblo y aquí esa es la condición sin equanon para que haya proceso revolucionario, está en su máximo apogeo. El que quiera ir a verlo en cualquier esquina, que salga. Ustedes lo ven, lo sienten y lo están motorizando, además, porque tenemos que movilizarlo, concientizarlo, organizarlo, dirigirlo, día a día, minuto a minuto».

La tecnología también fue impulsada desde los centros de educación con la democratización del acceso a las nuevas tecnologías con la entrega de computadoras y tabletas Canaima.

El lanzamiento al espacio del satélite Simón Bolívar en 2008 marcó un significativo avance en materia de telecomunicaciones en el país, mientras que el primer satélite de observación remota de Venezuela, Francisco de Miranda o VRSS-1 (por su sigla en inglés) fomenta la investigación, estudio, seguimiento y planificación del territorio.

La lucha del comandante por el bienestar del pueblo venezolano evidenciado en cada una de las políticas impulsadas desde su gobierno tenían una sola razón de ser, sin pueblo no hay revolución.

«Sin un pueblo despierto, consciente y en movimiento, no hay revolución posible, no hay Mesías, no hay caudillo que pueda conducir un proceso revolucionario, sólo es el pueblo y aquí esa es la condición sine quanon para que haya proceso revolucionario, está en su máximo apogeo», expresó el mandatario el 19 de abril de 1999 durante la primera Asamblea Nacional del Polo Patriótico, celebrada desde la Sala Plenaria de Parque Central.

AVN

Anuncios
About el comunista (57066 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: