Costa Rica rechaza toda opción militar contra Venezuela

La Cancillería de Costa Rica, que recién ordenó la expulsión de tres diplomáticos de Venezuela, rechazó mediante un comunicado oficial el uso de una opción militar para derrocar a Nicolás Maduro, presidente constitucional de esa nación suramericana.

«El Gobierno de Costa Rica, reconfirma su determinante rechazo ante cualquier curso de acción o declaración que implique el ejercicio de la violencia contra el pueblo venezolano, o el uso de la fuerza o la intervención militar en Venezuela, tal y como ha venido sosteniendo en los diferentes foros multilaterales», señala el texto.

Según la nota, Costa Rica intercede con la Organización de Estados Americanos, Naciones Unidas, el llamado Grupo de Lima y el Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela para retomar «el camino de la paz y la democracia, por la reconstrucción de la prosperidad y donde la solución a la grave crisis tenga como actores principales a los propios venezolanos».

La diplomacia costarricense reiteró su compromiso con las herramientas del derecho internacional y del multilateralismo para resolver la crisis en Venezuela, apenas un día después de notificarles a tres diplomáticos nombrados por el gobierno de Maduro que tenían 60 días para abandonar tierra tica.

«El Ministerio de Relaciones Exteriores remitió una nota diplomática a embajada de Venezuela en Costa Rica sobre la situación de los funcionarios Nabil Mora, Angélica Ramírez y Nelly de la Mata Ovalles, en la que, con fundamento en la Convención de Viena, se indica que deben salir del territorio nacional a partir de 60 días naturales a partir del 15 de febrero de 2019», indicó la Casa Amarilla en un breve comunicado a la prensa.

Al reconocer al diputado opositor Juan Guaidó como autoproclamado presidente encargado de Venezuela, el gobierno de Carlos Alvarado desconoció el flamante mandato de Maduro, a cuya toma de posesión —en enero pasado— no envió ningún representante, por considerarla fruto de un proceso electoral sin garantías.

A la vez, el presidente Alvarado confirió el rango de embajadora a María Faría, la representante diplomática designada por Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento) de Venezuela.

Venezuela atraviesa una crisis económica y política que se agravó el 23 de enero, después de que el jefe de la opositora Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se auto proclamara «presidente encargado» del país.

El jefe del Estado venezolano, Nicolás Maduro, quien asumió el segundo mandato el 10 de enero, calificó la declaración de Guaidó como un intento de golpe de Estado y responsabilizó a EEUU de haberlo orquestado.

Guaidó fue reconocido por EEUU, la mayoría de los países integrantes del Grupo de Lima y varias naciones más del continente americano, así como por buena parte de los Estados miembros de la Unión Europea.

Rusia, así como Bolivia, China, Cuba, Irán, Turquía y otros países, reafirmaron su respaldo al actual Gobierno venezolano.

Sputnik

About el comunista (68071 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: