Anuncios

La historia del avión estadounidense que lanzó una bomba nuclear sobre su propio país

Un bombardero de EEUU lanzó el 5 de febrero de 1958 una bomba de hidrógeno en la costa este del país norteamericano que, a día de hoy, sigue desaparecida.

Los hechos ocurrieron durante lo que parecía ser un vuelo rutinario sobre el estado de Georgia del bombardero B-47, armado con el artefacto Mark 15, de 3.400 kilogramos.

Durante unas maniobras de entrenamiento, un caza F-86 chocó contra el bombardero a una altitud de 12.000 metros. El caza quedó demasiado dañado como para poder volar y el piloto se eyectó para salvar la vida.

El bombardero no recibió severos daños, pero sí perdió el control y se desplomó hasta una altitud de 5.500 metros antes de que el piloto lograra restablecer el control.

Temiendo que la bomba estallase durante el aterrizaje de emergencia, la tripulación solicitó permiso para lanzarla al mar en la costa de Tybee Island. Al recibir una respuesta afirmativa, la arrojaron desde una altitud de unos 2.200 metros.

Los pilotos del bombardero no vieron ninguna explosión cuando la bomba cayó al agua. No obstante, los problemas no acabaron allí: a pesar de una búsqueda que duró casi dos meses, el artefacto no fue recuperado.

Así, el 16 de abril de 1958, las autoridades concluyeron que el proyectil quedó enterrado en el fondo a una profundidad de entre dos y cinco metros. En la actualidad se desconoce el paradero final de la bomba y su estado.

El incidente se mantuvo en secreto hasta 1994 y fue tan solo en 2001 cuando las Fuerzas Aéreas de EEUU publicaron un informe sobre lo ocurrido. Según el documento, el artefacto explosivo contenía 180 kilogramos de potentes explosivos y una cápsula de uranio enriquecido.

No llevaba núcleo de plutonio, que es necesario para la detonación nuclear. No obstante, algunos expertos señalan que la bomba era completamente funcional y sí portaba dicho núcleo.

Lo mismo dijo el subsecretario de Defensa de EEUU, William Howard, en su comparecencia ante el Congreso en 1966: “Es un arma completa, una bomba con cápsula nuclear”.

Teniendo en mente la situación que se vivía en el mundo durante la época de la Guerra Fría, no se puede descartar por completo la posibilidad de que el artefacto fuera funcional.

En aquellos tiempos era algo completamente normal que los bombarderos estratégicos de EEUU y la URSS portaran constantemente armas nucleares, listos para lanzarlas en caso de que fuera necesario.

Habida cuenta del tiempo que transcurrió desde el accidente y el nivel de confidencialidad que se mantuvo en relación al asunto, no fue posible determinar el impacto medioambiental que pudo tener la bomba.

En caso de haber explotado, habría habido una bola de fuego con un diámetro de cuatro kilómetros y la radiación termal habría causado quemaduras de tercer grado a todos los que hubieran estado a una distancia de menos de 20 kilómetros.

Sputnik

Anuncios
About el comunista (22379 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

1 Comment on La historia del avión estadounidense que lanzó una bomba nuclear sobre su propio país

  1. Orlando Rico Castro // febrero 6, 2019 en 11:34 pm // Responder

    Eso representa un terrible acto de irresponsabilidad, ese artefacto se está erosionando y es un problema ambiental para la fauna circundante.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: