Anuncios

Un grupo de manifestantes y militares venezolanos se enfrentan de nuevo en la frontera con Brasil

Un grupo de manifestantes venezolanos situados en el lado brasileño de la frontera Brasil-Venezuela, en Pacaraima, se enfrentaron a los agentes de la Guardia Nacional Bolivariana que bloquean la frontera lanzándoles piedras, a lo que éstos respondieron con gases lacrimógenos.

“Estamos guerreando para pasar ayuda alimentaria para Venezuela, aquí todos los guardias están en contra (…) están sacando a malandros de las cárceles, de los penales para pelar con nosotros”, comentó a Sputnik Jimmy González, uno de los manifestantes, que en su mayoría son hombres muy jóvenes.

Según fuentes de los militares brasileños situados en la frontera, los manifestantes que iniciaron los disturbios no son residentes en Pacaraima, sino que llegaron de territorio venezolano recientemente para provocar a los militares venezolanos.

A lo largo de la mañana, el cordón de militares que cierra la frontera entre Brasil y Venezuela fue reforzado con más agentes.

Entre los venezolanos de Pacaraima circulan rumores de que en territorio venezolano se están entregando uniformes militares a presos para que refuercen la frontera, aunque Sputnik no pudo confirmar esta información.

Además de más agentes, la línea de hombres que cierra el paso a transeúntes y vehículos está más cerca que ayer del territorio brasileño y cuenta con el refuerzo de tres tanquetas.

Esta es la segunda ocasión en que se registran incidentes en la frontera brasileña en menos de 24 horas.

El sábado a última hora de la tarde manifestantes llegaron a quemar dos camionetas y parte de una caseta de los militares venezolanos, situada a pocos metros de la línea fronteriza.

Al margen de este episodio aislado la situación en la frontera con Brasil es relativamente tranquila, y los militares brasileños observan la situación desde un segundo plano y de forma discreta.

La oposición venezolana anunció que el sábado ingresarían por la frontera los cargamentos con alimentos y medicamentos donados por EEUU y otros países, los cuales fueron tildados por el presidente Nicolás Maduro como “migajas” y de “un show para justificar una intervención en el país”.

La vicepresidenta Delcy Rodríguez, a su vez, enfatizó que en Venezuela “no hay crisis humanitaria” y recordó que en el marco del derecho internacional se procede a una ayuda humanitaria solo en caso de catástrofes naturales y conflictos armados.

El Gobierno venezolano advirtió que cualquier vehículo que ingrese a su territorio sin autorización será considerado como blanco militar.

El 5 de enero el diputado Juan Guaidó fue elegido presidente de la Asamblea Nacional, parlamento unicameral en desacato desde 2016.

El 23 de enero, dos días después de que el Tribunal Supremo anulara su designación, Guaidó se autoproclamó «presidente encargado» de Venezuela, apelando a un artículo constitucional que prevé esa figura.

El presidente Nicolás Maduro, quien asumió su segundo mandato el 10 de enero tras unas elecciones que la oposición boicoteó, calificó la declaración de Guaidó de intento de golpe de Estado y responsabilizó a EEUU de haberlo orquestado.

Guaidó fue reconocido de inmediato por los EEUU, a los que se sumaron unos 50 países.

Rusia, China, Cuba, Bolivia, Irán y Turquía, entre otros países, siguen apoyando al Gobierno de Maduro.

México y Uruguay se negaron a reconocer a Guaidó, se declararon neutrales y propusieron un diálogo entre las partes para superar la crisis.

Sputnik

Anuncios
About el comunista (64485 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: