Anuncios

El policía nacional jubilado que se apuntó voluntario el 1-O para «permitir que se pudiera votar»

Declara en el juicio como testigo Nemesio Fuentes, un exagente del Cuerpo Nacional de Policía.

Otros ciudadanos constatan que dos mossos no podían cerrar los centros aunque «venían con la intención» de hacerlo.

El magistrado Manuel Marchena interrumpe la sesión para hacer un receso antes de las doce del mediodía cuando solo queda por declarar uno de los once testigos citados para este jueves, jornada 42 del juicio del ‘procés’. Por tercer día consecutivo, la defensa de Jordi Sànchez ha propuesto la declaración de ciudadanos que acudieron a votar a centros a los que acudieron solo los Mossos, pero el último testigo de la semana, un hombre mayor de pelo canoso y gafas que entra en la Sala de Plenos del Tribunal Supremo tras el receso con un lazo amarillo en la solapa de su chaqueta gris, es diferente.

– ¿Puede indicar al tribunal cuál es su profesión? – le pide el abogado Jordi Pina.

– Policía Nacional jubilado – responde el testigo, que se llama Nemesio Fuentes y es independentista, tal y como ha reconocido en distintos medios catalanes en los últimos meses, como El Nacional.cat o TV3.

Ante el Tribunal Supremo explica que él se presentó como voluntario junto a otros vecinos «para permitir que se pudiera votar». Estuvo en el Instituto Quercus de Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona), donde un agente de la Guardia Civil recibió el impacto de una silla cuando entró en el centro tras fracturar la puerta y cayó al suelo, aunque el testigo tiene su particular versión de lo que ocurrió. Una versión que difiere del testimonio que el propio afectado hizo en el juicio y de las imágenes captadas de ese momento.

«Mi percepción personal es que la silla no fue la culpable de que él cayera, sino que él pisó los propios cristales que había roto, cayó y en ese momento la silla le impactó», ha señalado Nemesio, que estaba justo dentro del centro cuando ocurrió.

El testigo asegura que cuando la Guardia Civil llegó al instituto en «ningún momento dijeron ni una palabra» y que «agredieron» a los ciudadanos que estaban allí para poder alcanzar la puerta. «Yo tenía tres hijos fuera. Los tres fueron agredidos, dos con lesiones», ha asegurado este expolicía, que ha negado que las personas allí concentradas pegaran primero a los agentes: «Hubo muchas patadas y empujones, pero por parte de los agentes».

Preguntado por el fiscal Jaime Moreno por si sabía que el referéndum había sido suspendido por el Tribunal Constitucional y que el TSJ de Cataluña había ordenado que se prohibiera, ha respondido que «sí», pero que el auto de la jueza también hablaba de que «la gente no debía ser agredida y que se debía desarrollar de forma pacífica».

– ¿Escuchó usted algún tipo de insulto o amenaza? – pregunta un abogado de Vox, que ejercer la acusación popular.

– Los normales.

– ¿Cuáles son los normales, para usted?

– Viendo lo que estaba pasando pues «hijos de puta». Yo no sentí amenaza de muerte ninguna. «Cabrones»…. Siempre con las manos en alto….

– Es suficiente, señor, es suficiente – zanja Marchena,  que cita a los presentes el lunes a las diez de la mañana.

RTVE

Anuncios
About el comunista (55631 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: