ONU saluda «cambios positivos» a reforma sobre Guardia Nacional en México

La oficina de la Alta Comisionada de la Organización de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), Michelle Bachelet, saludó los «cambios positivos» del acuerdo alcanzado en el Senado mexicano para la reforma constitucional en materia de creación de un Guardia Nacional, dijo el viernes el representante del organismo en el país centroamericano.

«La versión adoptada por el Senado representa un avance positivo que elimina algunos de los principales puntos de preocupación y retoma varias de las recomendaciones formuladas por la Oficina y otros actores relevantes», expresó Jan Jarab, representante en México de la ONU-DH.

Gracias a la apertura del Congreso, diversos actores tuvieron la oportunidad de expresar sus puntos de vista, y el Senado celebró la semana pasada un «Parlamento Abierto» sobre la materia.

«Desde el inicio del proceso legislativo la oficina de la ONU-DH compartió su preocupación por el carácter militarizado de la propuesta original, sobre la base de las obligaciones internacionales del Estado mexicano», recordó Jarab.

Pero las observaciones críticas de defensores de derechos humanos nacionales e internacionales sobre el rol de los militares no fueron consideradas por la Cámara de Diputados, que ya había dado media sanción al proyecto de reforma, sin cambios a la iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador y su Movimiento de Regeneración Nacional (Morena, izquierda).

Jarab participó en la búsqueda de «promover de manera constructiva alternativas de solución», y una crucial negociación ocurrió a mitad de esta semana en el Senado, para lograr un absoluto consenso de todos los partidos políticos.

«El hecho de que las y los integrantes del Senado hayan materializado un consenso que hace días parecía inalcanzable en un tema tan sensible y relevante para el pueblo de México es en sí mismo digno de reconocimiento», dijo el representante de la ONU-DH, que tiene una oficina permanente en este país desde el año 2001.

Entre las mejoras destacó «el giro desde un diseño predominantemente de corte militar hacia otro de carácter civil en la naciente corporación de seguridad».

La ONU-DH también celebra «que se hayan eliminado algunos componentes que atentaban contra la esencia civil de la Guardia Nacional, se haya fortalecido el mando civil y se hayan incorporado elementos de control de carácter democrático».

Una las claves de la reforma está en «el estricto apego a los derechos humanos, preservando el carácter civil de las corporaciones de seguridad», indicó.

Si se implementa correctamente la reforma, «se iniciaría un camino para superar el paradigma militar en la seguridad pública en México y retirar gradualmente a las Fuerzas Armadas de tareas que le son impropias», concluyó el representante del organismo internacional.

El plazo para ese retiro gradual de los militares y consumación de la creación de la Guardia Nacional con 50.000 efectivos con policías militares, navales y federales, se fijó en 2023, un año antes del fin del sexenio de López Obrador.

ENMIENDAS DEL SENADO AL TEXTO DE LOS DIPUTADOS

Al relegar los componentes militares solo a los artículos «transitorios», fuera del texto constitucional, se «atenúan significativamente los riesgos de la propuesta original», prosigue el especialista.

El texto aprobado por el Senado respeta el carácter «excepcional, restringido y limitado» de la jurisdicción militar, al no modificar al artículo 13 de la Constitución, que prohíbe su funciones en materia de seguridad pública, añadió.

La oficina de la Alta Comisionada también aplaude la prohibición de encarcelar a personas en instalaciones militares y poner a los detenidos «a disposición de la autoridad civil», que eran «prioridades sustantivas de la ONU-DH».

Los senadores no solo eliminaron esos elementos, sino que la nueva versión, votada por 127 de los 128 integrantes de la Cámara Alta, con la ausencia de una senadora enferma, contiene «dos avances significativos», comparada con el texto adoptado por la Cámara de Diputados el 17 de enero pasado.

Se trata de dos marcos normativos «sobre uso de la fuerza y registro de personas detenidas», recomendaciones de organismos internacionales de derechos humanos que los diputados habían ignorado, y los senadores incorporaron.

«La voluntad de diálogo y la disposición de construir colectivamente y en pluralidad son métodos propios de toda sociedad madura, que aspira a procesar sus diferencias de forma reflexiva por la vía democrática», celebró Jarab sobre la democracia mexicana.

Finamente, la ONU-DH felicitó al colectivo Seguridad Sin Guerra, que integran unas 300 organizaciones civiles y expertos, y a los organismos públicos de derechos humanos, por su «determinante papel» para enriquecer la deliberación en el Congreso.

El texto modificado de la reforma debe regresar ahora a la Cámara Baja, para después ser enviado a los 32 congresos de los estados de la federación mexicana, donde al menos dos tercios lo deben aprobar, para poder ser finalmente promulgada por el presidente López Obrador.

Sputnik

About el comunista (67370 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: