Anuncios

Ex presidente Lula dice desde la cárcel que «Brasil está en manos de un grupo de locos»

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) aseguró este viernes que Brasil es gobernado por un «grupo de locos», refiriéndose a la administración de Jair Bolsonaro, según la primera entrevista concedida desde que ingresó en prisión hace más de un año.

«Vamos a hacer una autocrítica general en este país, lo que no puede ser es que este país esté gobernado por ese grupo de locos que gobierna el país; el país no merece eso y sobre todo el pueblo no merece eso», afirmó en declaraciones a los diarios Folha de São Paulo y El País, que lograron entrevistar al exmandatario tras una intensa batalla judicial.

El líder del Partido de los Trabajadores (PT) aseguró que Bolsonaro «o construye un partido sólido o no perdura», y criticó especialmente la actual política externa de Brasil: «Es el nivel más bajo que vi en la vida».

El exmandatario también comparó el trato que la prensa brasileña da al Ejecutivo de ultraderecha con el que él recibe.

«Imagínese si los milicianos de Bolsonaro fuesen amigos de mi familia», cuestionó, refiriéndose al hecho de que uno de los hijos del presidente, el senador Flávio Bolsonaro, prestó homenajes y dio trabajo a familiares de un miliciano ahora prófugo de la Justicia cuando era diputado estadual en Río de Janeiro.

Respecto a su condena, Lula reafirmó su inocencia y criticó al juez que le condenó en primera instancia, Sérgio Moro (ahora ministro de Justicia de Bolsonaro) y al fiscal de la Operación Lava Jato Deltan Dallagnol, a quien acusa de haber presentado una denuncia sin pruebas.

«Sé cuál es el lugar que la Historia me reserva, y también sé quién estará en la papelera», afirmó.

«No hay problema si me quedo aquí el resto de la vida; quien no duerme bien es Moro, Dallagnol y el juez del TRF-4 (que confirmó su condena en segunda instancia)», aseguró el expresidente.

Lula confesó que en estos meses en la cárcel los momentos «más graves» fueron la muerte de su hermano Vavá, en enero, y de su nieto, Arthur Araújo Lula da Silva, de siete años, dos meses después.

Lula fue condenado por corrupción y blanqueo de dinero por supuestamente haber recibido de manos de la constructora OAS un apartamento en la costa de Guarujá (estado de São Paulo, sureste) como agradecimiento por los favores prestados dentro de la trama corrupta de Petrobras.

Ingresó en prisión el 7 de abril de 2018, después de que el Tribunal Regional Federal de la 4ª Región, la segunda instancia de la Justicia brasileña, le condenara a 12 años y un mes de cárcel.

El pasado martes 23 de abril, el Tribunal Superior de Justicia redujo la pena a ocho años, 10 meses y 20 días, abriendo la puerta a que el expresidente pueda pasar a un régimen domiciliar antes de que acabe el año.

Sin embargo, Lula se enfrenta a otros procesos en el marco de la Operación Lava Jato que podrían retrasar su salida de prisión.

Sputnik

Anuncios
About el comunista (59878 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: