Anuncios

Negocios vs política, ¿qué factor gana en la batalla entre China y EEUU?

Mientras las autoridades estadounidenses acusan a China de obligar a las empresas a transferir sus tecnologías, las empresas del país norteamericano desean seguir cooperando con China y el crecimiento de sus inversiones comprueba esta suposición.

El viceministro de comercio de China, Wang Shouwen, comunicó que la afluencia de capital en China procedente de EEUU aumentó un 65% en el primer trimestre del 2019.  Shouwen divulgó estos datos en vísperas de la siguiente ronda de negociaciones comerciales entre China y EEUU.

Varias fuentes, cercanas a las negociaciones, confirmaron a los medios occidentales que las partes alcanzaron un gran progreso en la resolución de casi todos los problemas. Por ahora no consiguieron ponerse de acuerdo sobre un mecanismo de control de compromisos adoptados por China acerca del otorgamiento de subsidios a sus empresas y la transferencia de tecnologías.

Distintas empresas extranjeras están listas para invertir sus recursos en China. El fabricante alemán de automóviles BMW lanzó la producción de la versión eléctrica del todoterreno X3. La empresa surcoreana LG planea invertir más de 1.000 millones de dólares en China para ampliar en 2020 dos plantas especializadas en la producción de acumuladores para vehículos eléctricos. La empresa estadounidense Tesla espera completar la construcción de su planta en Shanghai en tres o cuatro meses, mientras que la petrolera ExxonMobil firmó un contrato que prevé organizar suministros de gas natural licuado por un plazo de 20 años.

Huang Weiping, profesor de economía de la Universidad Popular de China, explicó que la transferencia de tecnologías forma parte de la buena voluntad de los emprendedores. China no ejerció ningún tipo de presión administrativa. Por eso el experto considera que todas las acusaciones de EEUU fueron presentados por motivos políticos y no tienen nada que ver con la protección de intereses de las empresas estadounidenses.

«Hay que saber separar la presión del mercado de la presión administrativa. Efectivamente China nunca ha obligado a las empresas a transferir tecnologías, utilizando medidas administrativas. Durante tantos años en que se lleva a cabo la investigación [del caso chino] nadie pudo presentar pruebas convincentes. Mientras tanto la presión de mercado es una práctica bastante común», opina el interlocutor de Sputnik.

Weiping destacó que China podría no comprar bienes estadounidenses, sustituyéndolos con las mercancías procedentes de Alemania.  De hecho Berlín muestra suficiente tolerancia a la transferencia de tecnologías. Por ejemplo, la compra de bienes extranjeros requiere efectuar su mantenimiento y la reparación. Será imposible hacerlo si las empresas extranjeras no transfieren tecnologías, opina el experto.

«No se trata de un problema relacionado con la voluntad del Gobierno chino. Se trata de los requerimientos del mercado. Por eso considero que Washington en sus acusaciones presentadas a China confunde dos términos: la presión del mercado y la presión administrativa. Si el mercado requiere que se efectúe la transferencia de tecnologías y usted no lo quiere hacer, entonces puede irse de este mercado (…) las empresas siempre son libres de elegir una u otra opción», aseveró.

Según el experto, hoy en día China se convierte en un exportador de tecnologías y por eso está interesado en proteger su propiedad intelectual y sus inversiones, razón por la cual seguirá mejorando el clima de inversión sin hacer caso a la presión ejercida por parte de EEUU.

Sputnik

Anuncios
About el comunista (52777 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: