Anuncios

Ceder o no ceder soberanía: la lucha de los países europeos desde 1992

El Tratado de Maastricht, firmado el 7 de febrero de 1992, cumple 27 años. La Unión Europea echó a andar fruto del acuerdo de 12 países. ¿Cuál es el estado de la Unión más de dos décadas después y a qué desafíos se enfrenta?

La UE le debe su nombre al Tratado de la Unión Europea (TUE). Los 12 países que lo firmaron —los 12 miembros de la entonces Comunidad Económica Europea (CEE)— decidieron ir más allá de una simple unión exclusivamente económica y se lanzaron a la aventura de iniciar la senda de la integración política.

Del histórico tratado se levantaron los cimientos de lo que es hoy el Banco Central Europeo y se allanó el camino para tirar adelante con la cooperación entre Estados en materia de política, seguridad exterior y justicia.

La joven UE pronto se amplió para hacer sitio a los países del este hasta alcanzar los 28 Estados al cumplir la mayoría de edad. Con la crisis económica de 2009, los problemas estructurales del proyecto de integración europea se hicieron patentes.

“El Tratado de Maastricht fue el principio del fin del Estado-nación en Europa, pero fue un deleite para los grandes negocios, para la burocracia europea en Bruselas y para el eje Berlín-París, que pensó que podría gobernar toda Europa mediante esa burocracia sin responsabilidad democrática”, opina el periodista y comentarista euroescéptico Rodney Atkinson en Sputnik.

En 1999, seis años después de que el TUE entrase en vigor, los Estados miembros establecieron la Eurozona y adoptaron la moneda única. Atkinson cree que el euro es “la política más destructiva económica y democráticamente de la UE” y no considera que el futuro de la divisa vaya a ser positivo.

Thorsten Polleit, uno de los consejeros económicos del fondo de inversión R&R Real Value, coincide con el periodista: el peso cada vez menor de la voz de los Gobiernos nacionales es un problema tanto para la política monetaria de la UE como para la política del bloque.

Sin embargo, es probable que sea precisamente la política nacional de cada Estado miembro y las disputas de poder a nivel nacional las fuentes de las imperfecciones de la Unión, revela a Sputnik Theodora Kostakopoulou, miembro del Comité Científico de la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea y experta en teoría legal y Derecho de la UE. Define las deficiencias de la Unión como el fruto “de las luchas de poder”, y defiende que “se pueden corregir mediante reformas”.

“No deberíamos olvidar que la historia de la Unión Europea no es larga y que sus imperfecciones tienen mucho que ver con los juegos de poder de sus Estados miembro y de sus Gobiernos nacionales. Al principio, los Estados miembros no deseaban tener una Unión Europea democrática que promoviese rendir cuentas, el respeto al Estado de Derecho y a los derechos fundamentales”, recuerda la experta.

Según Michael Geary, profesor asociado de Historia Moderna de la Universidad de Ciencias y Tecnología de Noruega, a pesar de que los Estados miembro se han beneficiado en general de los beneficios del Mercado Único, países como Italia, Portugal, España y Grecia han experimentado problemas como miembros de la Eurozona. “No deberían haber adoptado el euro sin haberse sujeto a un apropiado control político”, señala.

Así que también depende del país. Mientras a los países pequeños como Luxemburgo y Bélgica ya les está bien ceder poder de decisión al centro de la UE porque, de esta forma, se debilita la voz de los Estados más grandes —que la pierden en favor de ese centro—, a otros Estados miembro, como el Reino Unido, no les sienta nada bien perder influencia, explica Geary. Y ha sido esa actitud la que ha llevado a Londres a tener que decidir entre los pros y los contras de pertenecer a la Unión.

“Existe mucho poder blando en una organización tan amplia como la Unión Europea. Pero también tiene cosas negativas —y es una organización única en ese sentido—: tienes que ceder soberanía nacional para centralizar la toma de decisiones. Y ahí está la tensión. Esa tensión ha estado ahí desde los años 60. Algunos países lo aceptan y para otros, como para el Reino Unido, ceder soberanía de Westminster a Bruselas ha resultado ser una pastilla más difícil de tomar”, explica Geary.

Sputnik

Anuncios
About el comunista (18774 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: