Un oficial soviético que escapó de un campo nazi revela los espeluznantes detalles de su fuga

En febrero de 1945, un grupo de oficiales soviéticos logró escapar del denominado ‘bloque de la muerte’ del campo de concentración nazi de Mauthausen.

Sputnik tuvo a su disposición una carta escrita el 10 de abril de 1960 por uno de ellos, el piloto Iván Bitiukov, al entonces líder soviético, Nikita Jruschov, en la que pidió su ayuda para conservar la memoria sobre su hazaña y reveló toda la verdad sobre los crímenes nazis.

cv

El campo de concentración Mauthausen.

Según la carta, antes de escapar, los prisioneros soviéticos juraron revelar todos los escalofriantes detalles sobre el bloque de la muerte, también conocido como ‘bloque Kugel’ (bala, en español), en el que fallecieron más de 32.000 residentes soviéticos entre 1938 y 1945.

La noche del 3 de febrero, un grupo de más de 500 prisioneros intentaron huir del campo de Mauthausen. Sin embargo, solo 419 de ellos lograron escapar, mientras que el resto de los fugitivos fueron fusilados o atacados por los perros de presa.

«Si esperamos para la ejecución de la pena, los nazis van a ocultar las atrocidades sin precedentes de la eliminación de los oficiales desarmados. Pero si alguno de nosotros sobrevive, debe contar a la Patria y a las familias soviéticas toda la verdad sobre el bloque de la muerte, cuyo nombre está cubierto de la barbaridad nazi, las torturas, la sangre, el sufrimiento humano, la muerte y la verdadera valentía», reza la carta.

«Lloro por los torturados, por los asfixiados en las cámaras de gas, por los asesinados durante el asalto de los muros del bloque, los fusilados durante la fuga, los apuñalados con barras de metal en los graneros, los despedazados por los pastores alemanes, las víctimas de torturas, el hambre y la desnutrición», confesó Bitiukov en su emotiva carta.

«Lloro por los muertos y los vivos, de cuyos cuerpos se derramó la sangre viva rusa, por los que asaltaron la fortaleza nazi y continuaron siendo los hijos leales de nuestra querida Patria. Lloro por los que lograron vencer a la muerte», subrayó. El oficial soviético admitió que las armas principales de los fugitivos fueron su «fe en la victoria y la venganza por los sufrimientos que trajo la ‘plaga marrón’ (el nazismo) a la humanidad».

cv1

La liberación del campo de concentración Mauthausen

Iván Bitiukov era un capitán de la Fuerza Aérea. En el 1943, derribó un avión alemán y tuvo que aterrizar en el territorio del enemigo. Intentó alcanzar la frontera este, sin embargo, fue herido y tomado como rehén por los nazis. Pasó por varios campos de concentración y finalmente logró escapar, sin embargo, fue capturado otra vez.

Los rehenes soviéticos intentaron atacar las torres de vigilancia con piedras. Luego, robaron dos extintores que habían encontrado en los dormitorios de los cuarteles. Un grupo de prisioneros tenía que atacar a los guardias nazis con el chorro de espuma, mientras otros fugitivos tomarían el control de las ametralladoras, ubicadas en las torres.

Bitiukov también citó la carta de su compañero, Nikolái Parshin, prisionero del otro bloque del campo.

«Queríamos que el mayor número posible de prisioneros volvieran a la Patria y contaran toda la verdad sobre el bloque de la muerte, pero con pocas esperanzas», indicó Parshin.

En cuanto a Bitiukov, se fugó del campo junto con su amigo Víctor Ukraintsev. Los fugitivos lograron llegar a la pequeña ciudad austriaca de Holzleiten, donde se escondieron en el granero de la mansión perteneciente al alcalde del municipio, un fanático nazi.

Afortunadamente, los trabajadores del campo del alcalde —los rehenes soviéticos Vasili Logovatovski y Leonid Shashero, y un polaco llamado Metik— ocultaron a los fugitivos, mientras el alcalde «estaba ocupado intentando encontrar a los escapados de Mauthausen sin poder imaginar que su propio desván se convirtió en un refugio para los rebeldes».

Sin embargo, más tarde, los fugitivos fueron capturados. Ukraintsev, que hablaba el idioma polaco, se hizo pasar por polaco y volvió al campo de Mauthausen, donde permaneció hasta su liberación. En cuanto a Bitiukov, se marchó hacia la frontera de Checoslovaquia, donde fue salvado por las tropas soviéticas.

En otoño de 1962, los fugitivos del ‘bloque de la muerte’ llegaron a Moscú, donde se dirigieron por la televisión a sus conciudadanos, asimismo, fueron recibidos por el entonces viceministro de Defensa de la URSS, el mariscal Vasili Chuikov. Además, las autoridades organizaron una reunión de los antiguos prisioneros del campo de Mauthausen.

cv2

Monumento homenaje a las víctimas del campo de Mauthausen.

No obstante, no hay libros o películas dedicadas a aquella ‘hazaña olvidada’.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (79873 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: